Cuando un romance marcha bien y lleva tiempo, es fácil que se pierda la efervescencia inicial, donde todo eran mariposas y corazones. Este declive es el primer paso hacia la monotonía, enemiga mortal del amor. Para evitar que se inmiscuya en vuestra felicidad, es indispensable que os esforcéis en mantener viva la llama.

¿Cómo tener una relación más romántica?

1. Alimentando la nostalgia

No se trata de vivir en el pasado -extrañando los viejos y buenos tiempos que no volverán-, sino de rescatar lo mejor de él y traerlo al presente, recordando quién es la persona que os acompaña o por qué os enamorasteis de él.

¿Acaso habéis olvidado cuán alucinante fue aquella vez en que os dijo “te amo” por primera vez? ¿O aquel primer beso y la primera noche juntos? Compartir vuestras remembranzas os hará sentir tan conectados como entonces (y mucho más dispuestos a replicarlo).

2. Reservando intimidad

Es perfecto que tengáis suficiente confianza como para desarrollar juntos un sinfín de actividades sin sentiros avergonzados (como dormir o compartir ducha). Pero siempre es recomendable resguardar ciertas intimidades. Por ejemplo, ese momento en que os depiláis. Conservar algunas “sutilezas” contribuye a mantener una relación más romántica.

3. Recordando fechas especiales

Con el tiempo, las fechas importantes -como el aniversario, cumplemés o San Valentín- pueden convertirse en un día más del calendario. Esto, si sucumbís a la tentación de aplazar las celebraciones, ya sea porque tenéis mucho trabajo, estáis sufriendo un catarro o no poseéis suficiente dinero. Esta práctica podría llevar a que, simplemente, olvidéis el romance.

Si disponéis de un presupuesto acotado, bastará con preparar una cena especial y disfrutarla a la luz de las velas. Lo esencial es el ánimo de celebrar vuestra historia y demostrarse mutuamente que ésta sigue siendo importante.

4. Elogiando a la pareja

El paso de los años os lleva a olvidar resaltar las cualidades de la pareja, dando por sentado que ésta sabe que se las valora. Sin embargo, siempre es positivo escuchar un cumplido. Tener este tipo de detalle os recuerda (tanto a ellos como a vosotras) lo que más mola a uno del otro, aquello que os enloquece y enamora diariamente. El lenguaje tiene mucho poder, y las palabras bellas ciertamente encienden. Así que ¡a no dejar de pronunciarlas!

5. Abrazando y besando

Es habitual que las parejas que llevan un considerable tiempo juntas reemplacen los besos apasionados por otros más fugaces, que apenas rozan los labios. Las muestras de afecto se limitan a caminar por la calle de la mano, dejando en el olvido los abrazos. Pues bien, si no queréis caer en la monotonía amorosa, nada mejor que recuperar esas románticas expresiones. Al abrazar y besar, el cuerpo libera endorfinas y oxitocina, hormonas encargadas de la sensación de placer, felicidad y bienestar. ¡Os sentiréis mucho más cerca el uno del otro!

Como veis, tener una relación más romántica es tarea indispensable para ambos miembros de la pareja. Debéis desarrollarla en conjunto, de manera consensuada y poniendo cada uno su cuota de sal y pimienta para que el amor fructifique.

COMPARTE.