Las relaciones de pareja hay que cuidarlas día a día, por eso es importante tener detalles y ser amables y cariñosos con nuestra pareja, al fin y al cabo, el amor es como una flor que debe ser regada constantemente para que florezca y se mantenga viva. Hay varias ideas para mantener viva la llama del amor como seducir con una cena romántica, preparar un baño excitante, o el plan por excelencia: organizar una escapada romántica sin necesidad de que sea una fecha especial como cumpleaños o aniversarios.

Organizar una escapada romántica

En primer lugar, tendrás que tener en cuenta las preferencias de tu pareja, si es más de playa o de montaña, para elegir el lugar ideal para la escapada. Recuerda que debe ser un sitio de agrado, en el que puedan relajarse y pasar tiempo juntos. Es recomendable que, si se trata de una escapada corta, escojas un lugar lo más cerca posible para aprovechar el tiempo al máximo y no perderlo en el desplazamiento. Lo ideal es que en dos o tres horas llegues a tu destino.

Es conveniente que elijas la fecha con antelación para asegurarte que hayadisponibilidad en el hospedaje en los días elegidos y consigas una buena oferta en los precios. Una vez que tengas reservado el alojamiento, mantén el secreto hasta el último momento, el factor sorpresa enriquece mucho la experiencia. Incluso, si vas a viajar en coche, lo que puedes hacer es prepararle tú mismo la maleta y taparle los ojos hasta llegar al lugar en cuestión.

Planea actividades

Aquí es donde realmente vas a tener que poner toda la carne en el asador. Según las preferencias de tu pareja, busca aquellas actividades que puedan realizar juntos en el lugar que hayas escogido para la escapada. Por ejemplo, si escogiste una zona rural, hacer senderismo, montar a caballo, realizar descenso de un río en kayak, hacer parapente, ir a ver la puesta de sol, visitar alguna granja, o buscar algún lago donde refrescarse, pueden ser algunas de esas actividades que pueden realizar y que fomentan la confianza entre ambos al compartir aficiones y gustos.

Por el contrario, si el destino elegido es un lugar de costa, pueden realizar actividades como paseo en barco, alquilar motos de agua, hacer submarinismo, hacer una ruta por las mejores playas de la zona, realizar un picnic en la playa para pasar el día, organizar una noche de cine, o practicar algún deporte acuático, aunque sea por primera vez, como paddle surf, o iniciación al surf.

En definitiva, si quieres sorprender a tu pareja, que mejor que conocer nuevos lugares juntos. Hacer planes juntos ayudará a tener recuerdos especiales para la posteridad, y que mejor forma que aprovechar el factor sorpresa, pues esto le dará un valor añadido a la experiencia para fortalecer la llama del amor.