Amor

Dale a “Me gusta” compártelo en Facebook y podrás ser elegid@ para entregarte esta tarjeta regalo para ELLAS y para ELLOS todos los días a las 9 de la mañana CONDICIONES: Ser elegidos como “Caras del Día” por el equipo de Interactúa Liruch.

Cuando os decidís a vivir en pareja, sabéis que se trata de un paso importante. Al momento de tomar esta determinación posiblemente tenéis una imagen mental de cómo será compartir un hogar con tu “media naranja”, pero más allá del romance y el sexo hay diversas situaciones que se convierten en parte de la cotidianeidad.

12 situaciones comunes de las parejas que viven juntas

Si asumisteis el desafío de compartir la rutina con vuestro galán, ya habéis identificado algunas situaciones comunes de vivir en pareja.

1. Olvidarse de la intimidad al ir al baño

Dejar la puerta abierta para ir al baño, o que vuestra pareja entre cuando ya lo estáis ocupando, ni siquiera se os pasa por la cabeza al iniciar la relación. Al vivir juntos, sucederá habitualmente.

2. Las compras ahora son compartidas

Al independizarse, una de las actividades más agotadoras son las compras mensuales. Cuando el hogar es compartido, al menos tenéis a alguien ayudándoos a decidir qué es importante y también a cargar la mitad de las bolsas.

3. Que ataque de sueño durante el sexo

No es algo grave o que demuestre desinterés, pero al vivir en pareja el sueño puede llegar durante el sexo. Lo anterior es comprensible, porque las responsabilidades aumentan y se comparten.

4. Tener a alguien que te cuide cuando estéis enfermo

A pesar de que ninguno de los dos tenéis la mejor cara cuando estáis enfermo, que alguien os cuide y prepare una sopa, es una de las pequeñas maravillas de compartir vuestro proyecto de vida.

5. Dejar la depilación para el verano

Aunque para algunas de nosotras es difícil imaginarnos ir a una primera cita sin depilar, cuando ya vivimos con nuestra pareja, este hábito deja de ser importante en el invierno.

6. Cocinar juntos se vuelve un divertido panorama

La cocina no es demasiado divertida si se vive solo, pero os aseguro que cuando viváis en pareja se convertirá en un entretenido panorama y excusa para estar juntos.

7. No preocuparte por reprimir funciones biológicas

Si antes os avergonzabais de los ruidos estomacales y otras funciones biológicas algo molestas, aquellas parejas que viven juntas ya no reprimen esas necesidades y olores desagradables.

8. Las duchas de a dos son mejores

Una forma entretenida de ducharse, que quienes viven en pareja podéis disfrutar a menudo, es hacerlo juntos. Sin duda, una manera juguetona y sexy de ahorrar agua.

9. Tienes a alguien con quien conversar después de un mal día

Esos días en que parece que todo va mal y llegáis a casa con ganas de que termine pronto, la mejor satisfacción es tener a esa persona especial que os escuche y apoye cuando lo necesitáis.

10. Las discusiones por temas domésticos

Aunque parezca exagerado situaciones como dejar la pasta dental abierta, la tapa del baño sin bajar o que alguno tire su ropa en el suelo, son temas que causan discusiones al vivir juntos.

11. Aprendes a compartir las responsabilidades

Formar un hogar en pareja no solo es romanticismo, sino que otra parte importante es asumir nuevas responsabilidades. Lo positivo de ello es que podéis afrontarlas en conjunto.

12. Los estados de ánimo son contagiosos

Al igual que los bostezos, si ya estáis viviendo con tu pareja, sabéis que los estados de ánimo (buenos y malos) en ocasiones son contagiosos

Aquellas parejas que viven juntas saben que compartir un hogar es una experiencia de altos y bajos, pero que vale la pena cada minuto que pasáis el uno con el otro.

Al iniciar una nueva relación, vives una etapa de expectativas. Es posible que ambos estéis muy ilusionados con este amor. Sin embargo, es recomendable que intentes evitar la impaciencia tan propia de esta etapa, para conocerle mejor y tomar decisiones con más seguridad.

Consejos para iniciar un nuevo amor

1. Deja atrás malas experiencias

Tienes que estar segura de que has superado el pasado, has cerrado el capítulo de cualquier historia previa. No sientes nostalgia por el ayer. Tampoco has empezado a salir con este chico para darle celos a tu ex. Realmente, estás ilusionada en las citas y observas esta misma implicación afectiva por su parte. Este es un muy buen síntoma de felicidad.

2. La felicidad tiene muchos matices

El noviazgo es una etapa de conocimiento, pero no puedes poner todas tus expectativas de felicidad en esa relación. Es decir, no cambies tu rutina por esta agradable novedad. Sigue disfrutando de tus objetivos profesionales, comparte tiempo con tus amigas y con tu familia, practica tus aficiones y lucha por tus metas individuales. Cualquier amor es mejor cuando nace de una libertad que es imposible en un vínculo de dependencia.

3. Vive nuevas experiencias y oportunidades

Esta es una nueva oportunidad de amar y ser amada. Vive el presente como un regalo, pero sin tópicos de las almas gemelas. Es decir, no necesitas conocer a alguien que te complete como ser humano, porque en tu interior, tienes todos los recursos necesarios para ser una mujer libre, autónoma e independiente.

4. No hagas promesas de futuro antes de tiempo

Aunque te resulte muy romántica la idea de decir “te quiero” en la tercera cita, la realidad es que entonces no os conocéis de verdad. El enamoramiento no es amor, es solo el inicio del deseo.

5. Mentalidad positiva

No puedes cambiar tu pasado amoroso, pero sí puedes crear tu presente con una actitud positiva. Por tanto, enfócate en tu vida actual. No compares esta relación con noviazgos previos porque cada historia es única. Escucha tu razón y tu corazón porque así alcanzarás el equilibrio de la sabiduría afectiva.

6. Atrévete y vive el presente

Incluso aunque algo salga mal, no existe nada más triste que quedarte con la duda de saber qué hubiese pasado en caso de intentarlo. Es natural que al inicio de la relación tengas dudas sobre el futuro de la misma. Sin embargo, solo encontrarás las respuestas si te das la oportunidad de vivir ese amor en coherencia con tus propios sentimientos.

7. Una boda no lo es todo

Al inicio de la relación puedes sentir que la vida es de color de rosa al compás de las mariposas en el estómago. Sin embargo, estos síntomas no son eternos. No tomes decisiones de boda en esta fase. De lo contrario, puedes arrepentirte por haber tomado una decisión para la que no te sentías verdaderamente preparada.

Al iniciar una nueva relación, puedes poner en práctica estos consejos útiles para cuidarte a ti misma. No inicies esta historia por miedo a la soledad. Este nuevo amor debe sumar cosas buenas a tu vida. Si se convierte en una resta, entonces, es mejor que ambos os digáis adiós con respeto.

 

Amigas y amigos de Liruch, hoy queremos tocar con vosotros un poco de literatura, queremos dar la recomendación de la semana. Buscando en el top de los más vendidos de amazon, hemos encontrado esta joya que hará poner tu piel de gallina.

Estamos hablando de una novela erótica para mayores de 18 años. Sabemos que en estos últimos años hemos sido consumistas de novelas eróticas, pero amigas de Liruch, esta novela me parece que merece una oportunidad, por eso queremos recomendarla como elección de la semana.

¿Pero quién es Amanda Seibiel?

Ella se describe muy bien en su web donde nos cuenta un poco sobre ella:

Nací en Galicia y, a los 24 años, fijé mi residencia en Alicante. Allí me enamoré de mi marido, que me pidió matrimonio al día siguiente de conocernos. Llevamos diecisiete años juntos y tenemos un hijo. Son lo mejor que me ha pasado en la vida.
Un día, por asuntos de trabajo, mi marido me pidió que le escribiera unos relatos eróticos. Escribí tres. Me pidió que le añadiera otro capítulo a uno de ellos, así que, poco a poco, fue creciendo hasta dar forma a mi primera novela, Lo que quiero lo consigo.
Soy una mujer a la que le gusta la tranquilidad, disfrutar de mi marido, mi hijo y mis tres chihuahuas. Me aportan la felicidad que necesito y las fuerzas para levantarme a las seis de la mañana, sentarme ante el ordenador durante horas y seguir creando historias. Me gusta salir a caminar y, siempre que puedo, me escapo a la playa. Soñé con viajar y lo hice. He viajado muchísimo, pero todavía me quedan lugares por descubrir. Esa es mi pasión. También me encantan las gominolas y el chocolate, que en mi casa no pueden faltar. También adoro los animales: si veo un perrito por la calle, tengo que ir a tocarlo, no puedo evitarlo. Soy protectora con los míos y los defiendo a muerte. Odio las mentiras. Siempre digo que la mejor palabra para definirme es «rara», pero me encanta.
Esta soy yo. Con la verdad por delante y mil y una historias que contar. ¿Me sigues?

http://amandaseibiel.es/

https://www.facebook.com/amandaseibiel

Amanda Seibiel nos presenta dos libros, uno de ellos que se llama: Lo que quiero lo consigo.

Narra la historia de Verónica Ruiz una chica que vive en Madrid y trabaja como dependienta. Ella decide irse de vacaciones a Cancún junto a una amiga, en estas vacaciones conoce a Marco.

Lo que en un principio solo es un simple coqueteo, se convierte más tarde en encuentros forzados donde el sexo salvaje aumenta el deseo de Verónica hacia él. Y ese deseo parece crecer también en Marco, que comienza a acosar a nuestra protagonista. Pero el problema viene cuando Verónica debe luchar contra la obsesión que, poco a poco, nace en su interior hacia Marco; y también porque él parece dispuesto a hacer cualquier cosa para conseguir lo que se propone.

Una novela de 434 páginas que te enganchará desde la primera línea.

Disponible en el siguiente enlace

Amanda además nos deleita con un libro donde recopila sus relatos, una bomba de erotismo y pasión, historias que llegarán muy dentro tuyo. Lo bueno de estos relatos es que son sencillos, nada monótonos, sin tapujos, hasta consigue hacernos sentir las protagonistas de las historias. Incluye:

1.- Lunes de corazones. 2.- Rosas al corazón. 3.- El pinchaso de la medusa. 4.- Vacaciones naturales. 5.- La masajista. 6.- La chica de las botas tejanas. 7.- Avance “Lo que quiero lo consigo”

Disponible en amazon en el siguiente enlace.

 

 

Podemos ver un book trailer en https://www.youtube.com/watch?v=2ljI5HQVOzs

Los celos son algo muy común y natural, pero es algo que solo te arrastra. Los celos pueden formar una gran barrera entre tú y la persona que quieres, puede causar que hagas cosas de las que luego te arrepientas y que nunca harías. Frenar esto es difícil pero anda imposible. Podría ser algo tan sencillo como distraerte o tan serio como buscar el porque y atacar ese mal.

  1. Lo primero de todo es identificar los celos, identifica la situación que provoque tus celos.
  2. Hay que hacer frente a los celos desde dentro. Aumenta tu autoconfianza, los celos son el resultado de tu inseguridad y de una baja valoración personal.
  3. Evita a toda costa compararte con otras personas, hazte amigo de quien creas que lo tiene todo y descubrirás que incluso la persona que admiras tiene sus propios problemas de confianza.
  4. Haz lo opuesto a lo que haría una persona celosa. Cuando sientas que los celos te embarguen, no reacciones de una manera destructiva haciendo acusaciones, dejándole de hablar a alguien ni haciendo pequeñas indirectas sarcásticas. Más bien, procura hacer lo que una persona confiable haría en tu lugar.
  5. Reconoce que la paranoia es parte de los celos. Los celos hacen que crees tus propias películas en tu cabeza, no dejes que te inunden de negatividad.
  6. Aprende a confiar y deja ir. Confía y confía, sabemos que es más fácil decirlo que hacerlo, pero es algo que aprenderás con fuerza interior.Tienes que dejar de pensar en el pasado y volver al presente. Observa a la persona que te cause los celos: ¿acaso te ha dado alguna vez algún motivo para no confiar en él o ella?
  7. Escucha siempre tus sentimientos sin llevar las cosas demasiado lejos y descompensadas.
  8. Ten expectativas razonables sobre el tiempo que alguien te pueda dedicar. Si tu hijo o pareja no pasa nada de tiempo contigo, entonces tus preocupaciones serán válidas, pero si pasa un buen rato contigo, pero crees que nunca es suficiente, entonces estarás exigiendo demasiado.
  9. Trata de pensar en las personas de una forma positiva. Los celos son un comportamiento basados en el miedo. Pasas mucho tiempo preocupándote por algo malo que todavía no ha sucedido y quizá nunca lo haga.

Recuerda cuidar a al gente, no alejes a quién te quiere, la cabeza a veces juega muy malas pasadas y nosotros tenemos que aprender a controlar estos sentimientos.

El equipo Liruch te desea que te vaya muy bien y nuestros humildes consejos puedan ayudarte.

Ámame sin preguntas, que yo te amaré sin respuestas”

Toma nota y apunta estos 5 consejos que vamos a darte para sacar lo mejor de tu pareja y de ti en la relación.

Cuando estamos en una relación es muy difícil mantener una relación de pareja sana y en armonía, es cierto que hay parejas que se saben llevar de maravilla, pero a veces otras necesitan de unos pequeños consejos para saber llevar su día a día. No es un trabajo del todo sencillo, siempre escuchamos que para que la monotonía o una relación tensa no inunden nuestra relación cada uno debe de dar lo mejor de sí. Pero ¿Que significa eso y cómo se puede lograr?

Según la terapeuta de 5 mejores hábitos en el amor. Paula Santurini dice que para sacar lo mejor de ti en una relación significa utilizar tu propia fortaleza y trabajar mucho para mejorar las debilidades en los pro de la relación y la felicidad en ambos, y viceversa,

Pero claro, como todo es mas fácil decirlo que hacerlo, así que hemos recopilado varios consejos de expertas en el tema y ellas encantadas han decidió compartir sus consejos con todos los Liruchos y Liruchas, para que tanto tú como tu chico puedan sacar lo mejor de cada uno en la relación. ¡Atenta!

  1. Trabajar siempre en lo individual. Lo primero de todo que se debe hacer es reflexionar cada uno sobre sus cualidad y también sobre sus defectos, esto hay que tenerlo muy claro para poder explotarlos. Hay que olvidar la idea de fingir lo que no somos para hacer feliz a la otra persona, esa es la forma más fácil de ir por el camino de la desilusión amorosa. Una buena terapia en casa es tomarse cada uno su tiempo para analizar cada cualidad de la otra persona y también los aspectos negativos, siempre de una manera respetuosa.
  2. Llegar a un acuerdo es lo primordial. Una vez superada la fase de descubrir o aceptar los defectos y virtudes individuales, hay que saber alimentarse de esto que hemos sacado, por eso recalca lo que más te gusta de esa persona y puedes darle sugerencias de cómo podría ser mejor y que él haga lo mismo por ti. Es importante compartir lo que piensa el uno del otro. Y en base a eso ir creciendo, construyendo un modelo de pareja.
  3. El cariño es fundamental, trata a la otra persona con cariño. A veces tenemos la manía de recalcar los defectos de nuestra pareja, pensando que es una forma de motivar para que mejore, pero esto es contraproducente. Por naturaleza cuando las personas se nos trata con amor, somos más agradables y capaces de dar lo mejor de nosotros, por eso mismo si buscamos lo mejor de la otra persona tenemos que aprender a tratar con amor.
  4. Piensa que deseas construir con tu pareja, crear metas en pareja es una forma positiva de crecer. No olvidar durante ese camino decirse lo mucho que aporta cada uno al otro para lograr esas metas, esto hará que cada uno saque lo mejor de sí.
  5. Siempre hay que ser realistas. Para sacar lo mejor de ti, lo que realmente haría feliz a tu pareja, es necesario que lo observes profundamente y prestes atención a lo que quiere.

Tienes que recordar que formar un buen equipo es lo mejor, no tener miedo a expresar lo que sentimos. Para ser feliz en una relación hay que trabajar cada día, sin descuidar a la otra persona.

1 2 3 11