El corazón tiene razones que la razón no entiende, frase del físico y matemático Blaise Pascal, con la que el autor quiere reflexionar sobre los sentimientos con los que el corazón nos pone pruebas tan fuertes que no podemos entender bien . 

Esta frase enfrenta a dos elementos esenciales, el corazón y la razón, siempre es muy difícil tomar una decisión sobre la cuál seguir. Este lema hace reflexionar muy bien sobre la capacidad del corazón para experimentar ciertas emociones. Muchos filósofos mantienen la teoría de que el corazón no es un simple músculo, que es mucho más, ya que es capaz de tener sentimientos que la razón no puede entender. 

Pero en la ciencia, el músculo cardíaco es considerado como un simple músculo de nuestro cuerpo, incapaz de sentir, por lo tanto, sostienen que el único camino a seguir es el de la razón, porque el corazón no es capaz de darnos algunas respuestas. 

De hecho todo el mundo ha sentido que el corazón lata más y se acelere más en ciertas situaciones, instantes en que se sienten emociones muy fuertes. Casi parece que el corazón empatiza con nosotros mismos y llega a ser capaz de explicar los sentimientos que de otra manera no serían capaces de explicar solamente por la razón. 

También se puede decir que el corazón es la base de nuestra razón, por otro lado muchos, especialmente los médicos, argumentan que es un error pensar que el corazón puede tener sentimientos. En definitiva el corazón es el símbolo por excelencia de nuestros sentimientos, el iniciador de las emociones que caracterizan a cada uno de nuestros momentos.

COMPARTE.