Hoy has salido a pasar una noche loca con tus amigas, mientras bailas localizas a un chico que te gusta y no puedes quitarle la vista de encima, te lo estás pasando genial, de repente se acerca y decide invitarte a tomar algo juntos. Comenzáis hablando y termináis la noche en su casa, es el momento en el que vas a vivir la aventura de una noche que puede ser de lo más variada.

Esta práctica cada vez es más común. No nos corresponde a nosotros juzgar si esto es correcto o no, pero voy a tratar de ofrecer algunos consejos útiles sobre cómo manejar las relaciones sexuales ocasionales.

El primer consejo que puedo dar es elegir conscientemente que tipo de aventura queremos, y no hacerlo por ejemplo, para tratar de olvidar una decepción emocional dolorosa. Ya sabes que por desgracia, no siempre funciona. De hecho son más veces cuando llegas a casa casi llorando.

Si decides seguir adelante con tener sexo casual, ésta debe ser siempre utilizando protección, recuerda que las enfermedades contagiosas están siempre a la vuelta de la esquina. Tu salud no tiene que ser arruinada por pasar una noche con un desconocido, siempre se debe utilizar preservativo: no sólo por el temible sida, si no por el otro torrente de enfermedades contagiosas de transmisión sexual que podrían crearte problemas graves.

Otra recomendación clave de cómo manejar la situación de sexo casual es elegir de hacer sólo y exclusivamente sobria, el sexo puede ser una experiencia maravillosa, pero siempre es mejor estar en plena posesión de tus facultades físicas y mentales.

A través de plataformas de encuentros como Liruch puedes encontrar personas totalmente dispuesta a tener sexo ocasional o pareja formal, tú decides.

COMPARTE.