Los celos del pasado pueden no dejarte avanzar en tu relación y sin darte cuanta la pueden destruir.

Los celos es un sentimiento que tarde o temprano sentimos a lo largo de nuestra vida, sin embargo, si el objetivo es el pasado de la pareja, esto puede llegar a convertirse en una obsesión. A la larga este hecho puede destruir la relación contaminando la calidad de vida entre la pareja.

Este tipo de celos de “ex” o de viejas amistades suelen ser vistas como fuente de peligro, la persona celosa, no puede controlar estos pensamientos. Para solucionar esto, es imprescindible una vez más hablar el tema con total claridad.

Las reglas para ganar a los celos destructivos.

Tenemos que centrar la atención en nosotros mismos y nuestro propio bienestar, es la única forma de poder curar esta inseguridad profunda que es la base de este sentimiento.

Creemos que esos ‘ex’ están ansiosos por aparecer en la vida de nuestra pareja, y parece que nosotros no existimos ya que no hemos estado en ese pasado. Pues tenemos que remontar los momentos bonitos e intensos que hubieron, también los momentos tristes y difíciles. Mirar fotos, leer notas de diarios y reevaluar su pasado con los que estaban presentes, verás: hablar de ello sin problema es más rico y significativo de lo que pensamos.

Hablar del tema con miembros del mismo género también nos puede ayudar a liberarnos. Hay que encontrar tu autoestima, y tener claro que tu ahora en este momento eres más de lo en su momento tuvo.

COMPARTE.