Aunque no lo creas cantar bajo la ducha tiene grandes beneficios y no estamos de broma. ¿Sabías que ayuda a aumentar nuestro sistema inmunológico, baja la presión sanguínea, reduce el estrés y mejora el humor? Pues sí, la música relaja nos llena de energía, nos trasmite miles de sensaciones, y no solo por escucharla si no tambien cantar, aunque quien lo haga desafine y sólo lo haga bajo la ducha, esto trae muchos beneficios para la salud.

Mientras tomas un baño, trabajas o en el coche de camino al trabajo, cantar tiene beneficios comprobados científicamente para la salud. Y a continuación te vamos a hablar de algunos:

En primer lugar vamos a comentar cómo fortalece el sistema inmunológico, la universidad de Alemania han realizado estudios analizando la sangre de personas antes y después de 60 minutos de canto y hallaron que la concentración de inmunoglobulina que es la proteína que funciona como anticuerpo y además la hormona antiestrés se había incrementado de una forma muy notable durante la práctica del canto.

Una semana después repitieron el estudio pero con gente que solo escuchaba música sin cantarla y lo increíble fue que su composición sanguínea no había variado.

Otro beneficio es que mejora el sentimiento de bienestar en nuestro cuerpo, esto sucede porque cuando cantamos se producen endorfinas dentro de nuestro sistema nervioso, lo que hace que nos sintamos llenos de energía y con un buen ánimo.

Es muy bueno para el cuerpo debido a que se necesita un extra de aire. actúa como un ejercicio para los pulmones, tonifica los músculos abdominales, el diafragma y estimula la circulación.

Además se cree que prolonga la vida, ya que al mejorar la circulación, se oxigenan las células y al fortalecer el sistema inmunológico, nos alejan un poco más de cualquier enfermedad.

¿Has notado que tu voz suena mucho mejor bajo la ducha? Hay un secreto, y los estudios revelan que está en la física-. Las paredes duras y lisas del baño hacen que el baño sea como una caja de resonancia, así que las ondas se reflejan en las paredes, aumentando la intensidad del sonido y hace que nuestra voz parezca más potente.

Y si por si eso fuera poco las notas graves suenan más y permanecen más tiempo en el aire que las agudas, haciendo que nuestro cante se hiciera en un estudio de grabación.

Ahora por fín entiendo por que es inevitable que cantemos bajo la ducha. así que a disfrutar y cantar tu mejor repertorio! Ánimo.

COMPARTE.