La miel se ha utilizado como antibiótico de eficacia probada en distintas culturas en todo el mundo durante miles de años. Muchos médicos y otros expertos han empezado a reconocer los altos beneficios de la miel por su gran propiedad cicatrizante y muchos otros beneficios. La miel es un antibacteriano natural, también ayuda a mantener las heridas hidratas y hace como una barrera protectora ante la suciedad exterior. Ademas la miel es antiinflamatoria y ayuda a la cicatrización de las heridas. Así que a partir de ahora compra miel natural tanto apra endulzar tus comidas como para utilizarla a modo de antibiótico natural.

Aplicar miel en las heridas:

Siempre tienes que procurar tener miel adecuada, aunque puedes utilizar cualquier tipo de miel, la ideal para tratar las heridas es la miel de manuka que seguramente sea la más efectiva como antibiótico tópico que otras. Tienes que tener en cuenta que la miel de producción local es l más eficaz para matar a las bacterias. Ten cuidado con la miel comercial ya que es posible que esta no sea eficaz para matar bacterias y cicatrizar heridas, ya que contienen muchos aditivos de procedencia desconocida.

Lo primero es limpiar bien la herida y eliminar cualquier resto de suciedad antes de aplicar la miel. Lo segundo es ponerte un apósito con miel, extiende una capa de miel sobre un apósito y colócalo justo encima de la herida para protegerla y matar las bacterias.

Si lo prefieres puedes verter un poco de miel directamente sobre la herida, pero siempre recomendamos antes ponerla en el apósito.

Además de las heridas puedes tratar las quemaduras, la miel te sirve tanto para calmarla como para acelerar la cicatrización. Para las quemaduras es más eficaz verter la miel sobre un apósito o un paño limpio y, después, colocar el vendaje sobre la zona afectada.

Eficaz contra el acné, la miel hidrata la piel de una forma natural y también al ser anti bacteria nos ayuda contra el acné, te consejo poner una fina capa sobre la piel y dejarla actuar entre 10 y 15 minutos.

Con su gran poder anti bacteriano, es ideal para las infecciones fungicidas, la miel es ideal para tratar estas afecciones, se puede aplicar directamente en la piel o en un apósito, es eficaz contra la tiña, piel de atleta y dermatitis seborreica.

Reduce la formación de caspa, existen pruebas que la miel ayuda a reducir la caspa y la dermatitis seborreica, puedes aplicarla a modo de mascarilla en el cuero cabelludo o bien mezclarla con tu champoo habitual, recomendamos aplicarlo una vez pro semana.

También alivia el prurito, las erupciones alérgicas, psoriasis y la dermatitis pueden casar picor o prurito. Estas enfermedades causan dolor e irritación. El mismo procedimiento que cualquier crema, tienes que aplicar una fina capa sobre la zona a tratar,tal vez sea aconsejable cubrir la zona con un apósito para evitar que la zona afectada se adhiera a la ropa o a las sábanas.

Ten cuidado y siempre acude a un médico o a un profesional de la salud si tienes una herida seria o no estás seguro de si está infectada o no.

COMPARTE.