El 14 de febrero es una fecha especial, en la cual celebramos el amor en plenitud. La gama de planes que podemos realizar es tan diversa, que comprende desde una escapada en pareja durante el fin de semana hasta una elegante cita para cenar de noche. Por la misma razón, al maquillarse para San Valentín, hay que pensar en un make up versátil.

Es por eso que te proponemos una alternativa que puedes usar tanto en el día como en la noche, a fin de lucir perfecta y sensual a la hora de maquillarse para San Valentín:

1. Considerando el párpado completo como una zona a dividir en tres secciones horizontales, pintaremos el tercer tercio en un atractivo color marrón. Para el segundo, usaremos un tono rosa suave y nacarado, para terminar con un toque de blanco en el primero.

2. Utilizaremos la misma sombra blanca para colorear debajo de la ceja y así, iluminar la mirada. Lo que sigue es difuminar todo muy bien, de manera que el marrón pase por la cuenca del ojo y los colores se mezclen a la perfección. Si la salida será de noche (o queremos lograr un look más dramático) podemos retocar todas las sombras, dejándolas más marcadas. Asimismo, si celebraremos durante el día, bastará una sola capa y difuminar lo suficiente para suavizar.

3. Delinear el tercer tercio del párpado inferior con un lápiz color marrón. Difuminar un poco. Luego, delinear con blanco la parte interna del párpado inferior, apoyando el resultado con sombra en el tono. Difuminar bien.

4. Como toque final, hacer un delineado con doble terminación y aplicar varias capas de rímel en pestañas superiores e inferiores. Recuerda aplicar este cosmético en zigzag, con movimientos vigorosos de arriba hacia abajo.

Para finalizar, te recomendamos marcar las cejas con sombra del mismo tono del vello en aquella zona. ¡Y listo! Maquillarse para San Valentín es muy fácil, y siguiendo estos consejos te sentirás confiada y muy guapa, sin importar los planes que tengas para esta ocasión especial.

COMPARTE.