A veces pensamos que utilizando productos más caros son más beneficiosos. Pero no todo lo caro es bueno, ya que no todo es natural y aunque en el momento nos de un aspecto maravilloso, a largo plazo no nos beneficia.
En mi opinión pienso que es mejor aprovechar los recursos de la naturaleza, que aunque no tengan un olor deseado, una textura a la que estamos acostumbrados, siempre va a ser más beneficioso que algo lleno de productos químicos, ademas de sanar problemas, ahorrar dinero y ayudar a nuestra tierra liberando de productos contaminantes y ni hablar de la experimentación con animales.

Antes que nada quiero darte unos consejos para poder beneficiarte de cualquier tipo de champo

¡No hay que lavar el pelo todos los días! Es malo para nuestro cabelluda, ya que este cuenta con una barrera sebácea dermo protectora, es verdad que hay cueros cabelludos más grasos que otros, pero ten en cuenta una cosa, a más lo laves más grasa producirán nuestras glándulas, ya que detecta que falta esta barrera y produce más, haciendo el efecto rebote.
¿A más cantidad mas limpio? Para nada, como indicamos arriba genera el efecto rebote, ademas de ensuciar más nuestro cabello.
Aprovecha cada vez que laves tu cabello hacer un pequeño masaje en el cuero cabelludo, sin frotar solo haciendo presión y mover nuestras yemas en circulos.
Olvídate del agua caliente, utiliza agua templada y acaba con agua fría para activar la circulación.

Recetas de champoo casero

Estas recetas que voy a compartir contigo van a beneficiarte en muchos aspectos, cumplirán con creces sus funciones, poco a poco tu cabello y piel se verán hermosos y saludables.
Una cosa importante es que tengas en cuenta que los primeros días notes molestias o notes que tu cuero cabelludo no esta limpio al 100% No te preocupes, como todo proceso tiene un periodo de adaptación, hasta que nuestras glándulas se habitúen a este cambio, es según la persona que sea de 3 días a 1 semana.

Champoo de naranja hidrante: Muy sencillo coge media taza de infusión de manzanilla, añade dos yemas de huevo y dos cucharadas de zumo de naranja. Guarda en la nevera y utilízalo poco a poco alternando con tu champoo habitual, notaras la suavidad natural que aporta a nuestro cabello.
Champoo aromático de lavanda, ideal para cabellos rubios, zumo de 2 limones, dos cucharadas de agua de lavanda y dos huevos, se mezcla todo bien y se aplica con un suave masaje, se deja actuar al menos 10 minutos y aplicas tu acondicionador. Ademas hace efecto astringente.
Champoo de ortiga y romero, este champoo es ideal para los que sufren irritación, debilitamiento y caspa. Hervimos la ortiga y el romero, pon una cucharada de aceite de coco y 1 clara, metemos al frigo y ya tenemos nuestro champoo.
Champoo de papaya y aloe vera, altamente hidratante y suavizante, muy fácil se trata de coger los ingredientes triturarlos en la licuadora, utilizar de costumbre y notarás enseguida la diferencia.

Recuerda nuestros consejos, estamos acostumbrados a el aspecto de un champoo, pero estos naturales que te hemos dado no harán las espuma deseada, eso no quita que sean efectivos.
Pruébalos y nos cuentas que tal.

About Author