En este post de hoy queremos dar un impulso a las personas que pasan por un momento de flaqueza, a veces necesitamos unas palabras que nos empujen para luchar, por eso queremos compartir con vosotros esto:

Hoy en día vivimos todo con mucha rapidez, con prisa, sin pararnos un minuto a disfrutar la vida, a saborear las grandes cosas que tenemos. Las responsabilidades, el trabajo, el día a día.. Todo hace que estemos acostumbrados a ir siempre tan deprisa.

También pasa cuando deseamos algo, como por ejemplo una pareja, el trabajo perfecto o conseguir viajar o vivir en otro lugar.

liruchNuestros deseos aumentan, pero al mismo tiempo nos llenamos de ansiedad. Es una ansiedad que nos dice que para conseguir todo esto nos llevará un tiempo. Sabemos que nuestra vida no cambia de un día a otro, todo cambio va a tener un proceso.

Tanta prisa tenemos para hacer, escribir y dejar oír nuestra voz en silencio, que olvidamos lo más importante, que es vivir.

No tengas miedo, a veces tener prisa para que las cosas sucedan supone tener miedo a que no logremos que ocurran, hay que dejar el miedo, porque eso solo nos paraliza.

Tenemos que aprender a afrontar nuestros miedos, no tenemos que dejar que nos bloqueen o que puedan con nuestras metas o sueños. Si queremos algo tenemos que ir a por ello, aunque tenemos que saber que todo llegará a su tiempo.

Tienes que tener en cuenta que si no ves cambios repentinos no tienes que resignarte, eso es lo peor que puedes hacer.

mr-wonderful-02-1Fomenta la confianza en ti mismo, ten seguridad en tus capacidades, todos somos capaces de conseguir lo que queremos, solo tenemos que luchar. No sabemos lo que pasará mañana, por eso es importante que vayas pasito a pasito y sin prisas, logrando las metas pequeñas para llegar a la más alta.

Tu miedo termina cuando tu mente se da cuenta de que es ella quien crea ese miedo.

Acepta lo que venga como las emociones, tus resignaciones tus miedos, acéptalos, pero contraataca. No tengas prisa en conseguir las cosas, porque tarde o temprano sucederá. Lo importante es ir formando el camino.

Es muy importante que sepas que todo lleva su tiempo, que no se va a solucionar de un día a otro, eres susceptible de todo lo que nos rodea.

¿Qué es lo mejor de esto? Que con el tiempo aprendes que todo se supera, aunque se tarde, aunque pienses que nunca volverás a estar bien. De eso nada, aprovecha los momentos de lucha para aprender y sacar lo mejor de todo esto.

El tiempo no vuelve atrás, por eso planta tu jardín y adorna tu alma en vez de esperar a que alguien te traiga flores.

No desperdicies el tiempo, aprovecha todo para aprender y hacerte más fuerte, las aguas siempre vuelven a su cauce y volverá tu equilibrio interior.

Las cosas buenas se hacen de rogar.

COMPARTE.