Es cierto eso que dicen que los hombres son de Marte y las mujeres son de Venus, de hecho, es que vivimos en planetas completamente diferentes, por lo que con frecuencia generan una gran cantidad de malos entendidos.

El malentendido puede ocurrir también en el plano sexual, por lo general el hombre después de tener sexo siente fisiológicamente la necesidad de descansar o permanecer tranquilo, esto a menudo se convierte en una causa de tensión y disputas, por que a nosotras, las mujeres, nos gusta tener unos momentos de ternura y diálogo después de haber hecho el amor.

¿Por qué sucede esto?

A la espera de algún elevado escudo feminista, los científicos rompen una lanza a favor del comportamiento de los hombres, es decir, no es una deliberada falta de atención a las parejas ya que es algo que va en la genética, y por lo tanto, ellos son así. Los científicos argumentan que los cerebros de los hombres están diseñados precisamente para el modo off después del sexo.

Existen una serie de experimentos neurocientíficos en los que se ha analizado los efectos y actividad del cerebro de los hombres antes y después del orgasmo, y tras ellos se ha descubirto que después del acto sexual el hombre deja de pensar (en el sentido literal del término). Dos áreas, la amígdala y la corteza cingulada trasmite al cerebro el impulso de apagar el deseo sexual, es decir, que tiene poco tiempo para los mimos, después de esta primera fase, viene la segunda que es cuando el hombre segrega oxitocina y seretonina, entre otros, que son los encargados de inducir el poderoso efecto del sueño.

Así pues, después del orgasmo del hombre, se produce un periodo refractario donde no puede ser excitado y entonces llega la llamada de descanso del guerrero: Para el hombre el acto sexual es como una especie de combate en la que se queda k.o.

Para la mujer es todo diferente, no tenemos ese periodo de fuerte repulsión, la mujer suele pedir más de lo que el hombre es capaz de dar.

Así que, querida amiga de Liruch se aconseja:

  • Respetar ese descanso y disfrutar del silencio con él.
  • El silencio encierra muchas más palabras que un discurso entero, piensa que las palabras no dichas son las más bellas…

Chicas y chicos disfrutar del finde que ya es viernes!

COMPARTE.