El hinchazón de estómago es muy molesto y puede ser causado por varios factores: alergias a los alimentos, una dieta incorrecta o malos hábitos como mantener un consumo excesivo de azúcar, beber alcohol o ingerir demasiada bebida carbonatada. A veces este fenómeno tiene que ver también con el síndrome del intestino irritable y problemas digestivos, problema que empeorará si añadimos estrés y sedentarismo a nuestra forma de vida. 

Sin embargo, hay estrategias que se pueden implementar para deshacernos de un vientre hinchado, simplemente tenemos que ser cuidadosos en la alimentación y los hábitos diarios para que la inflamación desaparezca en un corto período de tiempo:

Comer rápido es un hábito muy malo, es importante relajarse y masticar bien los alimentos, sólo de esta manera la digestión puede llegar a ser más fácil.

Eliminar o reducir en gran medida los alimentos ricos en azúcar y todos los alimentos ricos en calorías, sería mejor optar por fruta, especialmente aquellas que son ricas en agua como el kiwi, la sandía, la manzana y la pera, también nos ayudará comer verduras, especialmente hinojo, ensaladas, zanahorias y calabacín.

Beber mucha agua es crucial, ya que actúa como un drenaje natural, si bebemos mucha agua durante el día estimularemos la diuresis, ayudando a expulsar residuos de nuestro cuerpo.

También es bueno tomar durante el día a unas tazas de té verde, éste nos proporcionará muchas propiedades y beneficios ya que actúa como un drenaje.

Un buen hábito es dividir los alimentos que consumimos en más de 5 comidas al día, con el fin de estimular el cuerpo y acelerar el metabolismo. Para reducir el hambre y no correr el riesgo de comer en exceso durante las comidas se recomienda tomar fruta a media mañana y durante la tarde.

Muy importante también es el consumo de jengibre, es una planta herbácea que tiene muchas propiedades, entre estos, es capaz de eliminar los gases intestinales. El jengibre le da al plato un sabor único, éste es ideal para combinar con sopas, pescados o verduras.

COMPARTE.