El mejor banquete del mundo no merece ser degustado a menos que se tenga a alguien para compartirlo.

About Author