El verano es sinónimo de belleza, lucir ropa de temporada, moreno y como ya decíamos en otro de nuestros post, dar lo mejor de ti. Por ello, es la mejor época del año para lucir esos taconazos de infarto y sobrevivir a ello. ¿Te gustaría conocer algunos trucos para aguantar una larga noche de verano y no morir en el intento? Este post te ayudará a ello.

– Opta por las plataformas

Además de ganar en altura, los zapatos con plataforma son ideales para el verano. Te permitirán aguantar muchas más horas al estar la elevación más equilibrada. Y en verano hay verdaderas preciosidades que seguro combinan con cualquier vestido que elijas.

– Los tacones, como es verano, mejor al congelador

Es un truco infalible y que te puede aliviar un previsible dolor de pies. Rellena dos bolsas de plástico pequeñas, y  introdúcelas dentro de los tacones y al congelador. Cuando el agua se congele, los zapatos cederán y de esta forma se podrán adaptar mejor a tus pies. Y algo mejor, el efecto frío de los tacones mejorará tu circulación.

– Ten siempre a mano sprays antifricción

Gracias a su película protectora, estos sprays protegerán tu piel evitando las temidas rozaduras o posibles molestias. Ten siempre uno a la mano en tu bolso por si acaso.

– Plantillas de silicona

Si aun así, quieres lucir unos tacones de infarto, sin plataforma, lo mejor es que utilices plantillas de gel o silicona sobre todo en la parte de delante. Gracias a estas plantillas podrás aliviar la presión que ejerce todo tu cuerpo por esa zona.

– Elige siempre el número exacto

Sí, es uno de los mejores consejos. A veces nos empeñamos en unos tacones que nos encantan pero nos vienen un poco grandes y aun así, nos lo compramos. Tus pies sufrirán el doble ya que tu pie se deslizará hacia delante y será imposible que camines con normalidad. Tienes que llevar sujeto el pie y lo más cómodo posible.

– Aún con dolor, nunca te quites los tacones

¡Antes muerta que sencilla! Es así, aunque se te hinches los pies o las piernas, recuerda siempre nunca quitarte los tacones para ir descalza porque luego, cuando quieras ponértelos, será imposible y más en verano. Si crees que, a pesar de estos trucos, no vas a poder aguantar con tus tacones, llévate de recambio unas bonitas sandalias planas o unas bailarinas.

– Evita los plantones

Es cierto que en las fiestas de verano se pasa más tiempo de pie que sentado, pero, en la medida de lo posible, evita los plantones y ve sentándote disimuladamente de vez en cuando. Tus pies descansaran y tú también.

Y cuida tus pies antes de ponerte cualquier tipo de calzado, teniendo unos pies saludables será más fácil subirte a los tacones que prefieras.

high-heels-2184095_960_720

About Author