Consejos y trucos

Se acerca la primavera, y aunque siempre es buen momento para pintar vuestras uñas -pues son un básico de belleza- en los meses de calor os volvéis a animar con diseños llamativos, colores vibrantes y mucho brillo. En cuanto al nail art, que no es más que otra forma de expresión artística, existen infinitas variantes que hacen posible jugar con elementos, tonos y formas para lograr un look diferente.

Si lo que buscáis es sorprender en cualquier ocasión, entonces debéis saber cuáles son las principales tendencias y trucos para lograr unas uñas ¡que molan!

6 estilos de uñas ¡sorprendentes!

1. Bracelet nails

Podéis usar esta técnica de dos formas: una, empleando hilos delgados (que pueden ser metalizados) que tenéis que adherir a la uña utilizando top coat. La otra opción es utiliza cintas metalizadas, a fin de lograr líneas perfectas sin hacer gala de un pulso excepcional. Si lo deseáis, te sugerimos aplicar las mismas cintas como adorno tras pintarlas con un esmalte base. La idea es simular cadenas envolviendo las uñas.

2. Estampado de uñas

La técnica del estampado es una solución maravillosa para quienes les apetece llevar sus manos siempre decoradas, pero que no son expertas en dibujo. Para lograrlo, solo necesitáis disponer de los elementos necesarios: estampador, placas metálicas con vuestros diseños predilectos, y por supuesto, esmaltes de colores contrastantes. Simplemente, debéis pintar vuestras uñas en un tono y luego estampar sobre ellas. Revisad tutoriales para que el diseño os quede perfecto.

3. Cristales

En tiendas especializadas en nail art, podéis encontrar cristales para la decoración de vuestras uñas. Los hay de diversos tamaños y colores, de manera que deis rienda suelta a vuestra creatividad. De vosotras dependerá el estilo y diseño; pero independiente de cuál sea, tendréis aseguradas unas manos de alto impacto y llenas de brillo en noches de fiesta.

4. Uñas “caviar”

Parecidas a las que resultan de la técnica de los cristales, pero con la diferencia de que aquí se utilizan pequeñas mostacillas multicolores para decorar. Hacerlo resulta bastante más sencillo, gracias a que no necesitáis ponerlas de a una: bastará con que metáis las uñas recién pintadas dentro de un recipiente lleno de estas esferas para que se adhieran solas. Podéis utilizarlas como detalle en un solo dedo, en dos por mano o en todos, ¡las posibilidades son infinitas!

5. Triángulos

Para lograr un diseño geométrico perfecto para vuestras uñas, simplemente necesitáis pintarlas del color de vuestra preferencia. Una vez seco el esmalte, utilizad cintas que den forma al triángulo, para luego pintarlo y removerlas. Aquí podéis contrastar tonalidades con atractivos resultados. Una hermosa combinación – por ejemplo – podría lograrse utilizando azul bebé de fondo, y dorado para la figura.

6. Marmoleado al agua

Es una técnica más difícil de lograr, pero os aseguramos que el resultado valdrá la pena. Para hacerla, necesitáis un recipiente no muy ancho con agua a temperatura ambiente. Luego, elegir los esmaltes a utilizar, los cuales no deben estar espesos. Lo ideal es una textura ligera, que se expanda bien. Acercad el pincel al líquido, favoreciendo el contacto con el esmalte de manera delicada. Debéis ir dibujando círculos en el líquido, con tonos contrastantes o combinaciones llamativas y, una vez que quede una suerte de “pegatina” redonda ya cuajada, cortadlo dándole forma y pegadlo sobre un color base previamente aplicado en la uña.

¿Os animáis con estas sorprendentes técnicas de nail art? ¿Qué esperáis para comenzar?

El pelo liso da un aspecto totalmente distinto a vuestros rostros, destacando los ángulos y haciéndoles ver más sensuales y elegantes. Por eso, seguro que vosotras contáis con un buen cepillo para brushing o una plancha para el cabello, a fin de lograr el alisado perfecto en cada una de vuestras salidas, y lucirlo engalanado con un lindo accesorio.

Sin embargo, ¿creeríais que lograr esta panacea es más fácil de lo que os parece?

Tips para alisar el cabello en casa

1. La infalible plancha

La verdad es que éste es un artilugio muy útil para lograr un pelo lacio de ensueño. Si a vosotras no os resulta, es que quizás no la estáis aplicando de la manera correcta. Pero ¡no os preocupéis!, que podéis aprender y veréis que es bastante sencillo. Solo debéis empezar por cuidar la temperatura, de modo que la plancha no quede tan caliente que termine dañando el cabello.

Lo ideal es que la pongáis a 165 grados si vuestro pelo es fino y 185 si lo lleváis rizado. En caso de que sea cabello normal, dejad este implemento a un máximo de 120 grados. Separadlo por mechones y comenzad el procedimiento antes de que termine de secar, pero cuidando que no esté húmedo, pues esto le vendría fatal.

Aplicad un producto protector térmico previo al procedimiento, para obtener mejores resultados sin dañar la apariencia de vuestro pelo.

2. El secador de pelo

Si preferís utilizar esta máquina -tan amada como odiada- debéis procurar que disponga de una boquilla concentradora de aire. También necesitáis un peine de dientes anchos, un cepillo redondo y un producto protector térmico para completar el trabajo.

Al salir de la ducha, debéis secaros el cabello con una toalla y luego aplicar el protector. Posteriormente, tenéis que cambiar de habitación, puesto que la humedad del baño hará que el pelo se encrespe.

Tenéis que comenzar a secar a fin de quitar la humedad. Una vez que hayáis acabado, separad el cabello en mechones y cepillad con el secador apuntando hacia abajo, a unos 8 centímetros del cepillo redondo, deslizando desde la raíz hasta las puntas. Debéis empezar por las capas inferiores y luego ordenar con el peine de dientes anchos.

También existen excelentes tips para alisar el cabello que son completamente naturales. ¿Queréis conocerlos?

Trucos para un alisado natural

1. Leche y huevos

Mezclad un huevo con 2 tazas de leche y sumergid vuestro cabello durante 10 minutos, para luego cubrirlo con plástico por otros 30. Transcurrido este tiempo, debéis lavar normalmente con agua fría y enjuagar con agua caliente. Esta fórmula dará proteína a vuestro pelo, dejándolo lacio y brillante.

2. Huevo y aceite de oliva

Mezclad 2 huevos batidos con bastante aceite de oliva. Aplicad sobre vuestro cabello, para luego dejar actuar por 45 minutos. Finalmente, lavad eliminando todos los residuos. Veréis los resultados gradualmente.

3. Leche de coco y limón

Conocidas son las propiedades de la leche de coco para lograr un liso perfecto. Mezcladla con zumo de limón para potenciar dicho efecto. Solo debéis licuarla con 4 o 5 cucharadas de zumo, colar y dejar en la nevera hasta que forme en la superficie una capa espumosa (al cabo de una hora). Aplicad y luego envolved el cabello en una toalla caliente por 30 minutos. Notaréis los resultados en el acto.

Y vosotras, ¿qué otros tips para alisar el cabello podéis compartir?

El sentido del humor es importante en una relación. Sin duda, disfrutar en compañía de la pareja es una fórmula esencial para construir un amor con potencial de futuro. Y la risa que mejora la calidad de vida es precisamente una de las cosas que debéis tener presente ante de salir con una persona graciosa. ¿Qué aspectos tenéis que considerar en este caso?

1. El humor no lo es todo

Algunas mujeres idealizan al extremo esta cualidad del carácter masculino. Sin embargo, es positivo que este rasgo de la personalidad esté acompañado por otras virtudes personales. De lo contrario, el sentido del humor puede producir grandes frustraciones, podéis llegar a sentir que esa persona en la que vosotras habéis depositado tantas expectativas no os toma en serio, porque para él todo es para la risa.

2. Tener un humor compatible

Existen muchos tipos de humor y tal vez no seáis compatibles en este punto. Por ejemplo, puede que no os gusten las bromas que hace esa persona, o incluso que su sentido de la ironía os hiera en algún momento. Se trata de un recurso totalmente subjetivo, os daréis cuenta especialmente cuando os toque conocer a un hombre que se crea gracioso sin serlo.

3. No le encasilles en esta faceta cómica

Intentad conocer otras facetas de su personalidad. Para lograrlo, tenéis que vivir las citas con naturalidad, entendiendo que habrá momentos para tratar temas divertidos y situaciones más personales que requerirán otro tono. No lo etiquetéis en este aspecto, así como tampoco os gustaría que él solo se enfocara en un único punto de vuestro carácter. A ninguna persona graciosa y divertida le gusta sentir la presión de tener que hacer reír a su pareja constantemente. De hecho, el mejor sentido del humor es aquel que resulta natural y espontáneo gracias a anécdotas que son totalmente improvisadas

4. Ocultar la timidez bajo el humor

Con frecuencia, ser gracioso es una pose para enmascarar la timidez en las primeras citas. Por tanto, no hagáis juicios de valor sobre la otra persona hasta que no conozcáis de verdad a ese hombre. Tal vez, bajo esa actitud divertida, esté disimulando los nervios por conoceros mejor. O también puede ocurrir que más allá de ser bromista, tenga una personalidad que es incompatible con la vuestra.

5. Evita la risa falsa

No os riais si las gracias no os parecen divertidas. No hay nada que incomode más a un hombre gracioso que una carcajada fingida que resulta totalmente artificial. Y no solo él, vuestro cerebro también puede notar una risa falsa. Además, cuando tenéis esta actitud necesitada de agradar a la otra persona, proyectáis baja autoestima y una personalidad complaciente. El humor es parte del lenguaje universal del amor, y como en cualquier tipo de diálogo sentimental, la sinceridad es fundamental por ambas partes.

Si vais a tener una cita con una persona graciosa, disfrutad de ese plan. Apreciad su sentido del humor, pero sin convertir este punto en un valor absoluto. Ya que los pilares de una relación saludable, también se alimentan de otros aspectos esenciales como la madurez emocional, la comunicación asertiva y los valores comunes.

¿Vuestros cosméticos se están acabando y no tenéis cómo reponerlos de inmediato? Si ese es vuestro caso, ¡no los tiréis! Pues ahora os mostraremos cómo aprovechar esos productos de belleza, para que podáis usar hasta la última gota y así logréis ahorrar un poco de dinero.

¿Cómo aprovechar al máximo los cosméticos?

1. Alarga la vida útil de tu base de maquillaje

Si ya no sale base del envase, no la tiréis de inmediato, porque todavía puede tener restos para ocupar; sobre todo en los rincones. Para que os dure más tiempo, la recomendación es que abráis la botella, vertáis en ella un poco de crema hidratante para el rostro y agitéis por lo menos durante 1 minuto. ¡Conseguiréis el máximo provecho!

2. Pega el labial roto con un encendedor

Si vuestro pintalabios se quebró, la solución es muy simple: primero poned las partes rotas en el refrigerador por 10 minutos. Después, tomad la barra y derretid un poco de lo que queda en su base con la llama de un encendedor. La idea es que sea sólo unos segundos, para evitar que se queme. Luego tenéis que juntar las dos mitades del labial, las acomodáis con los dedos para que se peguen y ¡listo!: lipstick pegado.

3.- Máscara de pestañas con aceite para bebé: más duración

Aunque no lo creáis, este aceite no sirve solo para bebés. ¡También os servirá para que vuestros productos de belleza rindan más! Cuando vuestra máscara de pestañas esté por acabarse, ponedle unas gotas, agitadla por 1 minuto, y ¡voilá! Ahora alargará su vida útil por varios días o semanas, dependiendo de la frecuencia con que la uséis.

4. Revive tu sombra de ojos con alcohol

Si vuestra sombra se rompió ¡no os alarméis!, porque podéis revivirla en unos minutos. Primero, vertedla en un recipiente y trituradla por completo con una espátula plástica o de madera. Después agregadle 1 cucharadita de alcohol, y mezclad hasta que se forme una pasta. Cuando esté lista, la volvéis a poner en su envase original y retiráis el exceso de alcohol. Para lograrlo, una opción es que la cubráis con un pañuelo que absorba el químico; o bien, que esperéis que se evapore con el aire. Esto último demora entre 12 horas a 14 horas, dependiendo de la temperatura del ambiente. Ahora, cualquiera sea el procedimiento que elijáis, es muy importante que no quede alcohol en el producto, solo en ese momento podréis volver a ocupar la sombra.

5. ¿Esmalte seco y pegajoso? Arréglalo con agua tibia

Ir a pintarse las uñas, y encontrarse con el esmalte seco y pegajoso. Una molestia, ¿no? Pero no hay de qué preocuparse, pues aquí os contamos un secreto para recuperarlo: remojad la tapa (solo la tapa, no el envase) en un tazón con agua tibia hasta que el producto afloje; y ¡asunto arreglado! Veréis que los grumos serán historia y podréis pintaros las uñas perfectamente.

Como habéis podido ver, aprovechar los productos de belleza es muy sencillo. ¡Solo aplicad estos 5 trucos y aprovecharéis hasta la última gota de vuestros cosméticos!

 

Logra una cara de porcelana con máscaras coreanas

La cosmética coreana irrumpió con fuerza en el mercado de la belleza en España. Y es que – con una tradición milenaria a sus espaldas y el uso de ingredientes naturales – tiene razones de sobra para ganarse un espacio en vuestras rutinas cotidianas de cuidado personal.

Todo inició con el tratado de belleza Gyuhap chongseo (que traduce como “Enciclopedia de la mujer”) escrito en 1809, en donde se reveló la clave para lucir un rostro de porcelana: aplicar los productos capa por capa, para que sus principios activos se complementen y se obtenga así el beneficio de cada uno.

Por esta razón, en la cosmética coreana los productos que de mayor popularidad gozan son las máscaras de celulosa. Centenares de celebridades han llenado las redes sociales de fotografías donde lucen con orgullo sus caras cubiertas por este nuevo milagro rejuvenecedor.

Pero, ¿cómo saber cuál máscara coreana elegir? aquí os dejamos una pequeña guía para que podáis uniros a esta tendencia revolucionaria.

Máscaras de burbujas o bubble mask

Están compuestas por burbujas de oxígeno, las cuales al aplicarse se convierten en una espuma de microburbujas que penetra en los poros y elimina las impurezas acumuladas durante el día. Con esta máscara lograréis remover células muertas y aclarar el rostro.

Son perfectas para incluir en la rutina diaria, pues al no ser una limpieza agresiva podéis aplicarla varias veces por semana, obteniendo mejores resultados.

Máscara coreana anti age

Creadas para prevenir el envejecimiento del rostro o rejuvenecer su aspecto. Sus componentes principales suelen ser ácido hialurónico, colágeno y elastina, ya que son ideales para retrasar la aparición de arrugas. De igual forma, una buena máscara anti edad vendrá cargada de antioxidantes, tales como el aceite de jojoba o karité, y vitaminas A y E, que permitirán una mejor restauración de las células.

El tiempo de exposición suele ser más largo que la bubble mask. Se recomienda aplicarlas durante la noche, pues es el momento en que el rostro se prepara para regenerarse.

Máscara Hidratante

Aptas para todo tipo de piel. Es recomendable aplicar una máscara hidratante al menos una vez al mes, pues los agentes externos a que está expuesta la piel suelen causar deshidratación. Estas máscaras están compuestas principalmente por aloe vera, aguacate, miel, coco y algas marinas, principios activos que penetran en el cutis y retienen la humedad. Para una mejor absorción de estos ingredientes, se recomienda siempre lavar y exfoliar el rostro previo a la aplicación.

Máscara calmante

Son perfectas para pieles sensibles y con rojeces. Sus principios activos suelen ser yogurt, té verde o lavanda, pues son ingredientes que hidratan y calman a nivel profundo, además de crear una capa protectora contra los agentes externos. El uso de este tipo de máscara permite una mejor regeneración celular y por tanto, una sensación de alivio a la sensibilidad.

Máscara iluminadora

Su función es activar la piel y darle una inyección de vitalidad, con el fin de hidratar, refrescar y emparejar su tono. El efecto suele ser inmediato y puede durar entre 24 y 48 horas si se usa correctamente. Sus ingredientes suelen ser regaliz, arroz, pepino y mucha vitamina C, que ayudarán a que tengáis un cutis relajado y radiante.

Conocida esta información, la recomendación es que no dudéis en incluir una máscara coreana en vuestra rutina diaria. Os prometemos que pronto luciréis un rostro de muñecas sin mayor esfuerzo.

 

 

En el pasado, era común que las mujeres se hicieran de rogar en el proceso de cortejo para iniciar una relación. La mentalidad patriarcal imperante hacía que, si la mujer decía que sí a la primera proposición de cita, diera la imagen de ser “fácil” o estar desesperada. Lo anterior resultaba contraproducente para el deseo de tener un romance de largo alcance.

¿Existe un plazo para dar “el primer paso”?

Hoy, no es que estas actitudes desaparecieran ni mucho menos, pero sí es cierto que cada vez hay más hombres que no aceptan el juego de dar largas y consideran que, si ambas personas quieren conocerse, es una pérdida de tiempo dificultar el contacto. Lo más importante es que, contra ciertos prejuicios que aún existen, eso no significa que la persona que quiere llamaros o enviaros mensajes sólo esté pensando en sexo.

En primer lugar, cada persona es un mundo y no todos funcionan con los mismos ritmos, lo que no significa que sean menos honestos. Hay quienes son más asertivos y extrovertidos, por lo que les nace dar el número telefónico al primer día, mientras que otros necesitan más tiempo para tomar confianza. Fiaos de vuestra intuición y, si en el primer momento tenéis buenas sensaciones con la persona que os ha hablado, no tiene por qué ser un problema dar vuestro WhatsApp, Facebook u otros datos de contacto.

Respetad vuestro propio ritmo

Eso sí, quedar en comunicarse no os compromete a nada y por lo tanto, sois sólo vosotras quienes debéis manejar el ritmo del vínculo. Si tenéis dudas, os recomiendo recordar lo que dice Manuel J.Smith – principal divulgador del concepto de asertividad – en su libro ‘Cuando digo no, me siento culpable’: “tenemos derecho a ser nuestro último juez”. Por lo tanto, podéis quedar para un café, una ida de bareto o algo más, siempre y cuando os apetezca.

Hacerse la interesante ha sido durante décadas un claro mecanismo de defensa, pero hoy suele ser más una rémora que otra cosa. En especial porque a medida que crecéis y maduráis, tenéis más claro lo que queréis y también la capacidad de ver en pocos minutos con qué personas conectáis y con cuáles no. Es cierto que para forjar una relación estable se necesita ir construyendo la confianza gradualmente; pero también es cierto que, si no dais pie para empezar, os quedaréis estancadas en el paso previo. Y ¡creedlo!, ahora ya la gente no está como para esperar eternamente.

Por lo tanto, el respeto que queréis en vuestras relaciones parte de vosotras, pero ahora las posibilidades están más abiertas y no tenéis que esperar meses para dar el teléfono ni pensar que por ir con pies de plomo vais a tener mayor éxito. Ya no existe un “manual de ligues” al cual debáis ceñiros: esta nueva era brinda la oportunidad de crear vínculos auténticos e igualitarios. Pero, así como muchos hombres han cambiado su mentalidad para adaptarse a los tiempos modernos, vosotras también debéis hacerlo. Después de todo, los estereotipos negativos afectaron durante décadas a ambos sexos, echando raíces también en la conducta y el pensamiento de muchas mujeres. ¡Animaos a actuar diferente!

 

¿Vuestra piel suele reaccionar después de que os maquilláis? Si es así, os contamos que quizás sois alérgicas al maquillaje. Pero ¡tened cuidado!, pues aquí van unas señales para que podáis detectarlo a tiempo y tomar precauciones.

Según asociaciones dermatológicas, entre el 10 y 15% de la población sufre de alergia a algunos cosméticos. Las causas más comunes son intolerancia a algunos compuestos y el uso de productos que ya caducaron. Para evitar que estas alergias os causen algún daño, acá os mostramos 6 señales de que padecéis alergia al maquillaje.

1. Picazón

Si al poco tiempo de que comenzáis a aplicar un producto, os pica; ¡cuidado! La comezón una de las primeras señales de que os puede estar haciendo mal. Si sentís picazón, mejor que suspendáis el uso del cosmético de inmediato.

2. Ardor

Es uno de los signos más evidentes de la alergia al maquillaje, así que poned mucha atención si sentís ardor o sensibilidad en la zona donde aplicasteis el producto. Es importante considerar que esta sensibilidad también puede extenderse más allá del área en donde pusisteis el cosmético; así que la molestia puede ir desde los labios hasta el rostro completo.

3. Inflamación

Es muy común cuando se aplican ciertas cremas o fragancias en pieles sensibles. Recordad que muchos de estos productos contienen alcohol, un enemigo declarado de las pieles delicadas. Por eso, si presentáis este síntoma, la recomendación es cambiar esos cosméticos por unos más suaves o hipoalergénicos.

4. Manchas, sequedad o escamas

Si sois propensas a tener manchas, ésta puede ser una de las primeras señales para detectar una alergia al maquillaje. Otro síntoma evidente es que os salgan escamas en el rostro, brazos o piernas. Es importante que sepáis que este problema aparece casi siempre acompañado de mucho picor, lo cual diferencia a este problema de la piel seca.

5. Acné y puntos negros

Este síntoma suele pasar inadvertido, pues normalmente no se le asocia con ser alérgicas al maquillaje. Para saber si estos granos surgen por causa de un cosmético, la sugerencia es que os hagáis una pequeña prueba casera: lavad vuestras caras con agua fría y dejad de usar el producto sospechoso por 5 días. Si el acné o los puntos negros desaparecen, ya sabéis qué ocasionó su aparición.

6. Molestias oculares

Suelen aparecer por reacciones alérgicas a lápices de ojos o máscaras de pestañas. Entre los rímel que más provocan efectos adversos, se encuentran los de larga duración. El problema se genera cuando no lo retiráis del todo, pues el cosmético se va acumulando en el ojo, hasta causar lagrimeo, ojos rojos o escozor. También ocurren molestias cuando los delineadores contienen algún ingrediente con contraindicaciones. En caso de que presentéis cualquiera de estas molestias oculares, la recomendación es que dejéis de aplicar el producto y acudáis al médico cuanto antes. No olvidéis que los ojos son una de las áreas más delicadas de vuestro cuerpo.

Como habéis podido ver, las 6 señales de alergia al maquillaje son: picazón, ardor, inflamación, manchas, sequedad y escamas, acné y puntos negros, molestias oculares. Si experimentáis alguno de estos síntomas, no olvidéis suspender la aplicación del cosmético y acudir al médico si es necesario.

Seguro que hasta hace unos años, no os interesabais demasiado en revisar qué ingredientes tenía vuestro champú. Así, el hecho de que tuviera sulfatos no pasaba de ser un dato irrelevante. Lo que no sabíais son los efectos de esta sustancia en vuestra salud capilar y dermatológica, además de que representa un riesgo para los ojos.

¿Qué son los sulfatos?

Éste es el nombre que reciben las sales que conforman el ácido sulfúrico. Están compuestas por cuatro átomos de oxígeno que rodean a uno de azufre. Si bien el contacto moderado de este químico con la piel no provoca mayores daños, es con la exposición prolongada que todo comienza a liarse.

La aplicación frecuente de productos con sulfatos en el cuero cabelludo, puede eliminar los aceites naturales que éste produce, lo que contribuye a resecar el pelo. Quienes poseen una melena ensortijada o dañada son las más perjudicadas por la presencia de este químico, pues su pelo naturalmente tiende a deshidratarse. Además, independiente de cuál sea vuestro tipo de cabello, este compuesto puede generar irritación en los ojos y en las pieles sensibles. Por ningún motivo debe estar incluido en los productos para bebés.

Seguro os preguntaréis por qué algunos champús aún son formulados con sulfatos, si sus efectos suenan tan indeseables. Pues bien, la respuesta es simple: este químico es un potente limpiador, que remueve incluso la suciedad más difícil. Además, produce bastante espuma, la cual es muy valorada en limpiadores para el cabello.

¿Por qué elegir un champú sin sulfatos?

Existen varias razones por las cuales las cultoras de una cosmética más natural prefieren los productos que prescinden de este químico. A saber:

1. Son más económicos

El champú sin sulfatos suele tener un precio mucho más conveniente que aquellos que mantienen esta sustancia en su fórmula. Además, ayudan a las necesidades de los pelos teñidos, al no maltratarlos innecesariamente y favorecer que la duración del tono se prolongue.

2. Devuelven la vitalidad al cabello

Al no contener sulfatos, los aceites naturales del cuero cabelludo se mantienen en su sitio, lo que contribuye a que el pelo rejuvenezca, luciendo dócil y lleno de vida.

Conviene señalar, además, que este tipo de producto es muy indicado para cabellos castigados, sometidos a tratamientos con planchas o rizadores, tintes o condiciones ambientales desfavorables. Al contener una menor cantidad de aditivos, será menos la agresivo con el pelo en su aplicación.

¿Cómo elegir un buen champú sin sulfatos?

Al momento de elegir vuestro champú, fijaros en que su fórmula sea lo más natural posible y contenga un mínimo de aditivos, tales como los mencionados sulfatos, colorantes, silicona o sal. Para aseguraros de ello, debéis revisar cuidadosamente el listado de ingredientes y quizás, googlear aquellos que os generen dudas. Un indicio de que se trata del producto adecuado, es que su presentación es más simple, mientras que el líquido es más ligero y transparente.

La decisión de cambiar vuestro champú habitual por uno sin sulfatos será más que acertada si presentáis alguna de las siguientes condiciones:

  • Piel sensible o eczemas.
  • Si laváis vuestra cabeza diariamente.
  • Si tenéis el pelo reseco o maltratado.
  • Si tenéis cabello rizado, tinturado o con mucho frizz.

Como veis, para elegir un champú sin sulfatos que os haga lucir un cabello envidiable, sólo debéis poner ojo en su fórmula y aspecto, además de revisar vuestros propios hábitos, preferencias y características, para determinar si este tipo de producto es realmente la opción que buscabais.

¿Café antes del entrenamiento? Si sois amantes de este brebaje y acostumbráis a hacer ejercicio por las mañanas, seguramente os habéis preguntado cuán recomendable es tomar vuestra taza diaria momentos antes de iniciar la actividad física. Pues os tenemos buenas noticias: el café ayuda a vuestra mente y cuerpo a dar ese esfuerzo extra. A continuación, os explicamos cómo y las principales razones y beneficios para hacerlo.

Por qué tomar café antes del entrenamiento

1. Estimula vuestro cuerpo y mente

La cafeína actúa sobre el sistema nervioso central y la presión sanguínea, lo que os dará mayor resistencia física y os mantendrá motivadas. Al actuar sobre la presión sanguínea, favorece la oxigenación de los tejidos energizando todas vuestras células. De esta forma, es que beber un vaso de café es una muy buena alternativa antes de comenzar a entrenar.

2. Ayuda a quemar grasa

Beber café mejora el metabolismo. Según un estudio, tomar esta bebida antes del ejercicio, ayuda a quemar un mayor porcentaje de calorías y las células de grasa son utilizadas como fuente de energía

3. Mejora el rendimiento

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria asegura que la ingesta de cafeína aumenta la resistencia durante la actividad física, optimizando los beneficios del ejercicio. El café minimiza la percepción de esfuerzo, haciendo que la rutina no os parezca tan extenuante. Estimula el sistema nervioso central actuando como antagonista de los receptores de adenosina, favoreciendo así la producción de adrenalina, que mejora el rendimiento.

4. Ayuda a mantener la concentración durante el entrenamiento

Es sabido que la cafeína ayuda a activar el estado de alerta y mantener la concentración. Según la organización Coffee and Health, esta sustancia aumenta la atención selectiva y sostenida, indispensables para el correcto desempeño de algunos deportes.

5. Reduce dolores musculares

Según un estudio de la Universidad de Coventry, el consumir café de forma regular ayuda a conservar la masa muscular y la fuerza que se pierde con la edad. También reduce el dolor muscular provocado por la acumulación de ácido láctico.

6. Ayuda a conservar el aspecto joven y previene enfermedades

El café contiene antioxidantes, que protegen vuestro organismo contra los radicales libres, los cuales favorecen el envejecimiento de las células. Además, se considera posible que el café pueda llegar a reducir el riesgo de padecer enfermedades tales como diabetes, Parkinson y Alzheimer; e incluso proteger el hígado.

Recordad que el café es diurético, por lo que es menester que os hidratéis bien (con abundante agua) antes, durante y después de realizar vuestros ejercicios. Preferid el café negro por sobre un capuchino o latte, para evitar las calorías y grasa de la leche. A pesar de que la combinación de cafeína con glucosa ofrece beneficios en la capacidad intelectual (por sus efectos en el sistema nervioso central), debéis ser moderadas al agregar azúcar o algún otro tipo de endulzante, ya que consumirlos en exceso os generará más problemas que beneficios.

Y bien, ya sabéis que un café antes del entrenamiento podría llegar a ser de gran ayuda para que la rutina sea más placentera y provechosa. ¿Estáis listas para intentar?

 

Debéis admitir que muchas veces os habéis llevado decepciones en la cama. Algunas se han debido a torpezas de vuestra pareja sexual; pero otras son causadas por vuestros propios pensamientos.

¿Habéis perdido concentración en el acto porque vuestra mente murmura: ‘me siento insegura en la cama’? Pues es esa vocecilla malintencionada la única responsable de arruinar una experiencia que pintaba para maja.

Pensamientos que te hacen sentir insegura en la cama

1. ‘¿Notará que no estoy depilada?’

Es usual que al tener una vida sexual más bien perezosa – ya sea por falta de pareja estable o porque lleváis años y la frecuencia no es la misma – descuidéis un poco el ítem ‘depilación’. ¡Y es que retirar aquellos puntiagudos vellos es todo un trabajo, eh! Tras una ardua jornada laboral, puede que os dé pereza y dejéis la tarea para otra ocasión. Lo malo es que la oportunidad se presenta cuando menos la esperáis, y un rápido rasurado no es capaz de quitarlo todo. Por eso, estáis pendiente de que no vaya a aparecer uno que otro pelillo como convidado de piedra en el encuentro. Pero ¡tranquilas, chicas!: os aseguramos que este traspié no inhibe el apetito sexual de un hombre.

2. ‘Debo ocultar mis kilos extra’

¡Este punto seguro que os acompleja a todas! Y no tan sólo en el acto sexual, sino también al elegir un vestido para un evento importante, o peor aún, al ir a la playa o piscina. Obviamente, al estar en una situación tan íntima, veis muy expuestas aquellas zonas que os hacen sentir más inseguras. Por ello, es habitual que recurráis a pequeños salvavidas, tales como apagar la luz o conservar algunas prendas durante la relación sexual. No obstante, ¡despreocupaos!: a ellos os gustáis tal cual sois y quieren disfrutar de vuestros cuerpos en todo su esplendor. No espera encontrar a Penélope Cruz al desnudaros, sino a vosotras. ¡Disfrutad el acto y veréis como las grasitas pasarán a segundo plano!

3. ‘Estoy a punto de menstruar’

Esto es complicado. Más aún para las chicas irregulares en su menstruación. El sangrado durante las relaciones sexuales efectivamente puede arruinar el momento. Aunque hay hombres que consideran el flujo como una ventajosa lubricación extra, esto no es la regla general. Sin embargo, siempre se puede recurrir a la abstinencia durante aquellos días y a una que otra caricia sensual como anticipo de lo que vendrá. Si vuestros hombres acumulan deseos durante una semana, la consumación del acto será un verdadero estallido de pasión. ¿Os animáis a comprobarlo?

4. ‘Pueden oír los vecinos’

Quizás más de una de vosotras ha tenido la mala experiencia de que se escuche en la pared adyacente a vuestro cuarto: “¡silencio #@$&! ¡queremos dormir!”, o algo así como la esposa de Flanders (personaje de los Simpsons) “¿Alguien quiere pensar en los niños?”. Peor aún, a veces teméis dejaros llevar por la pasión, pues compartís el espacio con vuestros suegros o algunos amigos. Pues bien, todas sabéis que ante el placer, los gemidos son inevitables. Por eso, intentad que vuestro temor no arruine un momento sensual y ocupad la circunstancia a vuestro favor: podéis poner la música más alto o simplemente, jugar a contener los gemidos con gran dificultad. ¡Esto sumará puntos a la estimulación!

Éstas son las principales razones de por qué os podéis pensar: “me siento insegura en la cama”. No obstante, tened presente que más que el aspecto físico, será clave en la experiencia vuestro desempeño. Sentíos bien con vosotras mismas, procurad disfrutar de la intimidad, dejaos llevar y sin duda, no habrá cosa más importante para vuestros hombres que el infinito placer que estaréis regalándoles.

1 2 3 18