Realiza tus propias mascarillas caseras y consigue una piel perfecta

Para tener una piel cuidada y sana, no es necesario gastarse mucho dinero en cremas, sino que puedes elaborarlas tú misma en casa con ingredientes naturales y tan cotidianos como la fruta y la verdura. Desde hace siglos, estas mascarillas se usan como exfoliantes, hidratantes, calmantes e incluso como cremas rejuvenecedoras de la piel.

En primer lugar, debes tener en cuenta que no todas las pieles son iguales. Dependiendo de si tu tipo de piel es seca, mixta o grasa, los ingredientes de unas mascarillas serán más adecuados que otros. Por lo tanto, antes de realizar alguna de ellas, debes prestar atención a cuál es más conveniente para tu piel. También puedes echar un vistazo a otros trucos de belleza que toda mujer debe conocer.

Para pieles secas y poco hidratadas

Algunos ingredientes tienen el poder de hidratar nuestra piel de manera profunda y efectiva, así que a continuación te presentamos algunas de las mascarillas que pueden ser muy beneficiosas para tu piel en caso de que le falte hidratación.

Mascarilla de plátano y aguacate. Debido a la gran cantidad de agua que poseen las frutas, son muy hidratantes. Además, ayudan a la regeneración y nutrición. Solo tienes que triturar medio aguacate maduro y un plátano. Agrégale una cucharada de miel y mézclalo hasta que la pasta sea homogénea. Aplícala durante 10 minutos por toda la cara y limpia posteriormente con agua.

Mascarilla de mango y melón. Estas dos frutas actúan hidratando de la misma forma, por lo que, solo tenemos que triturar y mezclar una rodaja de melón, la misma cantidad de mango y una cucharada de aceite de oliva. Una mascarilla fácil y rápida para mimar nuestra piel. Déjala actuar durante 15 minutos y aclara con agua fría.

Mascarillas para pieles grasas o mixtas

Las pieles grasas tienen tendencia a la aparición de brillos y un exceso de sebo en la cara. Prueba con alguna de estas mascarillas para eliminar brillos del rostro.

Mascarilla de kiwi y yogur. El kiwi es una fruta muy beneficiosa para las pieles con tendencia grasa, además, es un potente antioxidante. Mezcla un kiwi triturado con dos cucharadas de yogur natural y sin azúcares o edulcorantes. Masajea la piel y déjalo actuar durante 15 minutos. Posteriormente aclara con agua tibia.

Mascarilla de avena y limón. Esta mascarilla sirve tanto para pieles grasas como mixtas. Mezcla dos cucharadas de yogur natural, dos cucharadas de copos de avena y otras dos de zumo de limón. Aclara de manera suave tras 15 minutos de reposo. Gracias al efecto exfoliante del limón, puedes eliminar los puntos negros o acné con esta mascarilla.

Aquí puedes ver algunas mascarillas

más para realizar en casa. ¡Cuidar tu piel de forma económica y fácil es posible!

mask-1231843_960_720

About Author