A todos nos puede pasar que nos encontremos con una persona que a primera vista nos parece interesante, es obvio que nos gustaría conocerla pero no sabemos cómo emplear el arte de seducción, esto nos puede pasar en cualquier momento y en cualquier lugar: estando de fiesta, paseando por la ciudad, en una tienda…

¿Qué podemos hacer?

Es difícil redactar un manual exacto, a este mundo llegamos sin libro de instrucciones, así que se trata de un largo proceso de aprendizaje, viviendo experiencias, cometiendo errores y aciertos.

Seducir es potenciar lo mejor de nosotros mismos al exterior, al fin y al cabo una persona seductora es aquella que sabiendo cuáles son sus puntos fuertes los explota adecuadamente.

El encanto es lo primero que impresiona, pero ojo, encanto no es sinónimo de belleza, son dos cualidades diferentes que no siempre caracterizan a la misma persona, la belleza es una característica física y el encanto se manifiesta a través de gestos, actos, formas, miradas, sonrisas, palabras, es decir es lo que llamamos personalidad.

El lenguaje corporal juega un gran papel para comunicarse con otras personas, gran parte de la comunicación se mantiene de manera inconsciente, veamos algunos sencillos ejemplos:

-Al mirar a una persona podemos saber si está enfadado o feliz, sin mediar palabras.

-Una persona con una posición rígida del cuerpo, con la cabeza inclinada y la espalda encorvada, nos da indicaciones de actitud negativa.

-Mantener los brazos cruzados durante una conversación indica ‘defensa’ de manera contraria a que una amplia y sincera sonrisa expresa acercamiento y simpatía.

Los tiempos han cambiado y ya no son los hombres los que tienen que dar el primer paso para entablar nuevas relaciones de amistad o amor, en estas últimas décadas contamos con canales de comunicación que nos amplían las posibilidades de encuentros con personas del sexo opuesto: plataformas de encuentros como LIRUCH por ejemplo, nos pueden ayudar mucho a encontrar lo que buscamos.

se1

Y ahora te preguntarás ¿pero entonces dónde esta la clave de la seducción?, pues bien, la respuesta es más sencilla de lo que parece:

Consiste en que jamás intentes demostrar lo que no eres, procura siempre generar sentimientos positivos, transmite siempre sinceridad y sentido del humor. A su vez, utiliza un poco la psicología y hazle ver a la otra persona que eres lo que necesita y a partir de ahí haz que surja atracción física.

Si piensas que estas preparado o preparada para poner esto en práctica, no dudes y empieza hoy mismo con un amigo o amiga, con la vecina, o con una de las personas conectadas en LIRUCH.

COMPARTE.