GAP es la sigla que define a la trilogía perfecta: glúteos, abdominales y piernas tonificadas, logradas en la comodidad de vuestros hogares. Sí, porque el exigente ritmo de la vida actual, más los altos costos de los servicios básicos, muchas veces dificultan el matricularnos en un gimnasio para trabajar la musculatura bajo la experta asesoría de un personal trainer.

Afortunadamente, hoy Internet nos facilita las cosas y el verano que se aproxima será la ocasión perfecta para ocuparse en tener un estado físico soñado. Sí, porque esa es la época en que bajáis las revoluciones; la carga laboral es menos pesada y el día se prolonga por más horas. ¡Ideal para llegar y entrenar con energía! Así, lograréis tonificar el cuerpo para dar realce a vuestros bikinis.

Ejercicios sencillos en casa

Paso 1: calentar

La rutina denominada GAP -por las excelentes razones que antes os hemos dado- se caracteriza por ser un entrenamiento sencillo, que se orienta a trabajar las zonas ya mencionadas. Para comenzar, debéis hacer un calentamiento, que consta de 5 minutos de trote. Como estas actividades están diseñadas para el hogar, lo ideal es contar con una cinta de correr, pero si no la tenéis, podéis valeros de vuestras escaleras, subiéndolas y bajándolas a velocidad media.

Tras el calentamiento, la temperatura corporal de vuestros cuerpos ascenderá y estaréis listas para ejercitar la musculatura.

Ejercicio 1: piernas y muslos

Para trabajar estas zonas, os valdréis de un clásico entre clásicos: el step. Este entrenamiento aumenta la eficacia del sistema cardiovascular, a la vez que sirve para tonificar el cuerpo, adelgazar y modelar. En suma, es una actividad bastante completa, gracias a sus excelentes resultados ya que os permite divertiros mientras lo ejecutáis.

Para hacerlo, requeriréis un banco, taburete o cajón, en el cual subiréis primero con el pie derecho y luego con el izquierdo, bajando del mismo modo. Debéis mantener la espalda recta y comenzar a baja altura, a fin de evitar las lesiones de rodilla.

Ejercicio 2: glúteos y muslos

Podéis facilitar el desarrollo de este entrenamiento procurando disponer de un punto de apoyo bajo. Valeos de vuestras camas o idealmente, apoyaos en un taburete, ya que obtendréis mejores resultados si contáis con una superficie dura.

De pie, doblad la parte superior del cuerpo, para apoyar vuestras manos en la superficie elevada. Moved la pierna derecha hacia atrás – bien estirada – y luego recuperad la posición inicial. Tenéis que repetir 25 veces con cada extremidad.

Si no contáis con una superficie donde apoyaros, podéis poneros en cuatro patas, descansando sobre las rodillas y las palmas de las manos. El resto no cambia: debéis tirar para atrás la pierna todo lo que podáis.

Ejercicio 3: abdominales

Es el rey de los ejercicios sencillos en casa, y uno de los más efectivos a la hora de tonificar el cuerpo y abdomen. Además, contribuye a que mantengáis una postura correcta y evitéis el molesto dolor de espalda. Podéis complementarlos con dietas, para obtener mejores resultados.

Poneos en posición supina, manteniendo las piernas flexionadas. Apoyad los pies en un banco y llevad las manos al pecho. Luego, levantad los pectorales tanto como os sea posible. Tenéis que mantener la espalda recta y no doblar la cabeza hacia adelante. Podéis ejecutar 2 series de 25. Debéis procurar manteneros siempre hidratadas al hacer estos ejercicios.

¿Queréis un verano sin pareo? Pues, ¡preparaos con el GAP para ir a por él!

COMPARTE.