Así lo afirman los científicos, analizan y afirman que el cerebro de los canes interpreta el habla humana.

Sabemos que siempre hemos dicho que los perros entienden cada cosa que decimos, pero no había sido confirmado científicamente hasta ahora. Un equipo de científicos ha estudiado por primera vez cómo el cerebro de nuestro perro interpreta el habla humana.
El mejor amigo del hombre es capaz de identificar el tono cuando decimos algo, sobretodo cuando lo felicitamos.

El cerebro humano cuando capta la información divide las tareas: El hemisferio izquierdo se encarga del significado de las palabras y el derecho se encarga de interpretar la entonación. Así se analiza por separado lo que decimos de cómo lo decimos, para conseguir un significad conjunto. Pero esta habilidad no es sola del ser humano.

Un estudio ha demostrado que el cerebro de los perros funciona de la misma manera para distinguir las palabras y la entonación. Así lo afirma Atill andics, el autor principal del trabajo.

Así los perros cómo las personas utilizan el hemisferio izquierdo para entender el vocabulario de las palabras y la parte derecha para la entonación. Para los científicos, si en el entorno del perro está muy presente el habla humana, pueden surgir en su cerebro representaciones de significado de las palabras, incluso en el caso de mamíferos no primates como los canes que no son capaces de hablar.

Los perros pueden llegar a aprender palabras que son importantes para ellos y muy a menudo utilizada por sus dueños para dirigirse a ellos. Como las palabras para felicitarlos.

Este es uno de los primeros estudios que analiza a fondo el sistema neuronal de este proceso en los perros, aunque desde hace años científicos de diferentes partes del mundo han realizado diversos experimentos para demostrar la habilidad de los canes para reconocer los diferentes componentes del habla.

Mejor comprensión para los elogios

Según los investigadores, el estudio es el primer paso para entender cómo los perros interpretan el habla humana. Para este estudio entrenaron 13 perros que se mantuvieron inmóviles para realizar una resonancia magnética. Cada vez que su entrenador les decía una orden entonces los científicos median la actividad cerebral a cada perro.

Al buscar las regiones del cerebro que diferenciaban las palabras con sentido y las que no, los científicos se dieron cuenta de que los perros prefieren utilizar su hemisferio izquierdo para procesar las palabras y la entonación en el derecho.

Este estudio no solo permite mejorar la comunicación con los animales, si no que también demuestra que las palabras no solo tienen su significado, además de eso nuestra capacidad neuronal utiliza el ingenio para usarlas.

“Los seres humanos son solo únicos en su capacidad para inventar palabras”, concluyen los autores.

COMPARTE.