Febrero es mes de carnaval, qué duda cabe. Ciudades y pequeños pueblos se visten de colores para celebrar la vida y el jolgorio. Estos alegres festivales datan del medioevo y suponen la suma de diversas conmemoraciones de índole religioso (como la cuaresma, que comenzará el miércoles 1 de marzo).

Es innegable que esta ancestral costumbre recibió inspiración de las bacanales, festividades paganas que homenajeaban a Baco, dios griego del vino. En España, encontramos estos animados carnavales en las comunidades de Andalucía, Aragón, Asturias, Islas Canarias, Cantabria, Castilla – La Mancha, Castilla y León, Cataluña, Extremadura, Galicia, Murcia, Navarra, País Vasco y Valenciana. En ellos se han popularizado tradiciones tan emblemáticas como las tomatinas, y se han caracterizado por llenar nuestro país de color y alegría.

Donald Trump, presente en las festividades

En la comunidad de Galicia, específicamente en la provincia de La Coruña (Santiago de Compostela), es que tendrá lugar una de las anécdotas más curiosas de la edición carnavalesca 2017. Así es, porque uno de los personajes que mayor controversia han generado en el mundo estará presente en medio de la fiesta: Donald Trump. Sin embargo, no será el recién asumido primer mandatario estadounidense en carne y hueso quien lidere los festejos, sino su réplica: un gigantesco muñeco, el “Meco”; que será quemado durante el miércoles de ceniza.

La tradicional figura del Meco – que este año protagonizará Trump – es sacada en procesión durante los días de carnaval, para posteriormente ser quemada como símbolo de aquello que se espera perder de vista (¡ostias!). La elección del presidente norteamericano como figura central de este rito, da cuenta de que su bajísima popularidad ha dado la vuelta al orbe, alcanzando nuestro terruño. Así, la figura del magnate hotelero (encaramada en su “Trump Tower” y cercada por alambres de espino) será llevada en andas por los alrededores del casco histórico de la ciudad el día 25 de febrero. Se le conducirá hasta el Pazo de Bendaña, donde esperará su incineración, programada para el 1 de marzo.

El día del acompañamiento del Meco – es decir, la quema de la gigantesca réplica del mandatario, vilipendiado por sus lamentables declaraciones en torno a las mujeres y a los inmigrantes – un cortejo fúnebre secundará a este Donald Trump gallego hasta la Plaza Roxa, lugar donde se concretará el rito.

El creador del Meco santiagués, José Manuel Méndez, presentó este jueves la programación del carnaval de la capital gallega, junto a la primera teniente de alcalde de Santiago, María Rozas. En un acto celebrado en el Teatro Principal, se dio a conocer a la comunidad toda la información relativa a los festejos, junto con anunciar “la novedad” que tendrá en el rol estelar al mandatario norteamericano.

No sólo política…

Pero las celebraciones de Santiago de Compostela no sólo darán que hablar por sus guiños a la política internacional. No, porque en esta oportunidad el carnaval será en grande, dado que se cumplen 100 años desde el inicio de este icónico desfile en la ciudad gallega. Por eso, en los festejos – que se extenderán desde el 25 de febrero hasta el 1 de marzo – el concurso de comparsas repartirá la interesante cifra de 16 mil euros, divididos entre los premios a las diversas categorías. Además, se incorporarán novedades, como el festival infantil de disfraces y los “atranques” de Xenerais da Ulla, que se desarrollarán en los límites urbanos del ayuntamiento.

Y vosotros, ¿participaréis de los entretenidos carnavales? ¿Estáis de acuerdo con la elección de Donald Trump como el Meco santiagués de este año?

COMPARTE.