Una de las formas de desconectar de la vida cotidiana, sin necesidad de tener que esperar a las vacaciones de verano, es organizar una escapada de fin de semana. Esto ayuda a combatir el estrés ocasionado por la rutina diaria del trabajo y la conciliación familiar. Por eso, y para evitar los costes de las temporadas altas, cada vez más las personas deciden realizar este tipo de actividades para evadirse de la rutina. Pero, ¿cómo se puede organizar una escapada de fin de semana sin dejarnos el sueldo en ello?

Consejos

En primer lugar, debes saber que para conseguir un precio estrella debes tener clara la fecha con antelación, esto te dará más margen a la hora de escoger entre transporte y alojamiento a un precio más bajo que si lo dejas para última hora. También debes considerar que si eliges una fecha en la que haya un puente de por medio, lo mejor es organizarlo con más antelación, puesto que las compañías muchas veces se aprovechan de las “minivacaciones” para subir los precios.

El destino

Una vez hayas escogido la fecha, el siguiente paso es escoger el destino. Hay que considerar que al tratarse de una escapada de pocos días, lo ideal es que no pierdas mucho tiempo en llegar hasta él, sería recomendable que tardases en llegar al lugar elegido entre dos y tres horas. Si decides viajar en avión, es aconsejable que busques los vuelos en horario nocturno, pues las compañías aéreas suelen colgar ofertas en esta franja horaria. Ayúdate de un potente buscador. Por el contrario, si decides viajar en vehículo propio, lo ideal es que compartas el viaje con alguien para abaratar los costes de la gasolina, además, puede ser una experiencia enriquecedora.

El alojamiento

Por último, a la hora de reservar el alojamiento hay que considerar varias opciones. En primer lugar, si lo que quieres es ahorrar en tu escapada, se recomienda alquilar un apartamento vacacional. Otra opción es aprovechar las páginas web que aportan cupones descuentos para este tipo de escapadas en hoteles. Y si no te importa compartir habitación, hay una cantidad de hostales que ofrecen alojamiento con desayuno por tan solo 10 euros la noche. Realmente hay un amplio abanico de ofertas que puedes encontrar en Internet.

No hay que olvidar que normalmente aquellos alojamientos que se encuentren en el centro de las ciudades o en las zonas turísticas más destacadas del lugar que quieras visitar, el precio puede tender a subir. Sin embargo, si escoges alguno que esté situado en la periferia, el precio final será menor.

En definitiva, organizar una escapada de fin de semana barata es posible siempre y cuando recuerdes que para conseguir un precio asequible debes planificarlo con tiempo. Escoger el destino y medio de transporte, y realizar la reserva de alojamiento. Haz las maletas y ¡a disfrutar!

About Author