Sexo

Hoy Liruch quiere deleitarte con seis razones para hacer el amor delante de un espejo, ya que siempre nos gusta que rompáis la rutina para hacer del sexo algo más divertido.

Casi siempre nos imaginamos la escena de alguna película, y a muchas parejas les resulta especialmente interesante hacerlo frente a un espejo, a pesar de que nadie lo admite casi todos sentimos el síndrome de voyeur. ¿Nunca te han intrigado los espejos?, aquí te dejamos nuestras seis razonas, a ver que piensas.

Erotismo. Verte reflejada en el espejo mientras haces el amor hará que te sientas como en las películas, a pesar de que muy pocos de nosotros no hemos visto nunca una película erótica, ver una escena de sexo con tu pareja crea algo de erotismo.

Luz verde a las fantasías. Mirarnos en el espejo mientras hacemos el amor nos ayuda a ser más audaces al apreciar el cuerpo de tu pareja y el tuyo en plena acción.

La mirada táctil. No estamos muy entrenados, pero mirar sexo tiene una función táctil, peculiaridades que a menudo se pierden con la suficiente rapidez, la prisa de ir directamente al grano. Con un espejo el deseo aumenta, pudiendo apreciar todo lo que sucede también con la vista.

Voyerismo puro. El espejo refleja todo lo que ocurre, es un juego que implica espiar a tu pareja y a ser espiado que es una de las cosas que más excita a la mayoría.

Los detalles. Muchos gestos están cargados de erotismo, pero por desgracia no podemos verlos. No hay cosa más emocionante que sentir como los dedos acarician tus hombros buscando el cierre del sujetador, pero ¿alguna vez te has preguntado lo atractivo que podría ser ver el sujetador como se abre de repente?, pues con un espejo se es capaz de captar muchos momentos y detalles como estos.

Auto-erotismo. Con el espejo se multiplica, el sexo ya no es de dos personas, pero también existe el auto-erotismo quizás no te excite tanto ver a la otra persona pero si te excita verte a ti mismo haciendo el amor.

Bueno amigos de Liruch, aquí lo dejamos, esperando a que nos contéis como os ha ido.

En Liruch queremos hacerte saber algunas de las posturas del Kamasutra ideales para el hombre y así mejorar la vida sexual y la comprensión de la pareja en el sexo.

Para las mujeres esta el famoso punto G, y para el hombre tenemos el punto L, que para ellos es lo más de lo más. Es un punto que esta muy cerca de la próstata situado en la raíz del pene, entre los testículos y el ano.

Además de conocer estas nociones, que constituyen la base de la materia y es esencial para la satisfacción y el placer de tu chico, esto es un buen antídoto para poder combatir la rutina sexual, y así darle algo de vidilla al sexo.

Sin duda es buena idea recurrir al Kamasutra ,”ya que es la Biblia del placer”, la cual nos puede llenar de buenas ideas, tanto para él como para ella. El Kamasutra nos da la respuesta a una pregunta que persiguen muchas mujeres: ¿Cuáles son las mejores posiciones para ellos? Todos no opinan igual pero la mayoría si que coinciden en las mismas posiciones, que son ,especialmente capaces de de dar más placer.

Una de ellas es la posición llamada Roca, es una posición muy similar la clásica del misionero (la mujer abajo y el hombre arriba), en la posición roca las piernas de la mujer descansan sobre los hombros del hombre, por lo que la penetración es más profunda, y el hombre tiene más control y libertad de movimiento.

La otra posición es el llamada Perrito, es una de las más emocionantes para el hombre, en la que dispone del control total de la profundidad de la penetración, el ritmo y sobretodo disfruta de una hermosa vista de la cara B de su pareja. Esto no es nada nuevo,en primer lugar porque uno de los mas preciados sueños del hombre es el sexo anal.

A pesar de que han pasado más de 2000 años, todavía se sienten fascinados por las posiciones descritas en el Kamasutra, en total son 64 posturas, las cuales se pueden poner en práctica dándole también rienda suelta a la imaginación.

Recordar que cualquier posición que le permita llevar sus movimientos libremente y a su gusto sera placentera para él.

La adicción sexual  incluye un conjunto de condiciones psicopatológicas que se caracteriza por pensamientos intrusivos y fantasías sexuales asociadas a la pérdida de control de la conducta sexual.

La adicción sexual cae en la categoría de “adicciones sin drogas”, es decir, comportamientos patológicos que implican actividades aparentemente inocuas, como la comida, los juegos de azar , el trabajo y la sexualidad.

El concepto de adicción sexual se confunde a veces con la agradable e intensa sexualidad que goza la población general. Algunas personas viven excesos sexuales, pero son capaces de controlarlos, los adictos al sexo, por el contrario, han perdido el control sobre su capacidad para decir no y para elegir. Su comportamiento sexual es parte de un ciclo de pensamientos, sentimientos y acciones que ya no se pueden controlar. A pesar de las graves consecuencias de sus actos, estos individuos son incapaces de detener su comportamiento autodestructivo.

El sexo se convierte en una necesidad primaria por la cual todo lo demás puede ser sacrificado, incluyendo la salud, la familia, amigos y trabajo. Los comportamientos que los adictos al sexo son variadas y pueden incluir: promiscuidad sexual, relaciones sexuales con prostitutas, las fantasías sexuales continuas, masturbación compulsiva, exhibicionismo, voyeurismo, prácticas sadomasoquistas, etc,…

Como consecuencia de esta enfermedad, la persona puede traer consecuencias a varios niveles: físico, económico, emocional, cognitivo y social. Físicamente, la persona puede desarrollar disfunción sexual tradicional (eyaculación precoz o tardía, trastorno del deseo sexual, etc.), enfermedades venéreas o problemas tales como úlceras, presión arterial alta, el agotamiento nervioso y trastornos del sueño . En el plano económico, la adicción sexual puede implicar costos, como la prostitución, la pornografía, las herramientas sexuales, la telefonía erótica, costos legales como consecuencia de delitos sexuales o de divorcio, por no mencionar también las pérdidas en el lugar de trabajo. Ésta también tiene un profundo impacto en la vida emocional de la persona (como el caso puede experimentar un aumento de la ansiedad, culpa, vergüenza, depresión y agresión) y puede tener efectos profundos en los procesos mentales (la intrusión de pensamientos y fantasías no deseados puede evitar que la persona que trabaja y se centran en ocupación normal). Además, un buen porcentaje de adictos al sexo se deteriora sus relaciones emocionales y relacionales y plantea un grave problema de relación.

Para aquellos que sufren de adicción sexual se ha demostrado la eficacia de los programas de tratamiento integrados que incluyen la terapia de grupo, psicoterapia individual y farmacológica. La terapia de grupo son útiles para aliviar el sentimiento de culpa, el secreto, también proporcionan un apoyo sustancial para la motivación para alcanzar los objetivos terapéuticos.

La psicoterapia de orientación cognitivo-conductual sigue siendo la intervención más estructurada y, actualmente, el que ofrece el mayor potencial para el tratamiento de la adicción sexual. El tratamiento psicofarmacológico, en algunos casos, puede ser útil asociada con intervenciones psicoterapéutica.

En Liruch nos gusta disfrutar del sexo, no que este sea un problema.

La técnica sexo Karezza no es nueva, de hecho, es bastante antigua al haber sido inventada por un médico estadounidense en 1883. Hoy en día está otra vez de moda tanto que lo puedes encontrar en libros, en diferentes sitios web y en diferentes idiomas.

Practicar el sexo Karezza permite llegar al orgasmo, en realidad ganar más control sobre su propia excitación y la de nuestra pareja, llegando a un estado superior de bienestar y satisfacción.

Esta forma de hacer el amor se inventó para desarrollar un tipo de sexo tántrico que permitiría prescindir del condón, el cual, según el médico, interfiere en el intercambio de magnetismo entre la pareja. El sexo Karezza fue prohibido por el Papa Pío XII, tras este tiempo extinguido se encuentra otra vez de moda en la actualidad.

Las parejas que usan esta técnica suelen alcanzar una mayor sensibilidad de placer y tener un mayor nivel de disfrute general, porque hay una mayor unión y una mejor vinculación emocional entre sí. Al final del día, se puede hacer el amor durante más tiempo sin cansarse y sin llegar al punto en que una persona piensa sólo en su propio placer en lugar del placer de su pareja. Según los expertos, esta técnica fortalece el vínculo entre las parejas y clientes potenciales para disfrutar del sexo más a menudo, que por lo general disminuye con el tiempo. Los hombres con problemas de erección muy a menudo no logran superarlos. En concreto, las ventajas del sexo Karezza pueden explicarse por el hecho de que durante el orgasmo los niveles de oxitocina, la hormona del amor, tienden a disminuir, al tiempo que aumenta de manera constante durante las relaciones Karezza.

Para empezar a probar esta nueva forma de hacer el amor, se debe comenzar por la lectura de algunos libros sobre el tema, también debe tenerse en cuenta que se necesita un poco de tiempo para familiarizarse con esta técnica y beneficiarse de ella.

Y ahora pasemos a la práctica con unas sencillas recomendaciones:

  • Paciencia: Lo más importante de esta técnica es dedicar tiempo y paciencia, la pareja debe encontrarse lo más relajada y cómoda posible, realizando incluso largos ejercicios de respiración, como siempre inhalando suavemente por la nariz y exhalando por la boca, esto nos ayudará a liberar tensiones innecesarias.
  • Imaginación: Pon a prueba tu imaginación y explora sin tapujos zonas erógenas de tu pareja que antes nunca habíais probado, da rienda suelta a tu mente sin miedos.
  • Suavidad: Las caricias y besos que des a tu pareja deben ser lentos y suaves, hay que controlar todo esto con mucha atención para facilitar el placer.
  • Silencio: Cuanto más callados estéis mejor, tratar de no hablar, sonreír y miraros a los ojos profundamente, lo que sí es recomendable es que demostréis con sonidos lo que os hace sentir bien, por ejemplo en los orgasmos.

 

Hoy vamos a contar la historia morbosa que una de nuestras amigas de Liruch nos ha pedido que la publiquemos.

Habíamos decidido ir a patinar sobre el hielo, yo estaba en el asiento trasero con dos de mis amigos. Desde hace mucho tiempo y con frecuencia nos divertimos haciendo cosas locas que, en general, la gente normal no hace, sobretodo nosotras las chicas nos lo pasamos en grande.

Paramos a comernos un bocadillo rápido para irnos a patinar sobre hielo. Esta vez me senté en la parte trasera del coche, justo en medio de mis dos amigos, puse cada mano sobre las piernas de mis amigos y empecé a deslizarlas sobre sus muslos.

Pronto empecé a notar como crecía su excitación, fue emocionante sentarse entre dos chicos excitados, con las manos en medio de sus piernas, podía sentir como mi vagina estaba cada vez más húmeda, ninguno decidió mover las manos y tocarla. Yo estaba apretando sus pollas con las manos, sintiendo mi coño excitado, al momento ambos sacaron sus pollas.

Eran grandes, yo las quería dentro de mí al mismo tiempo, comencé a masturbarlos de inmediato, deslizándolas en mis manos, sintiendo su carne caliente y su movimiento pélvico. Podía sentir sus respiraciones excitadas y como habrían sus piernas con el fin de hacer más fácil el movimiento de mis manos. Movía mis manos de una forma rápida y enérgica, estaba excitada y mi gatito mojado, cerraba los ojos e imagina que tenía una de esas pollas en mis piernas y la otra en mi culo.

Entre amigos por lo general esto no se hace, pero en ese momento no éramos amigos, yo me sentía como una puta, eso me excitaba más, abrí los ojos y vi como mi amiga estaba masturbando a nuestro amigo que conducía.

Fue muy emocionante vivir esta situación, sentí que ambos estaban a punto de correrse, mientras que la cabeza de mi amiga se movía rápidamente entre las piernas del conductor, haciendo de él una de esas mamadas que serán recordadas.ç

A continuación, los chicos empezaron a temblar y comenzaron a verter leche caliente y densa, no pude parar y seguí masturbándolos hasta que llegó mi placer.

Delante de mí, mi amiga ya había terminado con el conductor relamiéndose los labios.

Hay muchas mujeres que experimentan dolor durante las relaciones sexuales pero no siempre se trata de algo grave. Las razones que causan el dolor pueden ser muchas, tanto orgánico, como también psicológico.

Aquí están los principales motivos y la manera de superar el problema.

Cándida: Cándida y otras infecciones menores pueden causar ardor y molestias durante el coito. Si se presentan fugas blanquecinas y malolientes, no dudes en consultar al ginecólogo.

El tamaño del pene: Si el tamaño del pene es demasiado grande y la penetración es muy profunda puede causar dolor.

Infecciones del cuello uterino: Infecciones en el cuello del útero y de las zonas más cercanas pueden crear dolor durante la penetración profunda.

Lesiones: Cortes o rasguños externos pueden causar ardor durante el coito.

Cáncer: Es difícil que el cáncer pueda causar dolor durante la relaciones sexuales, pero si se produce la primera vez después de los cuarenta años de edad hay que tener cuidado y acudir si demora al médico.

Problemas en los ovarios: Los problemas en los ovarios, tales como quistes ováricos, pueden causar molestias con algunas posturas en concreto. Intenta cambiar de postura y que los movimientos sean suaves, por lo menos hasta que desaparezcan los quistes.

Lubricación: La mala lubricación o escasez de flujo puede ser una de las razones e incluso una de la más comunes. Este problema se soluciona aplicando lubricante en las zona, o con el aumento de los juegos previos.

Ansiedad: La ansiedad y la tensión en el momento del coito hace que se endurezcan los músculos de la vagina y al intentar ser penetrada sea más complicada y causa el dolor durante la penetración. Cierra los ojos relájate y déjate llevar sin tensión.

Estamos hablando de zonas íntimas que no se tratan con remedios naturales o dejándolo pasar, tenemos que acudir a un especialista, aunque la mayoría de veces no es nada, quedarse tranquila vale la pena.

Chicas de Liruch ¿cuántas de nosotras sentimos dolor durante el coito?. Te animamos a que nos cuentes tu experiencia y soluciones.

La emoción que se siente al ponerse cachondo al aire libre es innegable, para que la aventura salga bien, Liruch te da uno consejos muy útiles.

Ahora ya sí es oficial, estamos en primavera y queda poco para el verano, lo que significa que empezamos a ir más ligeros de ropa, empezamos a dejar las piernas al aire y descubrimos los escotes, a esto le sumamos que los días son más largos y por ello podemos estar más tiempo al aire libre.

Hay muchas cosas interesantes que podemos hacer a la intemperie, no estamos hablando sólo de días de campo. El regreso del calor y el sol hace más viable que salten nuevas chispas incluso de una situación basada en la rutina.

En general la mayoría nos hemos aferrado y conformando con tener sexo bajo las sábanas y siempre dentro de las cuatro paredes de casa. Con sólo un mínimo de precauciones te puedes liberar y llevar todo tu deseo fuera del hogar.

Para mantener relaciones en el mar aún hace un poco de frío, por ello una buena opción es llevarlo a cabo en prados y parques, así que ánimo para ponerlo en práctica. Hay que tener en cuenta que no se puede ir demasiado a la ligera, a pesar de la pasión que agarra de repente, hay que tratar de no ir por ahí sin preparación, la razón es muy simple: lo que se está haciendo no hace daño a nadie, al menos en apariencia, pero es posible que nos podamos encontrar con alguna sorpresa con nuestros amigos señores de la ley. Por desgracia, no estamos en los Países Bajos, donde el sexo en los jardines públicos está permitido, siempre y cuando se mantenga alejado de las áreas de juego para niños.

Siempre hay que tener en cuenta que ciertas personas ven estos actos como privados e íntimos y por ello pueden herir su sensibilidad si no somos discretos, entonces ¿ debemos renunciar plenamente a la alegría de poder tener sexo al aire libre? Para nada, sólo tenemos que tener un mínimo de previsión y sentido común para llevarlo a cabo.

Consejos para hacer que el sexo al aire libre:

1- Hay que estar siempre alerta. No hay nada peor que divertirse en un prado y luego mirar hacia arriba y encontrarte gente. No hace falta decir que en estas situaciones siempre hay que mantener una estrecha atención a lo que nos rodea, para estar constantemente alerta y parar tan pronto como se sienta una presencia cercana, es mejor parar a tiempo antes de que os pillen en pleno acto.

2- Vestirse adecuadamente. Tenemos que tener en cuenta que hay prendas que nos son aptas para estos arrebatos espontáneos de pasión en lugares precarios. Elegid una ropa práctica: las faldas y vestidos para las chicas, y nada de cinturones y pantalones ajustados para los chicos. En resumen, hay que asegurarse de que tener todo lo que te permita “acelerar” el acto y poder vestirse de nuevo muy rápidamente.

3- Llevar una manta. Tener una toalla o una manta siempre en el maletero del coche, será muy útil cuando menos te lo esperas. Ironías aparte, una manta para extender en el suelo es clave: proporciona una mayor comodidad e higiene, y sobre todo, evitará volver a casa con la ropa llena de tierra, hormigas o manchas de hierba.

4- Mejor posición. Si no has olvidado lo dicho anteriormente, bien podría ayudar minimizar el riesgo hacerlo de pie, es obvio que esta posibilidad depende en gran medida de las proporciones y forma física de la pareja.

5- Estar mentalmente preparado para lo que nos espera. La belleza del sexo al aire libre es sólo el inconveniente, la velocidad, la situación totalmente precaria, y la adrenalina.

En resumen: La emoción proviene del contexto más inusual y el riesgo de ser pillados, hablando de preparación, un hermoso césped no es una buena excusa para olvidar un condón (y aún menos para salir de la escena del crimen).

Ahora chicas y chicos de Liruch lo que toca es divertirse, si queréis contar vuestras propias experiencias podéis dejar un comentario.

Queridas amigas de LIRUCH, lo prometido es deuda… La semana pasada hablamos de la teoría y hoy ha llegado el momento de hablar de la práctica.

EL CAMPO VISUAL.

Observa la protuberancia que forma su miembro bajo sus pantalones, quítaselos sin apartar la mirada de sus ojos, déjalo en ropa interior y dale un pequeño mordisco muy suave por encima de la tela. Ahora es momento de que saques su miembro y comiences a pasar toda la superficie de tu lengua de arriba abajo y sin perder el contacto visual.

LOS TESTÍCULOS.

Masajea con una mano sus testículos, muy suavemente. Ya comentamos la semana pasada que puede que estén más fríos que el resto de sus genitales, te recuerdo que es propio de esta zona para que el esperma se conserve mejor, no te preocupes.

Al mismo tiempo ve lamiendo toda la superficie del pene, usando como hemos dicho, toda la lengua variando el ritmo en cada lamida. Tú de momento saboréala sin llegar al glande, él se derretirá de placer si ve que tú disfrutas teniendo su miembro en tu boca, además puede disfrutar viendo y tocando tu cuerpo, es una combinación perfecta.

MÁS RÁPIDO MÁS DESPACIO, MÁS DESPACIO MÁS RÁPIDO.

Aquí es cuando llegamos al glande, lo vamos a hacer estimulándolo a lo grande, haciendo que Éste llegue a lo más profundo de tu garganta, seguidamente sácala y sigue estimulando con tus manos. Luego sigue lamiendo e introduciéndote el pene a diferentes profundidades, hasta que vuelva a llegar el momento que lo vuelvas a sorprender introduciéndolo hasta lo más profundo.

No tomes la masturbación como si fuera un bote de mostaza, hay que tener muy en cuenta cómo y dónde la ejerces la presión.

Cuando digo presionar un poco quiero decir que aprietes un poquito pero sin para de mover la mano de arriba abajo, no apretar como si estuviéramos haciendo un pulso.

Debemos de saber que muchas veces el peno no cabe entero en la boca, puede ser por el tamaño del pene o por nuestra capacidad. Esto puede solucionarse introduciendo el pene en la boca hasta donde llegue y con la mano cubrir la superficie que no ha podido ser introducida.

El glande no se debe morder ni estimular sin humedecer.

El chico no debe confundir las películas porno con la vida real, no es buena idea empujar su cabeza sobre el miembro, hay que hacerlo pero sin emplear demasiada fuerza, ya que podéis hacer mucho daño.

Y si te apetece darlo todo puedes darte golpecitos con su miembro en la cara, en los labios y en la lengua, lo importante es que os guste lo que estáis haciendo.

POSICIONES.

Las preferidas son:

-El hombre acostado boca arriba y ella de rodillas entre sus piernas, en esta posición poner una almohada debajo de las nalgas del hombre para poder llegar a la zona de el perineo y el ano.

-El hombre sentado y ella de rodillas, súper sexy!

-La privilegiada el 69.

EL ESCROTO.

No hay que lanzarse al pene y quedarse ahí, es más placentero recorrer toda la zona, con una mano separa los testículos para poder besarlos y acariciarlos, con la otra acaricia el escroto e incluso pasa la lengua.

Recuerda que para la felación la erección no es imprescindible., puede ser muy placentero comenzar la estimulación con el pene en reposo o sin llegar a una erección completa.

LO TESTÍCULOS.

Los nombro en todo momento por que es muy importante que sean mimados, junta el escroto y los testículos cogiéndolos firmemente pero con delicadeza.

EL TRONCO DEL PENE.

Comienza con las puntas de los dedos, forma un anillo con el pulgar y el índice o con toda la mano. La parte más sensible es la inferior a lo largo del tronco desde el glande hasta la inserción del perineo, cuando entre en acción tu boca lame todo generosamente y concentra la atención en esta parte inferior que hay mucha sensibilidad.

Con el sexo oral puedes hacer vibraciones sólo con emitir sonidos desde tu garganta, estas ondas le dan una suave estimulación, también se pueden utilizar los vibradores específicos que se ponen en la lengua y bajo de la mandíbula.

FRENILLO.

El frenillo está lleno de placer. Sácalo suavemente retirando el prepucio hacia la base. Con el dedo índice muy húmedo colocado en el frenillo haz pequeños mini círculos, a continuación pasa la lengua despacito y luego mas rápido.

JUEGA CON LA CORONA.

Es el borde más saliente, puedes jugar con la punta del dedo muy mojada y con la lengua, del frenillo a la corona sólo hay un paso.

MOMENTO SUBLIME.

Deja actuar a tu instinto haciendo movimientos de succión-deslizamiento, con la boca en forma de O y muy húmeda y absorbiendo todo el pene. Ya sabes que si te molesta el sabor y para prevenir, hay preservativos específicos para el sexo oral.

RITMO ADECUADO.

Comienza lentamente y ve aumentando gradualmente, con la aspiración haz lo mismo, todo depende de ti, la presión , la velocidad, la intensidad recuerda alternar. Evita hacer bombeos demasiado rápidos y enérgicos, lo malo de la felación es que la mandíbula se cansa, sobre todo si el pene es ancho y tenemos que abrir la boca demasiado así que relájala siguiendo con la mano.

ACOMPAÑAR.

En el sexo oral no te quedes nunca con las manos quietas, una la puedes utilizar para acariciar otras partes del cuerpo y la otra para estimular acompañando a la boca. Hacerlo rápido no significa más placer, ve con cuidado.

LLEGADA DE LA EYACULACIÓN.

Y para terminar es importante reconocer las señales de la eyaculación, así podremos prolongar el placer:

-Gemidos más agudos, contracciones musculares y pelvis que empuja hacia ti.

-Los testículos suben a lo alto de los sacos.

-Máximo endurecimiento del pene.

Conocer la anatomía de una misma es muy importante, sobretodo para una vida sexual satisfactoria. La vagina es el canal muscular membranoso que se extiende desde los genitales externos (vulva) hasta el útero.

A la vuelta del cuello del útero, en los últimos 2cm de la vagina, encontramos el callejón sin salida, es el minúsculo paso del canal vaginal, esta pequeña área es extraordinariamente rica en terminaciones nerviosas y muy sensible al contacto para que pueda crear orgasmos instantáneos.

En la mayoría de mujeres, el peso y la posición del útero tienden a comprimir el canal vaginal, el pene es el único que puede llegar, pero no podrá entrar si el útero se baja. En cambio cuando se sube el útero al excitarnos puede retener al pene en el callejón sin salida llegando a alcanzar un orgasmo intenso y completo. Al excitarnos hacemos que se aplane y se eleve el útero, facilitando así mantener relaciones sexuales.

Los músculos de la pelvis son muy importantes para el placer femenino, la pelvis determina la fuerza vaginal. Intentar orinar y hacer fuerza para tratar de dejar de orinar es una buena manera de entrenar el músculo, al hacer esto estamos contrayendo los músculos vaginales, si estos son débiles puede tener problemas de incontinencia e incluso dificultad de alcanzar un orgasmo, recuerda que una vagina muscularmente fuerte siente más. También puedes poner en práctica todo esto apretándolos durante la penetración, así conseguirás dar más placer a tu pareja.

Felación es una palabra que viene del latín y significa literalmente “chupar”. En tiempos antiguos era una práctica sexual considerada no factible dentro de la pareja. Esta repulsión social era debido al hecho de que sólo las prostitutas de la época lo ponían en práctica con sus clientes a cambio de dinero. Por esta razón ésta y otras practicas sexuales similares fueron consideradas un símbolo de mala reputación, de perdición y de promiscuidad, de hecho muchos autores importantes escribieron sobre ello.

Hoy en día la felación ya no es objeto de vergüenza o rechazo social, hacerla no es difícil, pero hay que practicarla para obtener experiencia y cada vez conseguir mejores orgasmos. Los hombres y las mujeres aman el sexo oral, ambos hemos aprendido a apreciar los besos, las caricias íntimas y todo aquello que recibimos de nuestra pareja.

Practicar buen sexo oral es muy satisfactorio pero hay cosas que debemos saber.

1- La primera regla básica para un buen sexo oral es querer hacerlo, nunca llevarlo a cabo por compromiso o a regañadientes ya que se dará cuenta y no será agradable par ninguno de los dos. Hacerlo sin restricciones es muy emocionante para la mujer, suele ser un agradable preliminar sexual.

2- No hay que tener miedo de cometer errores, de hecho es como un abrazo entre amantes verdaderamente natural, incluso si es una de las primeras experiencias sexuales, es mejor cuanto más espontáneo es.

3- En general la felación tiene una regla de oro, y es la de no tener prisa, es necesario ir lentamente, mirando y acariciando con la lengua y las manos las zonas erógenas, es muy importante tener calma y dulzura en el sexo oral.

4- Otra regla importante es la de utilizar mucho la imaginación, no hay que llevar a cabo patrones fijos, se juega con la lengua, con los labios, con el paladar y hasta con los dientes (muy, muy suavemente). Déjate guiar por las emociones tuyas y de tu pareja: escucha el ritmo de su respiración y de sus gemidos y así podrás comprender fácilmente cuáles son los mimos que prefiere.

5- Hay muchas áreas del cuerpo del hombre que son muy sensibles a los besos, no sólo se concentra en los genitales, para darte cuenta de ello sólo tienes que explorar el cuerpo de tu pareja: el resultado está garantizado.

6- El Kamasutra posee un buen capítulo sobre sexo oral, desde posiciones muy famosas hasta otras que ni te imaginas.

7- No a todos el mundo le gusta el sexo oral, hay quienes la consideran como una práctica algo sucia y poco higiénica. Teniendo una buena higiene tanto en las partes íntimas como en la boca es suficiente.

8- Mira siempre a los ojos a tu pareja: el contacto de la piel y las miradas hará que os sintáis más seguros de vosotros mismos.

9- No te olvides de usar la cabeza. Si conoces a tu pareja recientemente y no estás segura de sus experiencias sexuales pasadas, recuerda usar siempre precauciones. Hay condones con sabores creados para mantener sexo oral, además de protegerte de enfermedades contagiosas.