El mar Mediterráneo es un escenario perfecto para realizar alguno de los numerosos cruceros que se ofrecen. Tiene dos aspectos que lo hacen muy propicio para este tipo de rutas marítimas: es un mar tranquilo y ha sido cuna de las principales civilizaciones de la antigüedad. Sus aguas han bañado las tierras de los faraones, de los comerciantes fenicios y la de los filósofos griegos. También han visto crecer y caer imperios como el romano, que en su máximo esplendor llegó a cubrir todas sus costas.

Cinco ventajas de hacer un crucero por el Mediterráneo

Con tanta historia a su alrededor, tantas ciudades únicas, lenguas, culturas y religiones, es lógico que el mar Mediterráneo sea un espacio tan atractivo de conocer. Pero además, los cruceros te ofrecen una serie de ventajas que puedes aprovechar.

1. La comodidad de los desplazamientos

Olvídate de estar moviendo maletas de aquí para allá. Tampoco tendrás que sufrir largas esperas en los aeropuertos. Con un crucero llevas todo lo que necesitas en tu camarote, y cuando te bajes a conocer un lugar solo llevarás lo que te apetezca.

2. Más barato de lo que crees

A pesar de la fama de ser para ricos, en los cruceros agrupas los gastos del alojamiento y los traslados. Así que no parece que haya mucha diferencia con algunos viajes largos a hoteles de tres o más estrellas. Además, como hay muchas ofertas de itinerarios y tipos de camarote a contratar, podrás organizarlo con un presupuesto adaptado a tu economía.

3. Conocerás gente

Hay pocas formas de hacer turismo que permiten un contacto tan cercano con un grupo de viajeros como tú. Posiblemente, con tus mismos gustos o muy parecidos. Además de conocer otras culturas, en los cruceros se suelen hacer amistades muy cercanas y duraderas

.

4. Actividades para no aburrirte

En las impresionantes embarcaciones hay un gran abanico de posibilidades para ocupar el tiempo. Si quieres hacer ejercicio, participar en algún cursillo de cocina, de yoga o simplemente divertirte, tendrás a tu alcance las mejores instalaciones y el mejor ambiente. Y si solo quieres tomar el sol, dónde mejor que en la cubierta de un crucero en alta mar.

5. Destinos a la carta

Tienes a tu disposición una gran oferta de itinerarios. Los cruceros por el Mediterráneo incluyen los destinos que siempre has querido conocer: la Costa Azul en el sur de Francia, Roma, Venecia, la costa croata, las islas griegas, Malta, Chipre, Turquía o Egipto. Los países y ciudades que crecieron compartiendo este mar tienen tanta historia que ninguna te dejará indiferente.

Disfrutar de un crucero por el Mediterráneo tiene muchas más ventajas, pero lo mejor es que las descubras por tu cuenta porque, aunque es el mismo mar para todos, cada experiencia es única.

About Author