Pasamos en el trabajo una buena cantidad de horas. Sin ir más lejos, durante la semana estamos tanto o más tiempo con los compañeros que con nuestras propias familias (si tomamos en cuenta que en casa, la mayoría lo invertimos en dormir).

Es debido a que nuestro trabajo es como un segundo hogar, que es tan importante llevarnos bien con nuestros colegas. Lamentablemente, muchas veces no comprendemos la razón por la que existe un mal clima laboral, pero lo cierto es que siempre podéis hacer algo para mejorar la relación con los compañeros de trabajo.

Lo primero que debéis analizar es qué estáis haciendo para mejorar o empeorar la relación con ellos, y cómo podéis revertir la situación, para que llegar al trabajo no sea una tortura, sino por el contrario, os sintáis como en casa y podáis empezar el día positivamente.

  • Ser más sociable

Tal vez no estéis compartiendo suficiente tiempo con vuestros compañeros. Es cierto que uno a veces quiere estar solo y no saber nada de nadie; sin embargo, no podéis hacer de esta práctica algo habitual. Si queréis tener buenas relaciones con los colegas, debéis considerar los almuerzos como una oportunidad para interactuar. ¿Cómo sabéis si alguno de ellos se convierte en vuestro amigo?

  • Decir qué os molesta

Para esto, claramente hay que tener tino. Es importante no guardarse aquello que está dificultando vuestras tareas, o actitudes que impiden una sana convivencia dentro del grupo de trabajo. Si tenéis algún problema puntual con alguno de vuestros compañeros y está produciendo un mal clima laboral, conversad con él y hacedle saber lo que estáis sintiendo, proponiendo ideas para solucionarlo.

  • Salir de vez en cuando después del trabajo

Compartir fuera de los horarios de oficina también es una excelente oportunidad para llegar a conocerse en profundidad. Quizá os fastidia la idea de tener que salir después de un largo día, pero pensad que es una inversión para lograr mejores relaciones con vuestros compañeros a futuro, y conocer las cosas que tenéis en común.

  • Evitar los chismes

Por muy tentador que os parezca contarle a un colega el chisme que has oído en el pasillo, evita comentar cosas negativas sobre los demás.

  • Ofrecer ayuda a quien lo necesite

Hay que tener la disposición de ayudar a ese compañero nuevo que no comprende mucho el teje y maneje de la oficina, o a cualquiera de vuestros colegas que necesiten una mano.

  • Evitar los prejuicios

En ocasiones nos dejamos llevar por la primera impresión y ahí nos quedamos. Muchas veces, alguien que consideramos antipático es solamente tímido o introvertido, y necesita un empujón para sociabilizar con el resto. Dadle esa oportunidad y comenzad por buscar la instancia para conversar.

  • Ser paciente y empático

Esto es clave para comenzar a mejorar el mal clima laboral. Comenzad mejorando el ambiente poniendo vuestro grano de arena, practicando la paciencia y la empatía con el resto. Tal vez alguno haya tenido un día complicado o problemas personales, pero eso no quiere decir que sea una mala persona.

Ya sabéis que tener una buena relación con los compañeros de trabajo depende de cada uno. Al poner en práctica estos consejos podréis ver como todo comenzará a fluir de manera positiva, a todo nivel. ¡Animaos!

COMPARTE.