¿Porque nos cambia el humor cuando estamos con la mestruación?

Todo tiene una explicación y para estos estados de ánimo la respuesta es las hormonas. En este post hablaremos acerca de cómo las hormonas pueden afectar el estado de ánimo durante la menstruación en las mujeres, descubre el porqué de muchas de tus acciones y sentimientos.

El inicio de la regla

Dado a que la menstruación comienza con una bajada de los estrógenos, en los primeros días de la regla las mujeres se sienten cansadas y muchas veces sin fuerzas. En estos días lo más recomendable es ponerse una ropa cómoda que nos haga sentir a gusto. Además, bajarán nuestros niveles de hierro, por lo que lo ideal es consumir alimentos ricos en este nutriente.

Tras la regla, comienza la fase de ovulación, ideal para esas mujeres que buscan embarazarse. Además, será la fase en la que te sentirá s más guapa y sexy que nunca. Después de la ovulación llega la fase lútea, fase en la que los estrógenos bajan otra vez y comienzas a sentirte más decaída y triste. Al mismo tiempo te empiezan a aparecer algunos granos, debido a que tu grasa cutánea aumenta. Debido al aumento de los niveles de progesterona, tienes más sueño de lo normal. Una semana antes de la menstruación comienzas a hincharte y los niveles de glucosa de tu cuerpo disminuyen. Te sientes más irritable y sensible, la regla ha llegado de nuevo.

¿Por qué nos sentimos mal cuando estamos con la regla?

1.Que si te sientes menos guapa, que si estás inflada, que si de repente te pones tristona… ¡Piensa que les pasa a todas las chicas! Puedes hablar con tus amigas, tu madre o tu hermana ¡y te sentirás mucho mejor!

2.¿Es irregular? Es normal que el primer año de regla te venga de forma irregular. Algunas chicas tardan meses en volver a tenerla, otras manchan un poquillo entre regla y regla y hay a quien le viene cuando le da la gana. No te comas la olla…

3.Duración: La media es 5 días. En el primero y el último sueles tener flujo escaso y en medio + abundante. Pero hay chicas que en 3 días ya están y otras que necesitan una semana. ¡Cada regla es diferente!

¿Cómo te afecta?
1.Granitos: Cuando te viene la regla, las hormonas se revolucionan y eso puede hacer que te salgan  granitos. Por eso, durante la regla hidrátate la piel más que nunca y utiliza un buen corrector para taparlos… ¡Se  irán muy rápido!

2.Cambios de humor: Si unos días antes de la regla te sientes rayada o triste, no es que se te vaya la pinza, ¡es que tienes el síndrome premenstrual! Suele pasar con frecuencia y también puedes sentir un poco de dolor en pechos, espalda o cabeza. Tranqui, casi siempre desaparecen tras el primer día de regla.

3.Va genial: Hacer ejercicio, comer sano evitando la sal y los refrescos ¡y relajarse a saco varias veces al día!

SEXO CON REGLA

Consigue algunas toallas. Debes evitar que tu flujo menstrual (combinado con todo lo demás) manche tus sábanas y tu colchón, así que cuando tengan sexo coloca algunas toallas debajo de ti y algunos pañuelos desechables a tu lado. Las toallas estarán en uso constante, los pañuelos los utilizarás para limpiarte justo antes de sentarte (cuando todo esté dicho y hecho).

  • Si el olor es un problema, no dejes que se arruine el momento, tápate con una sábana. Si la mantienes arriba de tu sección media, ayudará a bloquear los olores.

Quédate en la postura del misionero. Recuéstate sobre tu espalda para reducir el flujo de sangre durante el coito.[1]

  • También debes tener cuidado con las penetraciones profundas, ya que el cuello uterino puede estar más bajo y mucho más sensible durante la menstruación. Si algo te lastima, díselo a tu pareja y procedan con cuidado.

Tengan sexo en la ducha. Esto no solo es más limpio desde el primer momento, sino que también es un cambio de ritmo. Si estás debajo del flujo del agua, el otro flujo se volverá mucho menos visible. Si caben los dos cómodamente, inténtenlo (¡si todavía no lo han hecho!)

Es mejor no usar mucho las manos. Lo más probable es que para él no sea agradable tocar el revestimiento uterino, por lo que es mejor si no empieza a tocarte por allí abajo. Si eres de las que necesita mucho juego de estimulación, ¡este es tu día de suerte! Tendrás un lubricante natural, así es que sus dedos (o lo que sea) pueden tomarse la noche libre.

  • Eso no significa que se salten completamente el juego de estimulación. No, no, no, ¡eso sería un error! Solo úsalo como excusa para experimentar nuevos trucos y movimientos.

Es mejor si lo hacen en tus días de menos flujo. Esto tiene sentido. Si sabes que los días 3 a 5 son más ligeros que los días 1 y 2, aguántate esas 48 horas. Deja que la anticipación crezca y evita los viajes incómodos a la lavandería.

  • Si a tu pareja no le molesta y él prefiere que lo hagan el primer día de tu menstruación, evalúa tus preocupaciones. Tal vez sea algo que puedas superar. Después de todo, no es menos higiénico que lo que has estado haciendo. ¡Solo es un poco más rojoToma una ducha al terminar. Probablemente habrá por lo menos alguna sección en la piel que necesite lavarse. Si no optaron por tener sexo en la ducha, toma una ducha al terminar por lo menos para darte un enjuague rápido. También te sentirás mejor.
    • Si usas juguetes durante este tiempo, asegúrate de limpiarlos inmediatamente. Aplazarlo solo dará como resultado una experiencia no muy atractiva. Teniendo esto en cuenta, límpialo todo, lo antes posible.

TOMA NOTA

En primer lugar es bueno que sepas que no es perjudicial mantener relaciones sexuales durante la menstruación, ni es algo impropio o inmoral, se trata de una decisión de la pareja que no genera ningún efecto negativo sobre nuestra salud, por eso es conveniente romper tabúes. De hecho investigaciones científicas revelan que el coito durante estos días disminuye la inflamación y los dolores menstruales, además de resultar muy placentero para la mayor parte de las mujeres debido a la buena lubricación de la zona.
Hay parejas para las que simplemente el tema no representa ningún problema, hombres que no sienten ningún tipo de malestar, mujeres a las que simplemente no les importa estar en esos días para disfrutar del sexo. Esta combinación es ideal pues hace todo mucho más fluido, pero si no sabes cómo reaccionará tu pareja ante este escenario, lo mejor es conversarlo con anticipación para asegurarte que ambos estarán cómodos.Otro aspecto importante a recordar es que, aunque tener sexo con la menstruación puede resultar muy placentero, hay que tomar en cuenta que este tipo de prácticas es mejor llevarlas a cabo con una pareja y no con un compañero ocasional. En todo caso en ambas situaciones es importante usar preservativo pues aunque no hay riesgo elevado de embarazo si estamos más propensas a las enfermedades de transmisión sexual durante este período.
Para sentirte cómoda y segura y que ambos disfruten del sexo durante la menstruación es muy importante tomar en cuenta las medidas de higiene, por eso lava tu área vaginal con un jabón especial para el uso íntimo justo antes del coito, así mantendrás a raya los típicos olores de este período. Si mantienes la higiene el disfrute estará 100% garantizado.
Si quieres tener el máximo placer pero no someter a tu pareja a tu flujo hay varias medidas para solucionar este inconveniente. La primera de ellas son los tampones suaves, se trata de unas pequeñas esponjas sin hilo que permiten la penetración al tiempo que retienen el flujo menstrual, una excelente invención para disfrutar durante esos días.

Una gran opción si quieres prescindir de cualquiera de estos productos pero al mismo tiempo controlar el flujo es tener sexo en la ducha o la bañera durante la menstruación. De este modo pueden contar con que ni los olores ni el flujo serán un problema, al mismo tiempo ambos podrán disfrutar de la penetración debido a que la vagina está mejor lubricada que habitualmente.

COMPARTE.