¿Te sientes inseguro profesionalmente? ¿Inferior a otras personas o que no estas a la altura? No te asuste pero quizás padezcas este trastorno.

Si alguna vez has sentido esas sensaciones, te tranquilizará saber que es de lo más común del mundo y aproximadamente un 75% de personas lo experimentan alguna vez en sus vidas. Todo síndrome tiene su solución y tratamiento, por lo tanto no temas, se puede superar.

Pero no hay que descuidarse, a veces las sensaciones negativas de sentirse poco valido pueden hacerse crónicas, afectando gravemente al individuo que las padezca, es muy común en las personas con el autoestima bajo.

Es en estos casos cuando hablamos del síndrome del impostor, es decir, una incapacidad personal de aceptar los logros y el éxito.

A continuación vamos a exponer algunas de las características del síndrome del impostor simplemente con el sentido de ayudar nunca dar un resultado médico.

Definición:

El síndrome del impostor, es conocido como el fenómeno del impostor o síndrome del fraude, es un fenómeno psicológico en donde la persona jamas acepta sus logros.

Las personas que sufren este síndrome suelen sentirse convencidos que son un fraude, que no merecen nada de lo que les sucede, ningún éxito y que son inferiores al resto. Aún así se les enseñe con pruebas que todo es por ellos mismos, jamás van a ver la realidad, todo es asociado a la suerte o el azar.

También tienen la sensación de que lo que ha conseguido no es para tanto, vamos todo sensaciones negativas y nunca positiva, son sentimientos muy comunes experimentado por muchas personas.

Por este cumulo de sensaciones el individuo que padezca el síndrome del impostor va a llevar su vida de una forma distinta constantemente, volviéndose incapaz de luchar por conseguir sus logros.

¿Hablamos de enfermedad mental?

Es una alteración del funcionamiento psicológico en donde los pensamientos y las emociones son alteradas.

Pero no hablamos de una enfermedad mental oficialmente reconocida, pero no significa que no exista o sea un concepto invalido, ya que tenemos numerosos artículos y estudios sobre este trastorno.

¿Que provoca el síndrome?

  • Trabajar en exceso.

  • Ocultar pensamientos, no decir como sentimos las cosas.

  • Tratar de impresionar y tener el aprobado de los demás.

  • Dejar todo para último momento.

  • No acabar las cosas

¿Cómo se trata?

El síndrome del impostor puede afectar gravemente a nuestro bienestar y al día a día, pero como todo proceso mental puede corregirse.

Es evidente que siempre hay que acudir a las manos de un profesional, ellos tiene experiencia y están al tanto de cualquier trastorno y pueden darnos las herramientas necesarias para corregir nuestros malos hábitos.

La terapia que ha dado mejor resultado, ha sido la terapia cognitiva, es la que se basa en identificar, analizar y reconstruir los pensamientos de la persona.

Además siempre es importante leer, aprender e informarse sobre el tema, que es y como se origina.

Hablar de ello con total naturalidad.

Acepta que no tienes que conocer todas las respuestas: tienes que ser consciente de que tienes el mismo derecho que cualquier otra persona a cometer errores y a equivocarte.

COMPARTE.