Como sabéis, en Liruch no nos gusta que se acabe el amor, pero a veces es inevitable.

¿Por qué se acaba el amor?

Estábamos felices y seguros de nuestro amor, íbamos por el buen camino, disfrutábamos cada momento, cada detalle, cada beso…. Mucha gente nos envidiaba por lo años que llevábamos juntos, por la superación de tantas batallas y por seguir queriéndonos así. Todo indicaba que no era un simple capricho, sino que esto era algo duradero, así que llegaba el momento de construir un futuro juntos.

De repente, un mal día todo acabó, esperamos meses confiados en que nuestro amor podía volver, pero cada vez se veía más claro su fin. Todos los motivos parecían incompatibles: no podíamos entender como un amor como el nuestro desaparecía en el aire, ¿cómo es posible que un amor así se destruya?, veamos algunas posibles razones.

Falta de comunicación.

El amor vence a los que huyen, pero la ausencia excesiva asusta al amor como el demonio. Una historia se nutre de comunicación constante, como la planta que necesita agua y sol, necesitamos conocer el estado actual de quien está a nuestro lado, para poder aliviar, resolver dudas, preocupaciones… demostrándole nuestro interés y dejando claro que estamos a su lado en todo momento.

Pérdida de atracción.

Es difícil seguir amando a una persona que no nos gusta físicamente y peor aun, mentalmente. Y el hecho de que la pasión era lo más poderoso que había entre los dos, no quería decir que estaba destinado a durar para siempre.

Falta de confianza.

La confianza y el amor siempre viajan por la misma carretera. Podemos darle a una persona infinidad de posibilidades, podemos sentir que todavía confiamos en ella a pesar de que nos ha traicionado, pero en el momento en el que llega el día en que nos cuestionamos alguna palabra, intención o hecho, ahí es cuando el amor se ha ido.

Falta de respeto.

El respeto es un compañero constante del amor. Se trata de dar a una persona derecho y consideración y no maltratar ni humillar a la cara por razones irrefutables.

Falta de lealtad.

La fidelidad o infidelidad tienen muchas maneras de expresarse, pero para ser honesta es sin duda una manera de mostrar nuestros sentimientos a nuestra pareja.

No aceptar más.

Nadie es perfecto, y todos tenemos nuestros defectos, comportamientos inadecuados y que algunos de ellos podrían ser considerados incluso insignificantes. Es normal cometer errores y tener defectos pero a veces ya no somos capaces de aceptar a una persona por su comportamiento negativo, el cual afecta a nuestra sensibilidad, hasta el punto de borrar sentimientos.

Para terminar deciros queridos amigos y amigas de Liruch, que si esto sucede hay muchísimas personas en nuestro portal dispuestas a abrirte de nuevo las puertas al amor, hay que ser feliz y vivir.

COMPARTE.