El amor es una cosa maravillosa que mejora las vidas de todas las personas: sobretodo con dos cosas, dando sentido a nuestra vida y haciéndote sentir más vivo.

Cuando amas a alguien, todo se vuelve más bonito y se ve con una luz diferente, pero el amor puede tener las dos caras moneda (como con todas las cosas en la vida ), y por lo tanto también puede causar suficiente dolor psicológico (por ejemplo, por que el sentimiento no se apaga, la relación se termina después de tantos años, o las expectativas no se cumplen).

Te vamos a explicar con detalle cómo se puede tratar con las expectativas en el amor : ¡buena suerte !

En primer lugar, el amor es un sentimiento maravilloso, pero también un arma de doble filo: a veces, puede suceder que la persona que amas no te ama, te traiciona o se va, quedándote perdido y desesperado o desesperada.

A veces también ocurre que la historia de amor en sí mismo está en situación de riesgo o están rotos por la realidad de los hechos.

Las expectativas son pensamientos naturales tenidos por cualquier persona (tanto en el amor como en otras situaciones de la vida) y que se proyectan hacia el futuro, tal vez para superar las cosas que no sucederán.

Todo esto es bastante normal, entonces ¿qué se podría hacer para abordar y superar este hecho?

El primer consejo que podemos dar es pensar en el propio futuro personal o dedircarse a perseguir un sueño, resumiendo, hacer o conseguir algo que siempre se quiso y por algún motivo no se pudo. La expectativa en definitiva es “el estado o condición del espíritu, precedido y seguido por la esperanza de la desesperación”.

La esperanza, así como los sueños, es algo que no debemos perder, pero tienen limitaciones cuando se trata de amor.

El segundo consejo que podemos dar entonces, es ser cauteloso conociendo a la persona. Intentar ser lo más realista posible, mirar con cuidado la situación emocional real, no dejarse llevar demasiado por las fantasías de diversos tipos, lo que haría perder contacto con la realidad.

Además se recomienda:

– Dar tiempo conocer bien el tema que tienes delante, en todos los aspectos e ideas, sin quemar ningún hito.

– Evitar el miedo a perder al otro, ya que llegaría a ser cargante y asfixiante, así como perder el miedo a equivocarse, es decir hay ser uno mismo.

Y para terminar lo único que te podemos decir desde Liruch es que seas feliz!

COMPARTE.