Las mujeres lidiamos día a día con nuestro cabello, no importa este es liso, crespo u ondulado. A todas nos llega un momento en que ya no sabemos cómo peinarlo, y para ayudarte con ello (y aprovechando que están tan de moda) hoy les mostramos una guía sobre trenzas para cada tipo de pelo, ¡pueden ser el mejor accesorio!

1. Pelo liso

El cabello liso en ocasiones puede resultar difícil de trenzar, porque suele ser más suave y por lo tanto requiere que las vueltas que realices en tu pelo para formar el peinado sean más pequeñas. Para esto la trenza francesa queda muy bien, ya que intercala mechones delgados desde la nuca hasta las puntas. Si tu cabello es largo quedará mucho mejor.

La trenza espiga es similar a la francesa y resulta igual de bonita, pero si buscas un desafío mayor, prueba con las llamadas “boxer”. Éstas, a diferencia de las anteriores, son dos separadas que inician en la coronilla y terminan en las puntas.

Ojo, si vuestro cabello está dañado procurad no trenzarlo demasiado, ya que el pelo liso tiende a quebrarse al intercalarlo y apretarlo.

2. Pelo ondulado

El pelo ondulado es fácil de trenzar debido a que tiene mucho movimiento sin llegar a ser difícil de manejar. Las más recomendadas son las que no utilizan todo el cabello, sino que solo una porción, ya que la combinación de las ondas naturales junto con la trenza queda de maravilla.

Por un lado, podéis hacer una trenza francesa solo con la mitad de vuestro cabello -si éste es de largo mediano-, ondulando con algún producto fijador el resto del pelo. Si, en cambio, vuestro cabello es más bien corto, lo ideal es que optéis por un estilo menos formal, armando dos trenzas simples con el pelo que rodea el rostro y luego uniéndolas atrás.

Si en cambio vuestra cabellera es de Rapunzel, una trenza diadema acompañada de una cola de caballo es lo que quedará perfecto en vosotras.

3. Pelo crespo

Probablemente todas estaremos de acuerdo en que el pelo crespo es el más difícil de manejar: si tenéis rizos, no importa cómo vayáis peinadas, siempre sentiréis que vuestro cabello está tan desordenado como la melena de un león. Pero no os preocupéis, este artículo con trenzas para cada tipo de pelo también tiene recomendaciones para vosotras.

Para ordenar esa melena entonces, las trenzas diadema son perfectas, ya que logran afirmar todo el cabello en un bonito peinado que rodea el cráneo armando una especie de corona. Con él podréis lucir elegantes, y además es perfecto para aliviar un poco el calor de esta época del año.

Otro tipo de trenzas para pelos crespos son las estilo dreadlocks o rastas. Estas son muy pequeñas y se hacen apretando mucho cada vuelta que le dais al cabello, por lo que son ideales si no queréis que se os escape ningún pelo. Últimamente está de moda usarlas hasta la mitad, dejando que las puntas queden sueltas y con volumen.

¿Qué os parecen estas ideas de trenzas para cada tipo de pelo?

COMPARTE.