Tener una buena digestión es muy importante ya que ayuda a nuestro organismo a absorber y aprovechar todos los nutrientes de los alimentos que consumimos, ya que así segregan las cantidades necesarias de enzimas y jugos digestivos en el tiempo necesario.
Cuando sufrimos de una mala digestión se puede llegar a sufrir algunas molestias, el estreñimiento es una clara causa de ello, alergias o problemas con el hígado, etc.
Por eso tener una buena digestión nos garantiza una óptima salud y además nos ayuda a eliminar toxinas que el cuerpo no necesita.
Por eso es muy importante que aprendas a identificar qué es lo que hace que tengas una mala digestión y poner freno a algo tan sencillo que va afectar a tu salud. Es muy sencillo de tratar y todo puede comenzar con una buena alimentación.
A continuación vamos a ver factores que contribuyen a una mala digestión.
– El día a día y el estrés cada vez ayuda menos a que mantengamos una buena digestión. Una de las cosas que peor hacemos es alimentarnos y el frenético modo de vida, el exceso de estrés y el abuso de grasa, es lo que contribuye a que nuestro cuerpo no funcione con normalidad, además de perjudicarnos sin darnos cuenta.
Cuando una simple comida entre amigos puede parecer de lo más normal, comemos sin medir cantidades, lo más probable es que suframos una mala digestión, algo tan sencillo como la posición del cuerpo puede afectar gravemente a nuestro proceso digestivo.
¿Qué podemos hacer para evitarlo?
Es muy importante tener en cuenta la alimentación, es lo básico a considerar, como que controles tus comidas, además de las horas y evitar aquellos hábitos irritables y malos para la salud.
Evita las grasas saturadas, como por ejemplo los fritos, estofados, salsas y cualquier cosa que tenga aceite.
Controla la ingesta de gas, como por ejemplo gaseosas o cervezas.
Evita por supuesto el consumo de alcohol y de tabaco, este tipo de cosas aumentan la acidez del estómago e irritan las paredes de este.
Comer cuando tengamos hambre, pero siempre en pequeñas cantidades.
Evitar el estrés, es uno de los mayores causantes de diferentes males en nuestro organismo, entre ellos la mala digestión.
Come tranquilamente, tómate tu tiempo para masticar con calma y digerir poco a poco los alimentos.
Es importante cuidar la postura del cuerpo, evitar estar tumbado o mal sentado, ya que así nuestro estómago no trabajará adecuadamente.
Realizar ejercicio periódicamente es muy bueno para la salud, además que beneficia a nuestro proceso digestivo.

¿Existen alimentos que ayuden a contribuir a una buena digestión?

Al igual que hay alimentos que hacen que tengamos una mala digestión, también hay alimentos que nos van ayudar a que nuestro proceso digestivo sea bueno.

Frutos ácidos: el limón, la naranja o manzana son un gran aliado para ayudar a nuestro estómago e intestinos.

Frutos secos, se recomienda consumir regularmente frutos secos para mejorar nuestra salud.

Cereales integrales, el arroz integral, la avena y muchos otros cereales van a favorecer a mejorar las funciones digestivas.

Aceite de oliva, la mejor alternativa, incluso recomiendan tomar una cucharada de aceite de oliva en ayunas para mejorar a nuestro organismo.

Es importante que tomemos líquidos entre las comidas, el agua es la bebida más aconsejada para contribuir a la digestión.

Recuerda siempre que tomarte tu tiempo, masticar los alimentos y la ingesta de agua, van ayudar a una buena digestión.

COMPARTE.