No todo va a ser sol y playa. En España hay una importante riqueza histórica y cultural que vale la pena conocer. Con ese objetivo, muchas instituciones públicas y privadas ofrecen desde hace años diversas rutas culturales que ensalzan lo mejor del legado histórico que aún se conserva. Aquí te ofrecemos dos de las mejores rutas y una propuesta extra, para que las anotes en la agenda de tus próximas escapadas.

Camino de la Lengua Castellana

Esta ruta es una de las más apetecibles para quienes ven en el idioma un valioso patrimonio a conservar y quieren saber más de sus inicios. Las Glosas Emilianenses son el primer testimonio escrito de la existencia del castellano. Alguien las escribió en los márgenes de un texto latino hace ya mil años. Desde entonces hasta hoy, ese dialecto del latín se ha convertido en la lengua en la que se comunican casi 500 millones de personas.

Esta ruta se inicia en la cuna del español, el monasterio riojano de San Millán de la Cogolla, donde se escribieron aquellas primeras glosas. Continúa en el monasterio burgalés de Santo Domingo de Silos, donde se redactaron las Glosas Silenses y continúan por Valladolid y Salamanca. En sus universidades, el español se convirtió en lengua impresa de ámbito universal. Obras clásicas, como La Celestina o el Lazarillo de Tormes consagraron el idioma y abrieron la puerta al Don Quijote de Cervantes, en cuya ciudad natal, Alcalá de Henares, finaliza esta ruta cultural.

Ruta del Temple: el misterio de los templarios

Con este enigmático nombre se designa esta ruta que recorre cinco provincias. Empieza en la población de Monzón (Huesca), sigue por el castillo de Gardeny (Lleida), luego Miravet (Tarragona), llega a Tortosa (Tarragona) y finaliza en Peñíscola (Castellón), lugar que sirvió de escenario para filmar la película estadounidense El Cid. Si te preguntas por qué tanto traslado, la respuesta está en el movimiento que sufría la frontera de los reinos cristianos y árabes durante la Reconquista.

Así, la ruta visita los castillos que fueron propiedad de la Orden del Temple, hasta que fue disuelta por la Iglesia en 1312. Además de las fortalezas se visitan otras construcciones medievales importantes: torres, iglesias, conventos y catedrales forman un legado histórico y arquitectónico de gran interés. Pero para ponerle un poco de emoción y misterio, se relaciona con la historia de esta misteriosa orden de belicosos monjes.

El broche de oro: el Camino de Santiago

Sin duda, es la ruta histórica y cultural más importante y antigua de Europa. Tiene tantos trayectos posibles que puedes diseñarla a tu medida. Aquí encontrarás diez rutas con todos sus datos. Cada año, 300 000 personas llegan a la catedral de Santiago después de haber completado alguna de ellas. Ya puedes empezar a planificarla.

COMPARTE.