Queridas amigas de LIRUCH, lo prometido es deuda… La semana pasada hablamos de la teoría y hoy ha llegado el momento de hablar de la práctica.

EL CAMPO VISUAL.

Observa la protuberancia que forma su miembro bajo sus pantalones, quítaselos sin apartar la mirada de sus ojos, déjalo en ropa interior y dale un pequeño mordisco muy suave por encima de la tela. Ahora es momento de que saques su miembro y comiences a pasar toda la superficie de tu lengua de arriba abajo y sin perder el contacto visual.

LOS TESTÍCULOS.

Masajea con una mano sus testículos, muy suavemente. Ya comentamos la semana pasada que puede que estén más fríos que el resto de sus genitales, te recuerdo que es propio de esta zona para que el esperma se conserve mejor, no te preocupes.

Al mismo tiempo ve lamiendo toda la superficie del pene, usando como hemos dicho, toda la lengua variando el ritmo en cada lamida. Tú de momento saboréala sin llegar al glande, él se derretirá de placer si ve que tú disfrutas teniendo su miembro en tu boca, además puede disfrutar viendo y tocando tu cuerpo, es una combinación perfecta.

MÁS RÁPIDO MÁS DESPACIO, MÁS DESPACIO MÁS RÁPIDO.

Aquí es cuando llegamos al glande, lo vamos a hacer estimulándolo a lo grande, haciendo que Éste llegue a lo más profundo de tu garganta, seguidamente sácala y sigue estimulando con tus manos. Luego sigue lamiendo e introduciéndote el pene a diferentes profundidades, hasta que vuelva a llegar el momento que lo vuelvas a sorprender introduciéndolo hasta lo más profundo.

No tomes la masturbación como si fuera un bote de mostaza, hay que tener muy en cuenta cómo y dónde la ejerces la presión.

Cuando digo presionar un poco quiero decir que aprietes un poquito pero sin para de mover la mano de arriba abajo, no apretar como si estuviéramos haciendo un pulso.

Debemos de saber que muchas veces el peno no cabe entero en la boca, puede ser por el tamaño del pene o por nuestra capacidad. Esto puede solucionarse introduciendo el pene en la boca hasta donde llegue y con la mano cubrir la superficie que no ha podido ser introducida.

El glande no se debe morder ni estimular sin humedecer.

El chico no debe confundir las películas porno con la vida real, no es buena idea empujar su cabeza sobre el miembro, hay que hacerlo pero sin emplear demasiada fuerza, ya que podéis hacer mucho daño.

Y si te apetece darlo todo puedes darte golpecitos con su miembro en la cara, en los labios y en la lengua, lo importante es que os guste lo que estáis haciendo.

POSICIONES.

Las preferidas son:

-El hombre acostado boca arriba y ella de rodillas entre sus piernas, en esta posición poner una almohada debajo de las nalgas del hombre para poder llegar a la zona de el perineo y el ano.

-El hombre sentado y ella de rodillas, súper sexy!

-La privilegiada el 69.

EL ESCROTO.

No hay que lanzarse al pene y quedarse ahí, es más placentero recorrer toda la zona, con una mano separa los testículos para poder besarlos y acariciarlos, con la otra acaricia el escroto e incluso pasa la lengua.

Recuerda que para la felación la erección no es imprescindible., puede ser muy placentero comenzar la estimulación con el pene en reposo o sin llegar a una erección completa.

LO TESTÍCULOS.

Los nombro en todo momento por que es muy importante que sean mimados, junta el escroto y los testículos cogiéndolos firmemente pero con delicadeza.

EL TRONCO DEL PENE.

Comienza con las puntas de los dedos, forma un anillo con el pulgar y el índice o con toda la mano. La parte más sensible es la inferior a lo largo del tronco desde el glande hasta la inserción del perineo, cuando entre en acción tu boca lame todo generosamente y concentra la atención en esta parte inferior que hay mucha sensibilidad.

Con el sexo oral puedes hacer vibraciones sólo con emitir sonidos desde tu garganta, estas ondas le dan una suave estimulación, también se pueden utilizar los vibradores específicos que se ponen en la lengua y bajo de la mandíbula.

FRENILLO.

El frenillo está lleno de placer. Sácalo suavemente retirando el prepucio hacia la base. Con el dedo índice muy húmedo colocado en el frenillo haz pequeños mini círculos, a continuación pasa la lengua despacito y luego mas rápido.

JUEGA CON LA CORONA.

Es el borde más saliente, puedes jugar con la punta del dedo muy mojada y con la lengua, del frenillo a la corona sólo hay un paso.

MOMENTO SUBLIME.

Deja actuar a tu instinto haciendo movimientos de succión-deslizamiento, con la boca en forma de O y muy húmeda y absorbiendo todo el pene. Ya sabes que si te molesta el sabor y para prevenir, hay preservativos específicos para el sexo oral.

RITMO ADECUADO.

Comienza lentamente y ve aumentando gradualmente, con la aspiración haz lo mismo, todo depende de ti, la presión , la velocidad, la intensidad recuerda alternar. Evita hacer bombeos demasiado rápidos y enérgicos, lo malo de la felación es que la mandíbula se cansa, sobre todo si el pene es ancho y tenemos que abrir la boca demasiado así que relájala siguiendo con la mano.

ACOMPAÑAR.

En el sexo oral no te quedes nunca con las manos quietas, una la puedes utilizar para acariciar otras partes del cuerpo y la otra para estimular acompañando a la boca. Hacerlo rápido no significa más placer, ve con cuidado.

LLEGADA DE LA EYACULACIÓN.

Y para terminar es importante reconocer las señales de la eyaculación, así podremos prolongar el placer:

-Gemidos más agudos, contracciones musculares y pelvis que empuja hacia ti.

-Los testículos suben a lo alto de los sacos.

-Máximo endurecimiento del pene.

COMPARTE.