Conocer la anatomía de una misma es muy importante, sobretodo para una vida sexual satisfactoria. La vagina es el canal muscular membranoso que se extiende desde los genitales externos (vulva) hasta el útero.

A la vuelta del cuello del útero, en los últimos 2cm de la vagina, encontramos el callejón sin salida, es el minúsculo paso del canal vaginal, esta pequeña área es extraordinariamente rica en terminaciones nerviosas y muy sensible al contacto para que pueda crear orgasmos instantáneos.

En la mayoría de mujeres, el peso y la posición del útero tienden a comprimir el canal vaginal, el pene es el único que puede llegar, pero no podrá entrar si el útero se baja. En cambio cuando se sube el útero al excitarnos puede retener al pene en el callejón sin salida llegando a alcanzar un orgasmo intenso y completo. Al excitarnos hacemos que se aplane y se eleve el útero, facilitando así mantener relaciones sexuales.

Los músculos de la pelvis son muy importantes para el placer femenino, la pelvis determina la fuerza vaginal. Intentar orinar y hacer fuerza para tratar de dejar de orinar es una buena manera de entrenar el músculo, al hacer esto estamos contrayendo los músculos vaginales, si estos son débiles puede tener problemas de incontinencia e incluso dificultad de alcanzar un orgasmo, recuerda que una vagina muscularmente fuerte siente más. También puedes poner en práctica todo esto apretándolos durante la penetración, así conseguirás dar más placer a tu pareja.

COMPARTE.