El amor crece de un modo gradual, es decir, se compone de etapas que permiten afianzar una historia. En este post puedes descubrir cuáles son los pasos que se suceden de una forma cronológica en un noviazgo.

Seis etapas del amor verdadero

1. Atracción física. De pronto, conoces a una persona que llama tu atención por algún motivo, te atrae como un imán.

2. Enamoramiento e idealización. En esta fase, idealizas a esa persona que se ha convertido en el centro de tu vida, te has enamorado de sus virtudes, pero todavía no eres consciente de sus defectos. Esta es una de las razones por las que el enamoramiento correspondido resulta tan dulce. Sientes que vivir por amor es lo mejor que te puede pasar.

3. Inicio del noviazgo. Después de varias citas y planes compartidos, un buen día, te sientes cómoda con la idea de ser su novia. Es decir, el noviazgo no comienza en la primera cita, sino en el momento en el que se ha creado una mayor intimidad en el vínculo afectivo.

4. Conocimiento mutuo. De hecho, este es uno de los objetivos fundamentales del noviazgo, potenciar el conocimiento para evaluar el nivel de compatibilidad antes de tomar otras posibles decisiones, por ejemplo, la convivencia en común o la organización de la boda.

5. Desencanto. El amor verdadero es aquel en el que hay espacio para el desengaño. En algún momento, te darás cuenta de que la imagen inicial que tenías de esa persona en la fase de noviazgo no se ajusta totalmente a la realidad. Sin embargo, esa decepción no es negativa, sino positiva, ya que te permite tener una imagen realista del amor. Algo importante para tomar decisiones.

Esta decepción es bidireccional. Es decir, tú experimentas cierto desencanto porque tu pareja ha roto tus expectativas, pero tu pareja también siente lo mismo hacia ti. En esta fase del amor, si la historia continúa, surge un reencuentro mutuo bajo la luz de una nueva mirada más serena del amor, lejos de esa euforia inicial del enamoramiento que es la que distorsiona la razón objetiva.

6. Aceptación incondicional. Esta es la siguiente fase del amor verdadero. De pronto, observas a esa persona como única e irrepetible ante tus ojos no solo por sus fortalezas, sino también por sus debilidades. Amas a tu pareja por encima de sus errores sin ningún tipo de autoengaño.

d52415899ee81852b480d439f0286f2f

El amor no es lineal

El amor no es una línea recta. Cada historia es única. Por ejemplo, puedes sentir atracción por una persona sin llegar a enamorarte. O tener una cita con alguien sin llegar a sentir que es tu pareja. Sin embargo, estas etapas sí están presentes en el amor más verdadero cuando es incondicional.

About Author