Sea por las vacaciones, para una escapada de fin de semana o, simplemente, para un trayecto largo, si viajamos con niños debemos tener en cuenta algunos detalles sobre los que, de otra manera, pasaríamos de largo. Los niños tienen necesidades especiales que debemos satisfacer, tanto por comodidad como por seguridad, de ellos y de todos. ¿Tienes hijos? Pues presta atención a estos consejos a la hora de viajar.

¿Cómo viajar mejor con los niños?

Las características y necesidades de los niños difieren según sus edades. ¿Cómo afecta al viaje?
Bebés de hasta un año Estos pasan la mayor parte del tiempo dormidos, así que, en contra de lo que podría parecer, el trayecto suele ser más cómodo. Como no caminan ni entienden lo que están visitando, podéis seguir haciendo planes de adultos sin problema. Sin embargo, requieren de más equipaje (sillita de viaje, carro, cuna, bolsa de pañales, mucha ropita, etc.). Si el bebé no toma leche materna, llevad la comida si viajáis a un lugar que no conocéis. Así evitáis el riesgo de no encontrarla cuando haga falta.

Niños de 1-2 años

¡Un reto mayor! Curiosean, tocan y se llevan todo a la boca. En estos viajes debes tener más paciencia y mano izquierda que nunca. No los pierdas de vista en ningún momento. A partir de esta edad conviene marcarlos siempre por si se pierden. Puedes hacerlo con pulseras identificativas e incluso escribiéndoles con un rotulador en el brazo los datos de contacto. El equipaje va a ser grande porque siguen necesitando pañales y el carrito o una mochila portabebés. Ellos caminan, en efecto, pero no puedes tenerlos todo el día de pie y querrán descansar. Respecto a la comida y el sueño, procura respetar los horarios y las rutinas de casa. Aunque ya pueden comer más cosas, evita las rarezas, las comidas muy especiadas y cualquier cosa que intuyas que se convertirá en una pelea. ¡Ve a lo fácil!

Niños de 2-5 años

Son más autónomos, saben pedir las cosas y avisar si tienen pipí o caca. En general, sigue las indicaciones anteriores, pero añade esta otra: asegúrate de que el viaje tiene opciones de ocio para ellos. Museos divertidos, parques, piscinas, columpios… hay que darles la oportunidad de divertirse y desfogar.

Niños de 6-12 años

¿La mejor edad para viajar? Son niños autónomos, despiertos, curiosos y dispuestos a todo. Deja que sugieran planes y ayuden con las maletas. Involúcralos en el viaje. Sigue las indicaciones anteriores sobre sueño y comida, aunque ya pueden comer de todo. Si el trayecto es muy largo se aburrirán, así que planifica paradas y actividades. En definitiva, tengan la edad que tengan los niños, debes prevenir y prepararte con antelación: documentación, paradas, comer, dormir, planes de ocio, etc.

¡Sé flexible, relájate y disfruta del viaje!

COMPARTE.