Podemos definir el concepto pareja como un compuesto de dos personas que tienen en sí alguna reciprocidad o conexión. En el ámbito de las relaciones de pareja esta reciprocidad o conexión sería el amor ¿verdad?. Por otro lado, el amor podría decirse que es el sentimiento hacia otro sujeto que naturalmente nos encandila y que, pretendiendo reciprocidad en el afán de unión nos llena, alegra y da energía.

Pareja frente a amor
Pero… qué ocurre si confundimos estos conceptos, qué ocurre si seguimos con una persona con la que tenemos alguna correlación y creemos fielmente que esta es el amor, pero este amor no nos completa, no nos alegra ni nos da energía. En este sentido, quizá nos cuestionemos el porqué no podemos vivir sin esa persona.

Existen muchas fábulas acerca del amor y las relaciones de pareja que junto con los sentimientos y las emociones hacen casi imposible el poder disociar el sentimiento de amor del sentimiento de dependencia. Seguramente sea con la pareja con la que pasamos más tiempo, compartimos más momentos, incluso, en ocasiones, se llega a afirmar que es la persona que mejor nos conoce. Se puede producir adicción al afecto.

La autoestima desempeña un papel importante
Esta adicción al afecto se alimenta en muchos casos de la autoestima y la confianza en uno mismo. Las personas con baja autoestima o baja confianza en sí mismas tienden a evitar la soledad. En muchos casos esta falta de autoestima y auto confianza incrementa la necesidad de sentirse querido, apoyado, acompañado, seguro, que desencadena el miedo al fracaso y al abandono. Así mismo, este tipo de relación viene habitualmente caracterizada por la falta de deseo sexual, es un tipo de amor hueco en el que hay compromiso pero en el que falta la intimidad de la pareja, la pasión y/o el apetito sexual y que se sostiene por el compromiso de mantener el amor, como sucede con muchas parejas en las que hay un gran sentimiento de cariño, de compañía, pero que carecen de lo que podríamos llamar, amor físico.

Como escribió Robert J. Sternberg, el tipo de relación amorosa que creamos es el tipo de relación amorosa que hemos interiorizado. No deberíamos creer en las formas preestablecidas de las relaciones de pareja, existen muchas formas de amor y de amar, pero no debemos nunca confundir el amor con la dependencia.

Construir una relación de pareja fuera de la dependencia supone la concepción por separado de las dos personas que componen la pareja. Escucharse a uno mismo, respetar el pensamiento individual, respetar tiempos, sentimientos y emociones. Puede sonar banal, pero amarse a uno mismo es fundamental para ser capaz de amar a los demás. Toma conciencia de tu situación, e intenta asesorarte si es necesario porque, una relación basada en la dependencia no es amor.

 

 

About Author