Es muy útil tener en casa una planta de aloe vera, ya que esta esta cargada de beneficios para nuestro cuerpo. No sólo te servirá para elaborar tus propios remedios naturales sino que esta planta protegerá tu hogar y lo descargará de malas vibraciones.

Pero ten en cuenta que tienes que tenerla bien cuidada.

En este articulo te vamos a dar unos consejos para que cuides tu planta.

  • El Aloe vera es propenso a los parásitos, así que un remedio muy útil es que pongas 6 fosforos debajo de la maceta. El azufre de los fósforos protegerá la planta.
  • Algo muy útil y desconocido es que puedes regar la planta con el agua de hervir verduras o legumbres, esto aportará a la planta muchísimos nutrientes y la protegerá de plagas.
  • Es importa que cuando vayamos a cortar la hoja de Alo Vera lo hagamos a la noche o a la madrugada para que la luz no oxide nuestra planta.
  • Evita que le de el sol directo, es importante que le de aire fresco, pero no fuerte ni directo.
  • La mejor época para sembrarla es la primavera u otoño porque la temperatura es la mejor para la planta.
  • Cuando la trasplantes, no la riegues al menos en 2 semanas para darle tiempo a que se haciente muy bien en la maceta.
  • La maceta donde trasplantemos el Aloe Vera tiene que tener la mitad de tierra arenosa y porosa.El fondo (unos 3 centímetros) debe tener grava para favorecer el drenaje.
  • El enemigo principal del Aloe Vera es el frío por lo que hay que protegerlo cuando vivimos en lugares donde la temperatura bajan de los 5º
  • La planta hay que regarla con poca agua pero a menudo.

Ahora vamos a ver los beneficios de esta planta casi mágica.

  1. Previene enfermedades
  2. Ayuda a la digestión
  3. Contiene aminoácidos esenciales
  4. Favorece el brillo de la piel
  5. Ayuda a curar el acné
  6. Alivia el dolor
  7. Regenera la piel

¿Sabes como prepararlo para comer?

Limpia muy bien con agua una hoja y realiza un corte en su parte interior, esto es para eliminar cualquier impureza. Ahora, elimina la parte superior e inferior de la corteza de la planta con la ayuda de un cuchillo. Así dejarás la pulpa del Aloe limpio, que como verás parece gel, puedes limpiar la pulpa con agua, muy importante para evitar problemas intestinales. Cuando ya tienes la pulpa en este estado, puedes o bien comértela directamente o mezclarla con la ayuda de una batidora con zumo de frutas. Inclusa hervirla y tomarla a modo de infusión.

En la piel

Para utilizar el Aloe Vera el la piel es muy fácil, el mismo proceso de limpieza que para tomarlo, y es aplicar el gel trasparente sobre la zona a tratar.

 

 

Esperamos que sea de tu utilidad.

COMPARTE.