Aprender idioma es un plus en el mundo moderno. Tener dominio de otra lengua que no sea la nativa abre las puertas a nuevas posibilidades de trabajo y crecimiento personal, por lo que sin duda éste fue uno de los propósitos de Año Nuevo de muchas de vosotras. Parece una tarea difícil, pero puede ser más sencilla y económica de lo que imagináis.

¿Cómo aprender idioma fácil y rápido?

Usualmente, cuando os planteáis dominar una nueva lengua, creéis que será complicado cambiar el switch de vuestra mente. Pensáis que tendréis que lidiar no sólo con vocablos distintos, sino que también con una gramática totalmente diferente y una pronunciación que dista mucho de lo que estáis acostumbradas. Sin embargo, existen tips que harán del aprendizaje algo bastante más simple:

1. Aplicarlo a situaciones cotidianas

Una de las formas más prácticas es hacerlo por necesidad. No en vano, muchos viajan a países angloparlantes y procuran desenvolverse ahí para aprender inglés. Al requerir emplear esta lengua para preguntar por alguna calle u ordenar en un restaurante, van interiorizando nuevos vocablos y su correcta pronunciación. El uso cotidiano – y necesario- hará el milagro, permitiendo asimilar el segundo idioma en brevísimo tiempo. ¡Nada más intentadlo!

Si no tenéis modo de viajar a los lugares donde se habla comúnmente la lengua de vuestro interés, no os desaniméis. Hay muchas formas de aplicarlo en contextos cotidianos.

2. Asistir a bares donde lo hablen

Existen lugares especializados para aprender idioma, donde todos sus parroquianos lo aplican y queda prohibido expresarse en la lengua madre. Ésta es una forma muy divertida de conocer gente, hacer amigos y poner a prueba vuestros conocimientos. Para socializar con el más guapo del lugar y conocerlo debéis aplicar lo poco o mucho que sepáis. Y quizás tengáis la suerte de matar dos pájaros de un tiro.

3. Ver películas en su idioma original (sin subtítulos)

Si sois amantes del séptimo arte, podéis usar esta afición. Sólo debéis contar con vuestra peli favorita. Seguramente ya conoceréis la trama y recordaréis algunos de los diálogos. Pues bien, volved a verla ahora en su lengua original y procurad recordar de qué va o qué dicen los personajes. Aquí deberéis entrenar vuestra memoria auditiva e ir recordando palabras y sonidos, junto a sus probables significados. Si tenéis el oído entrenado, estaréis hablando en poco tiempo.

4. Traducir canciones

Aquí opera el mismo precepto anterior, pero aplicado a la música. Si sois melómanas, vais a triunfar con esta fórmula. Basta traducir – con ayuda de alguna app o un buen diccionario – vuestras melodías predilectas y luego, aprender bien la letra, su significado y pronunciación. Luego, debéis cotejar estos nuevos vocablos con otras melodías que vayáis traduciendo. Veréis cómo comenzarán a aflorar palabras que iréis conociendo y aplicando en diversos contextos. ¿Qué tal?

Por supuesto, a la hora de implementar estos tips para aprender un nuevo idioma en forma fácil, rápida y divertida, debéis tener nociones básicas de éste o la firme voluntad de adquirirlas. Si dedicáis tiempo a esto y sois rigurosas, superaréis el desafío bilingüe de manera exitosa.

COMPARTE.