En esta época de fiestas y con año nuevo por venir comienzan a parecer publicidades y comercios que venden pirotecnia. Aunque para muchos su uso es un momento de diversión por el espectáculo de colores y luces, su uso es muy peligroso ya que genera muchos accidentes y quemaduras en personas de todas las edades y muchísimos efectos perjudiciales en los animales que no pueden comprender de que se trata de una celebración.

La pirotecnia puede provocar efectos muy perjudiciales en los animalitos, como dolor en los oídos producidos por e estrés acústico, taquicardia, temblores, náuseas, aturdimiento, miedo o problemas cardíacos. Los perros pueden llegar hasta huir de casa, las aves reaccionan frente a la explosión con taquicardias, los gatos pueden huir e incluso acercarse a los explosivos por curiosidad. Además del trauma psicológico genera lesiones en su cuerpo, ya que los explosivos liberan aluminio, contaminar aire, suelo y agua.

Por eso una solución es conseguir que se comercialice más la pirotecnia sin ruido, para cuidar a nuestros animales, niños y celebrar de otra manera. Menos dañina para todos. Pero mientras todo esto se cocina, nosotros ponemos una opción muy sencilla para todos.

¿Cuál es?

Para este método solo necesitamos una tela y lo que se hace con ella es sujetar a tu mascota en puntos estrategicos de su cuerpo para que se sienta más contenido frente a los efectos de la pirotecnia.

De esta manera conseguiremos que se alive la tensión, ya que la tela presiona ciertas zonas de su cuerpo que activan el sistema nervioso parasimpático, logrando que se liberen hormonas que reducen el estr,es y ayudand a sentir mayor calma y armonía.

¿Cómo se realiza?

La tela debe cubrir la espalda y el pecho del animal, para que te hagas una idea, formando un 8, y terminando con un nudo, que no debe quedar sobre la columna, para evitar molestias.

Para hacerlo, pasa la tela sobre su pecho, cruza ambos extremos sobre su espalda formando una cruz; luego pásalos por su panza, volviéndolos a cruzar, y ciérralos arriba sobre su espalda con un nudo.

Aun así, mantente atento a tu mascota mientras explote la pirotecnia, cálmalo como solo tú sabes y deja que se refugie donde lo sienta necesario.

About Author