Muchas personas sufren timidez, es difícil decidir dejar de ser tímido de un día a otro. Muchas personas nos parecen increíbles porque las vemos hablar hasta los codos. A mucha gente tímida le pasa que en vez de decir lo que piensa, solo lo dice en su interior y lo peor es que siempre tiene la sensación de arrepentirse por no decirlo a tiempo.

El primer paso es comprender la timidez

La timidez tiene sus raíces, el miedo a hablar, expresarse y sentirse humillado, avergonzado o ignorado, la timidez provoca estas sensaciones en muchas personas.

Es importante saber por qué las personas sienten la timidez en su cuerpo, para poder entender y trabajar las causas hacia la superación del mismo.

No se trata de ti, si no de ellos…

Para las personas, naturalmente silenciosas, el miedo a hablar puede surgir de unas cuantas malas experiencias, sobre todo a una edad temprana.

Cuando un adulto reacciona con enfado o antipatía ante un intento de la otra persona por expresarse, es normal que se tome como algo personal y callemos en un futuro por ese miedo. Y lo que sucede es que transformamos ese miedo en algo gigante, en algo que puede llegar a ahorrarnos en un futuro.

La clave está en el reconocimiento, para no tomar las reacciones de otra persona como algo personal.

Otra cosa importante es dejar de lado las malas experiencias, reconocerlas y superarlas. Lo único que se logra al guardar en el interior esos malos momentos del pasado, es que traigan sus malas consecuencias en el presente… ¡No más recuerdos y temores por ellas!

Tienes que elegir que tus recuerdos y lo que realmente tenga fuerza en tu vida

COMPARTE.