¿Mito o realidad?
Cuando te rodeas de gente negativa muchas veces sientes que te contagian el mal rollo o bien tienes la sensación de que te roban energía, haciendo que te sientas atrapado y abrumado.
Tienes que aprender a reconocer a la gente negativa que hay a tu alrededor y buscar formas de evitarla te harán llevar una vida más tolerable y en paz. Si no puedes buscar la forma de evitar a esa persona negativa, hay muchas formas de manejar la negatividad de la persona y limitar el efecto negativo que producen.

Método 1: Alejarte de alguien
Siempre lejos. Si tienes a esa persona cerca, da marcha atrás y vete en dirección opuesta. Entra en una tienda o cruza la calle, esa persona no notará tu maniobra si lo haces con naturalidad.
Si conoces la rutina habitual de la persona negativa, siempre puedes evitarla.
Atento a tu alrededor y que no te pase por el lado. ¡Siempre atento!

Método 2: No prestes nada de atención a la persona negativa. Si quieres evitar a alguien asegúrate de no estar siempre disponible para conversar. Siempre el teléfono a mano, así puedes fingir que estás ocupado si la persona aparece inesperadamente.
Hacer contacto visual invita a la comunicación. Así que si te encuentras a la persona negativa accidentalmente, trata de evitar mirarle a los ojos. Siempre puedes fingir estar ocupado mirando a otro lado.
Si conoces a alguien de tu alrededor puedes empezar a conversar con ella, si la persona negativa te ve en otra conversación es poco probable que interrumpa, a no ser que además de negativa sea maleducada.

Método 3: Siempre rodéate de amigos positivos. Casi siempre los amigos tienen una mezcla de cualidades positivas y negativas. Si dejas de estar rodeado de negatividad, lo más probable es que te encuentres con personas más positivas.
Cuando haya un tema negativo, utiliza respuestas neutrales, pero cuando alguien de respuestas positivas siempre responde con mucho entusiasmo, así siempre atraerás lo bueno.
Las personas negativas tienden a quedarse “estancadas” en las cosas malas que les suceden y a exagerar las situaciones. En cambio las personas positivas tienden a centrarse en cosas buenas.
Cuando surgen temas negativos, siempre hay que tratar de cambiar de tema.

Método 4: Siempre trata de salir en grupos, si puedes asegurarte de que vas a estar rodeado cuando estás con una persona negativa, un mayor número de personas ayudará a dispersar esa mala energía.
Si el grupo es mayormente positivo entonces afectará menos esa energía negativa.

Método 5: No sientas que tienes que dar una explicación constante a esa persona. Decidir cuáles son tus límites, con quién pasar el tiempo y a quién decides evitar son decisiones personales que cada persona tiene el derecho de hacer por sí misma.

Método 6: Encuentra cosas en común con la persona negativa. A veces la resistencia o el desacuerdo estimula las espirales negativos de la conversación, todo esto se puede evitar si buscamos temas en común con esta persona, donde se relaje y la negatividad baje.

Método 7: Trata de entender la razón de la negatividad de esa persona. Si tratas de buscar formas de acabar con la negatividad de esa persona, saber más de el o ella, siempre puede ayudar a bajar ese hilo de negatividad. Generalmente la negatividad viene de temores internos que sufre la persona, como por ejemplo el miedo a no ser respetado, el temor a no ser querido y el temor a que algo malo pueda suceder.

COMPARTE.