Si estáis enamoradas de vuestro mejor amigo, antes de dar el paso de iniciar un romance, analizad las ventajas y los inconvenientes de vivir esta historia de amor. Con frecuencia, las personas se posicionan en la perspectiva de aquello que puede resultar bien, pero también es aconsejable contemplar lo que tal vez no sea tan ideal. Es decir, cruzar la línea para dar lugar a una relación de pareja es una decisión arriesgada.

¡La verdad es que salir con tu mejor amigo puede ser un desastre!

1. No existe el factor sorpresa

Una de las emociones más especiales del enamoramiento es la novedad constante de sentir que cada día es especial gracias a esa persona ideal. Sin embargo, conocéis tantos detalles de él que sabéis de memoria sus virtudes y defectos. Y esta confianza inicial también tiene la desventaja de la falta del romanticismo que surge cuando empezáis a conocer a un desconocido que te atrae. Al salir con tu mejor amigo puede que te cueste observar alguna diferencia respecto de cuando solo erais amigos.

2. Puedes perder la amistad

Si la historia no tiene un final feliz, no solo tendréis que vivir el proceso de duelo del desamor, sino que a esta herida también tendrás que sumar el vacío de una amistad rota. Puesto que por mucho que lo intentéis, no podréis volver al punto anterior al inicio del romance. Es imposible hacer como si no hubiese pasado nada.

3. Puedes confundir los sentimientos

Al pasar tanto tiempo con tu mejor amigo, compartir tantas confidencias y mantener conversaciones sobre temas profundos, es muy posible que en algún momento dudéis sobre si realmente estáis enamoradas o solo estáis confundiendo vuestros sentimientos por él. La línea que separa una amistad íntima del inicio del amor puede ser tan fina cuando existe un alto grado de complicidad, que tal vez toméis decisiones con cierta inseguridad al no saber qué es lo que verdaderamente queréis.

4. Tal vez se convierta en un extraño

Si la historia con vuestro mejor amigo no funciona, pasará a convertirse en tu ex. Un vínculo totalmente diferente. Y, además, es posible que tengáis la sensación de tener delante a un extraño, a alguien que no tiene nada que ver con aquella persona que vosotras habíais conocido. En realidad, ese chico sigue siendo el mismo, sin embargo, en esta situación lo que cambia es vuestra percepción.

5. Perder amigos comunes

Si ambos sois buenos amigos, es muy posible que tengáis un grupo de relación social. Al vivir una historia de desamor, es probable que esta situación no solo os afecte a vosotros, sino también a vuestros vínculos más cercanos. Habrá colegas que se posicionarán a favor de uno o de otro generando malos rollos en la pandilla.

¿Amistad o amor? Salir con tu mejor amigo puede ser una experiencia que no termine como habías imaginado. Esto debe llevarte a valorar con prudencia tus decisiones sentimentales. Sin embargo, recuerda que vivir es aprender. Y si estás enamorada, y quieres luchar por esta historia, arriesga con el corazón.

COMPARTE.