Amigos de Liruch como ya podéis notar viene el calor, y tomarse un café caliente como que no apetece mucho, así que hoy hemos decidido publicar una receta súper sencilla para esos cafeteros cansados del café tradicional.

La primavera al igual que el verano abrasador requiere bebidas fresquitas y en este sentido no hay nada mejor que poder disfrutar en un tu casa de un sorbete cremoso de café.

El sorbete es un postre elaborado a base de agua, azúcar, jarabe o licor y pulpa de fruta o café. No es un helado y tampoco un granizado puesto que contiene menor cantidad de azúcar para evitar que el agua se congele, éste más suave y menos frío, el sorbete es un verdadero placer para el paladar, y también es adecuado para aquellos que les gusta ocuparse de sus calorías, ya que es libre de grasa.

En la preparación el agua es de gran importancia, ya que una parte debe solidificarse y la otra permanecer en estado líquido o cristalizado, esto se realiza a través de la cantidad de azúcar adecuada.

Ingredientes:

200gr de café
200gr de agua
200gr de azúcar
1 clara de huevo

Preparación:

Poner el agua en un cazo, cuando hierva, verter el azúcar y remover de forma continua hasta que el azúcar se disuelva por completo. Retirar el almíbar resultante del fuego.

Hacer el café y mezclarlo con el jarabe de azúcar, dejar enfriar.

Mientras tanto montar la clara de huevo a punto de nieve firme. Añadir suavemente el café al jarabe de azúcar. Poner en un recipiente apto para el congelador y ponerlo como mínimo 3 ó 4 horas antes de consumir.

Cuando decidas tomarlo sacarlo del congelador e introdúcelo en la licuadora dos minutos.

Tu sorbete ya está listo y cremoso para disfrutarlo, puedes adornarlo con unos granos de café, y si aun quieres más puedes cubrirlo con nata.

Amigos de Liruch, se pueden hacer varios y conservarlos en el congelador e ir sacando según las necesidades, y ahora a disfrutarlo!.

COMPARTE.