Cuándo era niña, bueno supongo que ya no tan niña por que el comentario se las trae, mi madre me dió la primera gran lección acerca de cómo conquistar a un hombre:

-Cariño tienes que saber que un hombre es más simple que el mecanismo de un chupete.

-Se quedó pensando durante unas décimas de segundo.

– Bueno no lo que debes de saber es que un hombre tiene exactamente el mismo mecanismo que un chupete.

– ¡Pues nada gracias mama!

Aunque mucha parte de lo que mi sabia madre me dijo es cierto, con el tiempo y las andanzas, mas con las andanzas para ser sincera, he descubierto que aunque parezca mentira un hombre no solo se conquista a base de sexo, y tampoco, que parece que os estoy leyendo el pensamiento, a base de cervezas, fútbol, comida y sexo.

Bueno seguro que algún hombre si, pero me atrevo a apostar que al susodicho le falta entonces el sapiens de la especie.

No pretendo, porque no creo ser capaz, hacer un articulo en plan “ligar para torpes” solo, si es posible, orientar, un poco a quien como yo en el pasado, esta confusa y no entiende, porque los consejos universales no funcionan. Pues os lo voy a explicar, los consejos universales no funcionan, ¡porque están mal!

Ojo al dato: A un hombre no se le conquista solo a base de sexo. Apuntar bien esta, el sexo en una pareja tiene que ser algo que guste a ambas partes, que sirva para unir y afianzar la relación en ambos sentidos, de el hacia ti, tanto como de ti hacia el, quítate de la cabeza eso de que los peores problemas se solucionan bajo las sabanas, que un hombre solo quiere sexo y todas esas sandeces que llevas escuchando siglos.

Os voy a contar una de las grandes cosas que he aprendido a lo largo de los años de nuestros compañeros los XY, lo que más les gusta del sexo es hacer sentir placer a la otra parte.

¿como pretendéis sentir placer si lo hacéis solo con la idea de gustar más? ¿o de disipar un cabreo? ¿o de conquistar a ese hombre? Si lo único que os mueve a meternos en la cama con vuestra pareja, es mantenerla a vuestro lado, os estamos condenando a una vida, de tratarnos a vosotras mismas como un objeto, y ¡va a ser que no! no compensa en lo absoluto.

Lo mejor, es sentirse a gusto con vosotras mismas, pensar que solo como personas, que solo por vuestra forma de ser ya podéis mantener a nuestro lado a ese hombre. Pensar que buscáis a alguien que os acompañe en vuestro camino, no que os lo dificulte, hacer un esfuerzo tal, como mantener relaciones sexuales cuando no os apetece, solo para atraer o mantener, es sin duda una dificultad que no debería existir en una pareja sana.

Por lo tanto si que es cierto que el sexo es importante en una pareja, pero no es verdadero que la mantenga con vida, es más bien una prueba de que sigue con vida, si ambos os atraéis de tal modo, es que las cosas por esa parte marchan bien, es una buena señal, pero una buena señal que no se puede aparentar.

 A un hombre se le conquista por el estómago: 

Bueno, si, no se en que sitio leí que a Julio cesar le daban uvas una a una un escuadrón de mujeres con muy poca ropa, pero la época de cubrir al hombre con toda case de placeres ha pasado.

Si sabes cocinar, y te gusta hacerlo, probablemente combines a la perfección con alguien que adore comer bien, pero es sumamente extraño, que alguien normal, a quien le gusta comer bien, no se sepa preparar sus platos favoritos por si mismo.

No estoy queriendo decir, que todo se mal interpreta, que no se pueda cocinar para la persona a la que se quiere conquistar, se puede cocinar, limpiar la casa a fondo, comprar un buen vino, poner buena música, y vestirse como si fueras a una cena de gala. Pero, y hay esta el problema, si eres de las que prefiere llamar al chino, o tirar de pagina web de comida rápida a domicilio, desordenada por naturaleza, prefieres la cerveza, no te gusta la música, y además adoras los vaqueros. ¿Merece la pena el esfuerzo de aparentar algo que no eres? ¿Y además arriesgarse al hecho de que la pareja se sienta atraído por alguien que no existe? Creo que no.

Si te gusta cocinar, adelante disfrútalo, pasa la tarde entre fogones, sorprende a tu invitado, si no te gusta, arréglate, o no e ir a un restaurante, no aparentes ser quien no eres desde un primer momento, a ver si por detallista, te vas a condenar a una vida en la cocina, cuando si la odias, puede ser peor que una cadena perpetua.

A un hombre se le conquista con fútbol:

¡ERROR! el fútbol ya lo tiene conquistado, y hay muy poco que puedas hacer en contra de eso, resignarte, supongo a que de vez en cuando, o de vez en siempre, tu pareja saldrá a ver el partido con los amigos, o meterá a los amigos a ver el partido en casa, piensa en si la idea te gusta, a lo mejor a ti también te gusta el deporte y podéis ver los 90 minutos juntos cantando goles y pasándolo bien, o a lo mejor quieres aprovechar los días de partido para hacer vida social con las amigas, o leer un buen libro, o simplemente dormir, pero si odias el fútbol y no aguantas que lo vea, como las personas no cambian, a lo mejor es buena idea que como decían las cantimploras de las tiendas de chucherías sigas buscando…

Al final creo que no hay ningún secreto universal para conquistar a un hombre, quizás el secreto esta en ser una misma, no hacer sobre esfuerzos, no aparentar ser quien no se es, y esperar de la otra persona lo mismo, ¡fuera mascaras desde el primer momento! mantener sexo solo cuando apetece, cocinar solo si se quiere, y pensar desde un primer momento si se van a aguantar los hobbys, no es solo una forma ideal de conquistar a alguien que sea afín a ti, sino además de mantenerla.

COMPARTE.