El paso de los años y sus consecuencias en nuestro rostro es algo inevitable; por mucho que nos desvivamos en impedirlo, las líneas de expresión comenzarán a aparecer tarde o temprano. Como ya debéis saber, la clave en realidad no es pretender que nunca existan, sino aplazar su aparición y hacer que sean lo más tenues que sea posible.

Ya desde los veinte y pico en adelante se nos recomienda (tanto a hombres como a mujeres) que comencemos a preocuparnos por nuestro rostro, previniendo el envejecimiento prematuro con protección solar, una alimentación adecuada y cremas especiales para nuestra edad y tipo de piel. Sin embargo, lamentablemente no todo depende del cuidado y dedicación que tengáis.

Uno de los reflejos del paso del tiempo son las líneas de sonrisa, pero éstas no siempre se manifiestan con los años: existen personas que las poseen desde temprana edad, por una cuestión genética. Entonces, tenerlas no quiere decir necesariamente descuido ni tampoco, irónicamente, que nos hayamos reído mucho. La buena noticia es que hay ciertas cosas, a veces ignoradas, que podemos hacer para retrasar lo más posible la aparición de estos molestos surcos.

¿Cómo cuidar las líneas de sonrisa?

Son aquellas arrugas llamadas también “pliegues nasolabiales” que forman una especie de paréntesis en la boca, ¿las habéis notado? ¡Seguro que sí! Veamos qué más podemos hacer para evitar su aparición:

Dejar el cigarrillo

Sabido es que el tabaco es dañino a todo nivel, incluida la piel. Al fumar, perdemos colágeno y elasticidad, por lo tanto, es un hábito que debéis erradicar lo antes posible si queréis evitar que os aparezcan prematuramente estas líneas de expresión.

Dormir de espaldas

Es lo ideal, pero no es una posición cómoda para todos. ¿Por qué? Pues porque al dormir de lado o boca abajo, aplastamos la piel del rostro, y forzamos cada noche esa arruga que comienza a formarse. Si así lo hacéis ustedes, entonces utilizad una almohada firme e intentad que la parte inferior de vuestra cara no la presione, para impedir que se pliegue con facilidad.

Utilizar crema de contorno de ojos en la zona

Así es, porque este tipo de crema ayuda a atenuar los surcos, y es muy útil para las líneas de sonrisa. También probad con hidratantes nocturnas para ayudar a regenerar la tez en esa área.

Usar protección solar

Aunque no os apetezca el uso de bloqueadores solares, debéis saber que es muy importante para retardar el envejecimiento prematuro. Tanto en invierno como en verano, no lo olvidéis nunca, pues el daño a largo plazo es irreversible, y de paso estaréis contribuyendo a evitar el cáncer a la piel.

Descansa lo suficiente

Sabemos de sobra que dormir poco nos trae consecuencias negativas en todo ámbito: mal humor, estrés, agotamiento, etc. Pues la piel también sufre a la larga cuando se trasnocha muy seguido, porque este mal hábito impide la producción de progesterona y estrógenos, hormonas que nos ayudan a regenerarla. Respetad vuestras horas de sueño religiosamente para evitar arrugas antes de tiempo.

Aplicar ácido hialurónico

Empezar a usar ácido hialurónico es una medida más drástica e invasiva que anteriores, pero puede ser una buena opción invertir algunos euros cuando ya hay un cierto daño, o si por genética llevamos estas líneas marcadas en el rostro y deseamos atenuarlas.

Ante todo, no olvidéis nunca que no es necesario dejar de sonreír, las líneas de expresión en su mayoría nos muestran una vida bien llevada. Seguid estos consejos y recordad siempre que ¡la belleza está en la actitud!

COMPARTE.