Curiosidades

¿Te gusta un chico, pero no sabes si él siente lo mismo por ti? ¿Cómo puedes salir de dudas? Es muy positivo que seas observadora, es decir, que te fijes en los pequeños detalles de su actitud y comportamiento hacia ti ya que son esos gestos los que marcan la diferencia.

¿Cómo saber si le gustas?

1. Te busca constantemente

Observa si en tu relación contigo él se limita únicamente a responder a tus iniciativas de contacto o, por el contrario, de manera proactivo se dirige a ti casi con cualquier excusa. En el primer caso, eres tú quien estás manteniendo viva esa historia. Sin embargo, si él también te busca de un modo personal, este signo es un indicativo de que quiere conocerte mejor.

2. Su sonrisa le delata

Si ese chico está loco por ti, no podrá ni tampoco querrá disimularlo. Es decir, su lenguaje corporal hablará por sí mismo. Uno de los signos inequívocos de ilusión sentimental es la eterna sonrisa de quien, estando cerca de la persona que le gusta, se siente feliz y vital. Y esta felicidad interior se refleja a nivel externo en esta expresión facial.

3. Siempre tiene tiempo para ti

Otra señal de que ese chico está interesado en ti es que cuando estáis juntos, no tiene prisa por marcharse. No existe bien más preciado para una persona que su propio tiempo. Por esta razón, si tu galán te dedica sus horas y minutos, aprecia este gesto como un síntoma de correspondencia. Además, si mientras comparte contigo no te habla de su pasado sentimental, puedes estar tranquila: solo quiere disfrutar del presente.

4. Busca el contacto visual

Cuando está contigo, te mira a los ojos ya que este contacto visual es fruto del propio placer que produce la intimidad emocional del deseo. ¡Es una muy buena señal para saber si le gustas! Si una persona está enamorada se recrea en el deleite de contemplar a su alma gemela. ¿A ese chico especial le brillan los ojos cuando te observa como si el tiempo se hubiese detenido a vuestro alrededor?

5. Te hace ver las coincidencias entre vosotros

Si está interesado, buscará el modo de hacerte ver los puntos en común que tenéis. Por ejemplo, si a ambos os encanta el cine, no dudará en buscar conversaciones sobre vuestras películas preferidas y es posible que te proponga ir a ver algún estreno de la cartelera semanal. De hecho, probablemente elija una comedia romántica. Es decir, utilizará estos gustos en común como una buena excusa para acercarte a ti y propiciar un vínculo emocional que surge gradualmente con el tiempo.

Pero si tienes dudas, y todavía estás sin saber si le gustas a ese chico que te interesa, puedes tomar la iniciativa de expresar tus sentimientos y conocer qué siente él por ti. A veces, posponemos esta decisión por miedo a que se rompan nuestras ilusiones. Sin embargo, si estás en esta situación, recuerda que la historia puede tener el final feliz que tanto deseas vivir en tu presente.

Una mujer no disponible emocionalmente siente en muchos momentos que va contracorriente en relación a lo que la sociedad marca como un estereotipo de felicidad. ¿Os sentís identificadas? Estas son algunas situaciones que podéis experimentar si es vuestro caso:

1. Sentir miedo al compromiso

Un temor que puede ser fruto de decepciones sentimentales previas o, simplemente, un deseo interior de no querer compartir la vida con una pareja. Sin embargo, por muy claras que tengáis las cosas en vuestra mente, podéis experimentar cierta tensión emocional cuando en la práctica se produce una situación que rompe con vuestros planes. Por ejemplo, si empezáis a sentir atracción por un chico que os parece interesante.

2. Huir de las situaciones románticas

Una mujer no disponible emocionalmente para el amor sí está muy disponible para la amistad. De hecho, disfruta de sus relaciones personales, le gusta compartir actividades con su grupo de amigos y valora la oportunidad de conocer gente interesante. Sin embargo, si se mezcla con el romance se siente muy incómoda. Esto ocurre, por ejemplo, cuando un amigo os confiesa sus sentimientos más profundos de enamoramiento.

3. Odiar el día de San Valentín y las invitaciones de boda

Las situaciones románticas incomodan especialmente a las mujeres que no están disponibles emocionalmente. Si os identificáis con este punto, entonces seguramente os gustaría saltaros en el calendario el 14 de febrero, así como os disgusta cada vez que recibís una invitación de boda -y pensáis en la pereza de asistir al evento cuando podríais quedaros en casa disfrutando de una peli-.

4. Reprimir los sentimientos

En este tipo de circunstancia personal, también es muy posible que tendáis a silenciar las emociones cuando vuestro corazón comienza a latir de un modo especial por una persona. El intento de reprimir esa ilusión es una forma de querer mantener el control de la situación al sentir que ese flechazo os desborda y os hace salir de vuestra zona de confort. Seguramente os gusta guardar las distancias con los hombres.

5. Dedicar mucho tiempo al trabajo

Valoráis como una gran ventaja no tener pareja, ya que esto os permite concentrar toda la energía en vuestra trayectoria profesional. Podéis entonces poner todos los medios necesarios para evolucionar en vuestra carrera a través de la formación continua. También estáis disponibles a cambiar de ciudad por motivos laborales, sin que el apego a una persona os haga replantearos una buena oportunidad de ascenso. Pero muchas veces os sentís solas y no os atrevéis a aceptarlo, por eso mismo dedicáis tanto tiempo al trabajo.

6. Disfrutar de la soledad

No es realmente un problema, pero es una característica que tienen las mujeres independientes emocionalmente que suele desconcertar a los demás. Disfrutáis con el silencio, ya que os encanta la tranquilidad de vuestro propio mundo -que no se ve contaminado por posibles discusiones de pareja, desengaños amorosos y quebraderos sentimentales-. Gozáis estar en un punto de vuestra vida en el que no os la imagináis de un modo diferente.

Si eres una mujer no disponible emocionalmente es posible que también estés un poco cansada de que tus amigas y tu familia te aconsejen buscar pareja para ser más feliz y evitar esa soledad que imaginan que sientes en tu vida. Lo más probable es que estén equivocados, pero puede que estés predispuesta negativamente a una relación. Una cosa es no necesitarla, y otra muy distinta es huir de cualquier tipo de romance. Piénsalo.

¿Cómo podéis saber cuándo le encantáis a otra persona? ¿Cuál es el lenguaje corporal de un hombre enamorado? El amor no es una ciencia exacta, una ecuación matemática que permite deducir a modo de causa y efecto cuáles son los sentimientos del otro. Sin embargo, sí existen algunos signos generales a los que tenéis que estar atentas si queréis aprender a descifrar este misterio.

¿Cómo saber si está loco por ti? 6 muestras del lenguaje corporal:

Sonrisa permanente

Cuando un hombre está enamorado de ti, notarás cómo sonríe de forma casi automática al encontrarse contigo. Esta expresión facial es un sencillo reflejo de ese bienestar interior que siente al estar cerca. Experimenta sensaciones agradables que le producen esta dicha e ilusión, por lo que es muy feliz en esos instantes gracias a la química corporal. De hecho, incluso si él quisiera, por el motivo que sea, reprimir esos sentimientos, es inmensamente posible que su sonrisa termine por delatar todo aquello que no quiere expresar con palabras, ya que cuerpo y mente interactúan de un modo continuo. ¡No se puede huir de las emociones!

Proximidad física en la distancia corporal

De seguro ya habréis notado una de las mayores pistas del lenguaje corporal de un hombre enamorado: cuando está interesado en ti, se produce una cercanía física al momento de estar juntos. Se siente cómodo al estar cerca, y esa confianza natural se refleja automáticamente, ya que empieza un diálogo íntimo entre dos cuerpos. ¡La química se hace inevitable! De inmediato comenzareis a actuar como imanes.

Brillo en la mirada

De segura muchas veces habéis escuchado referencias a esto en el cine. Cuando un hombre esté ilusionado con vosotras no solo no podrá dejar de miraros, sino que además tendrá un brillo especial al observaros o hablar con vosotras. ¿Lo habéis notado alguna vez?

Cuidado en el vestir

Cuando un hombre quiere gustar y causar una buena impresión, cuidará todos los detalles de su estética y de su apariencia. Empezando por su modo de vestir, ya que la moda es una forma de proyectar una imagen atractiva. Notarás cómo ese chico se arregla especialmente para vuestros encuentros.

Nerviosismo

La seducción produce diferentes sensaciones corporales. Una de ellas es ese nerviosismo clásico propio de la ansiedad que experimenta cualquier enamorado al no saber si el otro está en la misma sintonía. ¿Cómo podéis reparar en esto? De seguro habrá momentos en los que lo notéis un poco tenso.

Cuidado de la postura corporal

Si alguien está interesado en vosotras, su propia postura puede daros mucha información de aquello que siente en lo profundo de su corazón. Por ejemplo, caminará con la espalda recta y mirando al frente, sencillamente, porque quiere proyectar una imagen de mayor atractivo al parecer más alto y seguro de sí mismo.

Estos son los síntomas principales que podéis tener en cuenta para descifrar el lenguaje corporal de un hombre enamorado. El amor masculino no es tan complicado como creéis, si observáis varias de estas características, ¡entonces es un buen síntoma! De seguro quiere conquistaros y compartir más tiempo con vosotras.

Tradicionalmente, la idea era que el matrimonio fuese para toda la vida y -como decían los sacerdotes católicos- “hasta que la muerte os separe”. Lo cierto es que eso hoy en día es solo una quimera: en España, la duración media de los matrimonios es de 15,8 años y estos acaban en divorcio en siete de cada diez casos.

Una nueva forma de plantear las relaciones de pareja, más allá de otras consideraciones, es no hacer un drama de su término. Por eso es que un divorcio feliz puede ser una oportunidad para crecer como ser humano, sin rencores ni enquistarse en batallas judiciales que pueden llevar años y años. Desde hace ya casi una década, en algunos bares de España se ha impuesto con gran éxito la tendencia de celebrar “bienvenidas de solteros”, verdaderas fiestas postseparación, incluso con locales que se especializan en ello.

Antecedentes históricos

Algo que nos puede ayudar a entender por qué antaño el matrimonio se planteaba como meta vital es que hasta hace relativamente poco -1900-, la esperanza de vida al nacer no excedía los 40 años, mientras que ahora en España roza los 83. Por lo tanto, no era tan raro que se mantuviera una sola pareja, con la cual se tenían hijos y se compartía su crianza. Por entonces, la mujer no se había incorporado al mundo laboral en forma masiva, factor que en la actualidad ha supuesto su independencia y empoderamiento.

Muchas veces -y al margen de la legislación del momento- no se daba el paso del divorcio por cuestiones económicas, ya que la mujer separada o viuda quedaba desamparada. No hay que olvidar que hasta 1975 tenía que solicitar autorización al marido para abrir una cuenta corriente en el banco u obtener pasaporte, así como para comprar y vender determinados bienes.

Una ruptura inteligente

Por otra parte, había una poderosa razón para no forzar las separaciones, y era el bien de los hijos. Aunque un matrimonio se la pasara discutiendo, se consideraba importante evitar que la descendencia sufriese vaivenes emocionales o acabase traumatizada. Pero hoy en día, ya sabemos que un divorcio feliz puede ser beneficioso para los niños, siempre y cuando se sepa gestionar de forma civilizada y no se presente al otro como el culpable.

Sin duda, es mejor que dos personas decidan tomar rumbos separados, pero conservando una comunicación respetuosa -y con el cariño de quienes un día se amaron-, que un matrimonio que se agrede constantemente. Y esto es algo que los pequeños y los adolescentes perciben con claridad.

Hay, además, un elemento cada vez más presente en las relaciones, y que tiene que ver con la experiencia de vida de cada quien. Cuando se ha madurado, se tiende a relativizar la importancia de las rupturas y hacerlas menos traumáticas. Sobre todo, no se siente la necesidad de convertir a la otra persona en una suerte de “chivo expiatorio”.

A medida que se crece emocionalmente, es posible apreciar el proceso de ruptura como algo natural y cada vez duele menos. Ver a la ex pareja como alguien con quien se ha compartido un tramo del camino, y no como un traidor que os ha “engañado”, será positivo para vosotros.

Así que, si os encontráis en un proceso de estas características, pensad que -ante todo- éste no es el fin del mundo y que un divorcio feliz se entiende como la finalización de una etapa que os abrirá las puertas a nuevas perspectivas.

Desde que las redes sociales irrumpieron en la vida moderna, la sociedad no volvió a ser la misma. Es tal la importancia que adquirieron estas plataformas, que no poseer una cuenta en Facebook, Twitter o WhatsApp equivale casi a no existir.

Tener un perfil en las comunidades de moda también modificó la forma en que nos relacionamos con el entorno. Mirad nada más algunos ejemplos de la influencia de las redes sociales en la vida personal.

¿Cómo impactan las redes sociales en la vida personal?

1. Permiten mantener los lazos afectivos

Hace algunas décadas, interrumpir el contacto con una persona equivalía a que el vínculo afectivo también se diluyera. La distancia y las obligaciones dejaron en el camino a varias conquistas y amistades. Hoy en día esto es inconcebible, pues las redes sociales os mantienen conectadas con el mundo en todo momento y lugar, trayendo incluso hasta el presente a los amigos de primaria.

2. Son una ventana al mundo

En las redes sociales mostráis quiénes sois, qué hacéis y cuáles son vuestros intereses, pudiendo conversar con personas de distintas latitudes. Además, por medio de plataformas como Facebook o Instagram, podéis mostrar vuestro trabajo, compartir viajes o el piso donde vivís. Internet derribó las fronteras y puso al mundo al alcance de un clic. Ya no hay límites para buscar el amor, hacer amistades y comunicarse.

3. Facilitan la vida

Para las mujeres modernas que sois, las redes sociales son de gran ayuda, puesto que permiten coordinar múltiples tareas a distancia. Aplicaciones como WhatsApp dejan saber cómo están vuestros hijos mientras trabajáis y darles instrucciones para los deberes diarios, al tiempo que os ponéis al corriente de las novedades de vuestras amigas y el trabajo. ¡Son extremadamente útiles!

¿Cómo impactan negativamente?

Pero si bien los beneficios de contar con ellas son indiscutidos, también existen varios contras, como veremos a continuación.

1. Os exponen

El principal impacto de las redes sociales en la vida personal es que desnudan vuestra intimidad ante el mundo. Así, si un día proclamáis amor eterno a vuestras parejas -mientras los contactos de ambos dan likes y corazones-, en un par de meses podéis terminar y todos querrán saber los pormenores. Se sentirán con derecho de opinar en base a lo que publicáis. Incluso, plataformas como Facebook muestran vuestras reacciones hacia determinadas publicaciones, lo que transparenta la actividad mucho más allá de lo deseable.

2. Os hacen sentir miserables

Si habéis tenido dificultades para concretar el sueño de la casa propia, conquistar el amor, tener hijos o conseguir trabajo, no os mejorará el ánimo ver cómo vuestros contactos exhiben imágenes de sus pisos, bodas, bebés y eventos sociales. Esta constante exposición a la desmedida felicidad ajena, exacerba vuestra sensación de fracaso y frustración. Por mucho que os alegréis por los protagonistas de aquellas historias, no podéis evitar comparar vuestra realidad de modo desfavorable.

3. Pueden quitaros vida social

Al permanecer demasiado tiempo pendientes de los móviles, os perdéis de lo que pasa a vuestro alrededor: aquello que os narra la amiga del alma o aquel guapo tío de la mesa contraria que intenta coquetearles. Por eso, ¡desconectarse un rato es totalmente recomendable! No sea que se os pase lo mejor de la vida mientras estáis frente a una fría pantalla.

Como veis, las redes sociales implican grandes ventajas para vuestra vida personal, pero solo si se emplean con moderación. Recordad que existe un mundo muy amplio e interesante más allá de vuestros dispositivos.

La producción musical está llena de hitos que trascendieron a su época. Grandes éxitos que aún hoy continúan en plena vigencia. Y es que la buena música no tiene tiempo ni lugar: es eterna.

Y hablando de clásicos inmortales, algunos de ellos fueron destacados por la revista Rolling Stone como los mejores en la historia de la música. ¿Queréis oír una selección de canciones de antología?

Grandes éxitos musicales de todos los tiempos

1. “Bohemian Rhapsody”, Queen

Imposible no iniciar el listado con una rola que catapultó a la banda británica a la categoría de leyenda. La melodía, compuesta por Freddie Mercury, mezcla diversos estilos musicales en 5 secciones: una introducción a capela, balada en piano, solo de guitarra, ópera y rock pesado, lo que constituyó una verdadera revolución para la época. Además, la buena recepción de su video promocional consagró a los clips como práctica habitual en la industria discográfica.

2. “Another brick in the wall”, Pink Floyd

Es otro de los grandes éxitos musicales de la década del 70s. No existe quien no la haya oído alguna vez, pues se considera un verdadero himno de protesta contra la educación estricta y “en serie”. La rola consta de tres partes; cada una representa algunos traumas de la infancia y la adolescencia, pero es la segunda la más popular, icónica y mundialmente reconocida. Para la grabación, la banda utilizó un coro compuesto por 23 preadolescentes. La presentación se acompañó de un impactante clip promocional.

3. “Imagine”, John Lennon

Esta rola es un auténtico himno a la esperanza, la paz y la hermandad. Escrita e interpretada por el legendario líder de “The Beatles”, fue el sencillo icónico de su carrera como solista y también el más vendido. Su letra es profunda e inspiradora, al invitar a visualizar un mundo sin fronteras, donde no se discrimine según raza, credo o nacionalidad, ni se dé mayor importancia a lo material que a lo espiritual.

4. “Stairway to heaven”, Led Zeppelin

Es considerada una de las mejores canciones de todos los tiempos, y uno de los puntos álgidos de la historia del rock. Escrita por Robert Plant, ha sido una de las rolas más requeridas en las radioemisoras estadounidenses. Alude a una misteriosa mujer que, en su lecho de muerte, recibe de Dios una nueva oportunidad. Esta sublime creación de la banda británica ha resistido el paso del tiempo, aun cuando no estuvo exenta -al igual que otros grandes éxitos- de acusaciones por contener supuestos mensajes ocultos.

5. “Smell like teen spirit”, Nirvana

Potente y enérgica. Se considera un verdadero himno de la llamada “Generación X” y un ícono del grunge. Esta canción de la banda estadounidense “Nirvana” destacó por su indiscutida calidad, revolucionando la escena musical de los 90s. La temprana desaparición de Kurt Cobain, líder de la agrupación, contribuyó a elevarla a la categoría de leyenda, considerándose uno de los grandes éxitos musicales de todos los tiempos. Su aclamado vídeo promocional -verdadera oda a la rebeldía adolescente- fue dirigido por el prestigioso Samuel Bayer.

6. “(I can’t get no) Satisfaction”, The Rolling Stone

No podía faltar en este listado la rola que dio a la popular banda británica su primer número uno en los Estados Unidos. Representa a la perfección la realidad juvenil de los años 60s, identificando a un público atormentado por la frustración general, la desesperanza y el cinismo imperante en la época. Aun cuando despertó cierta polémica, recibió el aplauso cerrado de la crítica especializada.

Y a vosotras, ¿cuáles de estas canciones son las que más os molan?

En el último tiempo ha saltado la polémica por el uso de aceite de palma en determinados productos alimentarios. Cadenas de distribución como el Grupo Auchan, en España, han decidido suprimirlos de su marca propia, y otras como Mercadona ya se lo empezaron a plantear.

Ahora bien, de seguro os preguntáis ¿es realmente el aceite de palma malo para la salud?

¿Qué tan perjudicial es el consumo de aceite de palma?

Antes que todo, es importante señalar que el aceite de palma es el más utilizado del mundo y representa el 40% de la producción de aceites vegetales, por encima de los elaborados con soja, girasol u oliva. Se extrae de una planta de origen africano denominada Elaeis guineensis, pero que hoy se cultiva en varios países de clima tropical (especialmente en Asia).

Se usa cada vez más en la elaboración de alimentos procesados, así como también en la industria cosmética y como materia prima para la fabricación de biodiésel. Aunque ahora se ha puesto en el disparadero, lo cierto es que hace muchos años que se utiliza para elaborar bollería industrial, congelados, pizzas, margarinas, snacks de aperitivo, chocolate, cereales para desayunar, fritos en general, e incluso el pan tostado.

Ahora bien, algunos estudios indican una relación directa entre el consumo prolongado en el tiempo de aceite de palma, y las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares o cáncer. Esto se debe a la presencia del ácido palmítico, que es un ácido graso saturado que contribuye en forma decisiva al aumento de los niveles de colesterol “malo” en la sangre. Ya en el 2003, la Organización Mundial de la Salud alertó sobre su ingesta habitual.

Otro de los perjuicios del uso masivo de este producto está asociado al coste medioambiental que genera, pues en las zonas productoras -como Malasia o Indonesia-, gran parte de los bosques tropicales han sido roturados para cultivar Elaeis guineensis, perjudicando la biodiversidad.

¿Por qué se sigue utilizando?

Si realmente es el aceite de palma malo para la salud, ¿por qué se sigue utilizando en la industria alimentaria? Hay varias razones: la primera es su precio, mucho más económico que los demás aceites de origen vegetal. En segundo lugar, ayuda a conservar mejor y durante mayor cantidad de tiempo los alimentos que lo tienen como componente. Finalmente, hay que indicar que hace que los productos elaborados con él sean untuosos, lo que lo convierte en un sustituto barato de la mantequilla.

A pesar de esto, y sin negar los perjuicios que hemos indicado en el anterior párrafo, también es verdad que se trata de un buen antioxidante y que posee vitaminas A y E.

Pero, ¿es el aceite de palma malo para la salud? Pues ya veis que sí, aunque solamente si se le consume en exceso y como un complemento nutricional cotidiano. La tendencia de las cadenas de distribución es a sustituirlo siempre que les resulte posible y, cuando no, se exige una certificación ecológica.

Por lo tanto, con moderación y a pequeñas cantidades, podéis consumir alimentos que hayan sido elaborados con este producto.

El alto porcentaje de infidelidad que se da entre parejas consolidadas, os tiende a poner un tanto paranoicas. ¿Qué tal si hacéis parte de las estadísticas de mujeres engañadas y ni siquiera os lo imagináis? Sean vuestros temores justificados o no, sentirse objeto de un engaño a cualquiera le viene fatal.

Pero calmaos un instante y deteneros a pensar, ¿realmente tenéis motivos para sospechar de vuestros hombres? Porque chicas, como todo en la vida -y tal como ocurre con vosotras- siempre hay honrosas excepciones. El truco está en tener buen ojo y saber identificarlas.

¿Cómo reconocer a un hombre fiel?

1. La fidelidad está en su código de honor

Hay hombres que poseen una alta escala de valores y la infidelidad les parece algo inaceptable. Estos tíos -tan valiosos como escasos- son muy apegados a sus principios y lo demuestran con cada una de sus acciones. Jamás os engañarán, por razones que van más allá del amor que os profesan: el respeto a sí mismos y a sus convicciones.

2. Es amistoso, pero conserva la distancia

Vamos, que una cosa es ser sociable y otra andar de donjuán por ahí. Un hombre fiel puede estar rodeado de tías e incluso que varias de ellas le tengan ganas. La diferencia es que él siempre marcará la distancia, demostrando claramente que no está interesado, para dar así a su novia el lugar y respeto que le corresponden.

3. Es transparente

Los secretos, por inocuos que parezcan, merman la confianza en la pareja y dan pie a malos entendidos. Por eso, un hombre fiel es transparente como el agua. Descontando que todos tenemos reservas -como la contraseña de Facebook o el correo electrónico- él no os esconderá asuntos importantes, procurando hablar siempre con honestidad incluso respecto a detalles -y aun cuando lo que tenga que decir no os resulte agradable-.

4. Le gusta el  rock

De acuerdo con algunos estudios -y contrario a lo que podríais pensar- a los hombres fieles les mola el rock¡y del más pesado! Por eso, no os preocupéis si vuestro galán es devoto seguidor de Gun’s & Roses o Black Sabbath, incluso si adora vestir de negro y llevar una apariencia descuidada. Es probable que la misma fidelidad que profesa a sus bandas favoritas, os la ofrezca a vosotras.

5. Es seguro de sí

Un hombre seguro de lo que tiene para ofrecer en una relación, no requerirá de andar conquistando mujeres para validarse. Sabe quién es y lo que vale, por lo que escoge una compañera a la altura de lo que él mismo está dispuesto a entregar.

6. Es perseverante

Aquél que es perseverante no se dejará amilanar por los obstáculos, sino que luchará por superarlos. Ninguna relación está exenta de crisis, por lo que esta cualidad será esencial para que él luche por preservar el amor ante toda adversidad, sin sucumbir a la tentación de evadir los problemas con una nueva aventura.

6. Se siente amado y deseado

Una relación sana es la base para quienes creen en la fidelidad y la practican. La mayoría de los que buscan aventuras, lo hacen porque sus necesidades afectivas y sexuales no han sido satisfechas. Por eso, contar con un vínculo sólido y basado en el respeto, será la principal garantía de que en vuestra historia no se inmiscuirán terceros.

Y vosotras, ¿tenéis la suerte de contar con hombres fieles a vuestro lado?

Una ruptura amorosa es un duro golpe emocional para los implicados. Si vosotras habéis pasado por una recientemente, se habrán dado cuenta de que superarla es menudo lío. De hecho, duele tanto como la muerte de un ser querido e implica pasar por las mismas etapas: negación, negociación, ira, depresión y finalmente, aceptación.

Lo que tal vez no imagináis es que en medio de este proceso podéis sufrir diversas dolencias físicas que se originan en la tristeza que estáis experimentando. Y es que claro, la baja en las defensas, junto con el alza en los niveles de adrenalina y cortisol, pueden causar verdaderos estragos en vuestros organismos.

Efectos de una ruptura en la salud

1. Insomnio

Cada vez que pasasteis por situaciones difíciles, seguro habéis experimentado este molesto problema. Los pensamientos no dan tregua a vuestras cabezas y no os dejan dormir, mientras que la ansiedad y adrenalina os mantienen en máxima alerta. Resulta evidente que el insomnio es uno de los más importantes – e inmediatos – efectos de una ruptura. Y es que, ¿cómo podéis descansar si estáis sufriendo tanto?

2. Baja de defensas

Tras una ruptura, es normal que el sistema inmune se vea debilitado. La explicación es que el enorme estrés que os provoca el quiebre, mantiene a vuestro organismo en constante lucha para bombear las hormonas que éste genera. Con tanta energía concentrada en estos menesteres, poco queda para ocuparse de contener a los gérmenes. Por esto, cuando vivís un “duelo emocional”, sois especialmente susceptibles a padecer catarros, gripes y estados febriles, entre otras afecciones.

3. Enfermedades cardiacas

Cuando habéis experimentado un desengaño amoroso, os ha parecido que se rompiera vuestro corazón, ¿no? Pues bien, esta sensación tiene asidero, dado que el incremento en los niveles de adrenalina ocasiona una gran ansiedad, que llevada al límite puede incluso causar infartos al miocardio en los 15 días posteriores al quiebre. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Utah, la relación estrés-salud cardiaca es mucho más fuerte en mujeres que en hombres, con lo que vosotras sois vulnerables ante este tipo de padecimientos.

4. Aumento de peso

Uno de los efectos de la ruptura más comunes y temidos. Se fundamenta en que, frente a la tristeza que estáis experimentando, el cuerpo pide mayores cantidades de azúcares y grasas. La ansiedad, por otra parte, aumenta la frecuencia con que deseáis ingerir alimentos. Y, al consumir mayor cantidad de la que necesitáis, ese excedente se acumula en varias zonas de vuestros cuerpos.

5. Cansancio extremo

La depresión que sobreviene tras un quiebre amoroso es responsable de que nuestra energía esté al mínimo, ya que el cuerpo la utiliza para combatir las hormonas que se liberan por causa del estrés (cortisol y adrenalina). Esto, como veíais en los puntos precedentes, no solo se traduce en una mayor incidencia de catarros y gripes, sino también en un desánimo generalizado, una baja en la movilidad y menor productividad a la hora de hacer ejercicios.

Los efectos de una ruptura pueden llegar a provocar un verdadero terremoto para vuestra salud, no solamente emocional, sino también física. ¿Qué debéis hacer entonces? Pues refugiaros en el apoyo de vuestros amigos o familia, y procurad retomar los hobbies o actividades que más os agradan. Recordad que no hay mal que dure 100 años, ni cuerpo que lo aguante. Poco a poco, volveréis a sentiros felices: solo está en vosotras poner de su parte y ¡querer salir adelante!

Si tenéis una larga relación de pareja, de seguro ya habéis notado cómo ha evolucionado el amor. Aquellas mariposas locas que invadían vuestras tripas dieron paso a un sentimiento más maduro, profundo y consolidado. El compañero pasa a ser una prolongación de vosotras mismas y os cuesta imaginar la vida sin él.

Pero no es sólo el amor el que se transforma, sino también vuestras costumbres. Así es, porque sin pensarlo -ni ser muy conscientes de ello-, habéis adoptado ciertas rutinas, compartiéndolas en la intimidad del hogar, como consecuencia lógica del tiempo que lleváis.

Hábitos de las parejas que llevan muchos años juntos

1. El silencio no es incómodo, ni el diálogo la única forma de comunicarse

Tras haber compartido con el ser amado una cantidad de tiempo considerable, ya no es necesario llenar los silencios con conversaciones banales (como la condición meteorológica). Ahora el silencio es una instancia que podéis compartir con total comodidad, y aún más, ¡lo disfrutáis!

Tampoco necesitáis un amplio preámbulo para comunicaros o plantear los asuntos que os preocupan. Basta una mirada, un gesto o una sonrisa para que el otro sepa qué pasa por vuestra mente. Llegar a este nivel de complicidad, es un delicioso logro de la vida en pareja.

2. La apariencia es importante ¡pero no estresante!

Obviamente, siempre querréis lucir guapas para vuestros galanes, pero también hay ocasiones en que os podéis dar ciertas licencias: llevar vuestro chándal favorito, andar por la casa sin maquillaje, o qué él pase varios días sin afeitarse. Las parejas que llevan muchos años juntos tienen la suficiente confianza como para regalarse un día de comodidad, sin por ello sacrificar la seducción constante. Después de todo, ya os conocéis en las más diversas facetas y sabéis que basta con una sonrisa – o cierto tono de voz – para que las cosas se pongan sensuales.

3. El placer de acabar con los granos

Debéis reconocer que explotar granos ¡os encanta! y ¿qué mejor que hacerlo si surcan la piel del ser amado? Sois expertas en detectar nuevas imperfecciones en el rostro y -especialmente- en la espalda. Por supuesto, no os quedáis en la observación y tomáis cartas en el asunto, apretando el grano hasta que éste se elimina. Sobra decir que no es un hábito solo femenino, y ellos también adoran matar el tiempo en esta curiosa afición.

4. Uno solo ordena por los dos

Tras compartir varios años de amor, ya os conocéis de sobra como para saber que os gusta. Por eso, es habitual que no perdáis el tiempo en preguntaros qué vais a ordenar a la hora de comer, y cuando el mesero os consulta, es uno quien toma la delantera automáticamente. ¡Y suele ser bastante acertado en el pedido! (Ojo, que lo mismo ocurre al ir al cine y seleccionar la película que veréis).

5. Conocéis vuestros procesos biológicos

Con la confianza desatada, las parejas felices que llevan muchos años juntos no guardan secretos entre sí, por mucho que éstos tengan que ver con la propia biología. Por eso, no es de extrañar que en parejas que llevan muchos años juntos, ellos sepan cuándo tenéis vuestro periodo, qué toallitas femeninas compráis o cómo combatir los cólicos menstruales. También es habitual que sepáis si la pareja ha sufrido una indigestión, cuáles son sus síntomas y qué tratamiento darles.

Y vosotras, ¿qué otros hábitos habéis detectado en quienes llevan años bajo el encanto del amor?

1 2 3 4 5 11