Encontrar el corte adecuado no es sencillo, ya que no tenéis certeza respecto a cómo lucirá en vosotras. Algunos estilos no son fáciles de llevar y por ello debéis tener claro cuál es la forma de vuestra cara, para identificar los looks que os sentarán bien.

Aprende a buscar un corte de cabello según tu rostro que saque partido a tus rasgos:

Tipos de rostro: ¿cuál es el vuestro?

Se diferencian por su forma y contorno, tamaño de la frente y la barbilla, pronunciación de los pómulos, entre otras características. Podéis clasificar vuestra cara dentro de los siguientes tipos:

Rostro redondo

Posee mejillas redondeadas, un mentón pequeño, frente no muy profunda pero ancha y una proporción similar entre el largo y ancho de la cara. En necesario tratar de alargarlo a través del corte que elijáis.

Tenéis que evitar los peinados con raya al medio, el volumen a los costados, los cortes a la altura de la mandíbula, los rizos con frizz y la cabellera extremadamente corta.

Si deseáis potenciar vuestros rasgos, un bob a la altura de los hombros, una melena midi ondulada, los tupés (peinados con volumen en la parte superior de la cabeza) o un corte con despunte en capas os sentarán muy bien.

Rostro cuadrado

Vuestra frente y mandíbula son amplias y la cara posee ángulos cuadrados, los cuales os dan un aire de seriedad. En este caso, se optará por un estilo que suavice las facciones. No se recomiendan la raya al medio, los cortes a la altura del mentón o demasiado rectos, y el flequillo repicado o muy tupido.

Los estilos ideales para un rostro cuadrado son una melena larga en capas, asimétrico con flequillo extenso, rizos definidos a partir de la mandíbula o un corte pixie desordenado.

Rostro ovalado

Es alargado y la frente es amplia, pero existe equilibro entre la mandíbula y los pómulos. Este rostro se caracteriza por ser armónico y la mayoría de los estilos le sientan bien. Se recomienda evitar el flequillo demasiado largo o recto, para no acortar la cara.

Algunas alternativas para este tipo de rostro son un bob, un pixie, melena larga y asimétrica en capas, cortes midi -con extra volumen o lisos-, o cabello corto con flequillo hacia al lado.

Rostro alargado

El ancho de la frente es similar al de la mandíbula. Además, es delgado y sin ángulos muy marcados. No le sienta bien el cabello apegado a la cara, la raya al medio, el volumen a los costados, el pelo demasiado largo y lacio, o mantener las sienes descubiertas.

El corte de cabello según tu rostro alargado puede ser a la altura del hombro, en capas, con rizos u ondas, con volumen en puntas o la parte posterior, flequillo corto o irregular, o un look asimétrico -con un lado más largo que el otro-.

Rostro corazón

También llamado “diamante”, esta forma de cara es de frente ancha pero corta, mentón pequeño, además de amplias mejillas. Los estilos que no le sientan son los tipo “chanel”, aquellos que llegan al maxilar, el flequillo muy largo y los cortes con demasiado volumen en la parte posterior o a la altura de los pómulos.

Se le saca partido al rostro corazón con un pixie corto, melena midi con ondas, flequillo al centro o al costado, un bob, o estilos que otorguen volumen en las puntas del cabello.

Recuerda elegir un corte de cabello según tu rostro y también en base a tus preferencias -y las recomendaciones de tu estilista de confianza-. No necesariamente los estilos de moda sentarán bien en todas nosotras. Y si queréis algo menos arriesgado, siempre podéis solamente deshaceros de las puntas partidas sin cambiar vuestro look.

COMPARTE.