El aceite de almendras es uno de los básicos para la hidratación, la nutrición y el cuidado de nuestra piel. Sus múltiples propiedades antioxidantes y su alto contenido en vitaminas son los mejores coadyuvantes de la regeneración e hidratación cutáneas y prevención de las enfermedades relacionadas con su carencia. Su uso se remonta a hace siglos, forma parte de la medicina tradicional china y, actualmente, puedes encontrarlo en numerosos cosméticos o de forma natural. Te contamos todo lo que puede hacer por tu piel el aceite de almendras.

Cuida tu piel con aceite de almendras

El aceite de almendras es rico en vitaminas A, B, E y K; y en nutrientes esenciales y grasas monoinsaturadas, como omega 3 y omega 6. Es, por tanto, un ingrediente con una enorme versatilidad y larga lista de propiedades beneficiosas para nuestra piel. Te mostramos cuáles son para que puedas beneficiarte al máximo de este producto natural.

– Una de las principales propiedades del aceite de almendras es su poder hidratante. Protege la piel frente a la pérdida de agua, ya que, si lo aplicas directamente tu piel, lo absorbe inmediatamente. Esto hará que esta esté mucho más suave y protegida de las agresiones externas, como el aire, frío o sol.

– El elevado contenido en zinc lo convierte en un poderoso antiinflamatorio. Contribuye, además, a mitigar las irritaciones, las alergias cutáneas, el picor o el escozor y eliminar las antiestéticas ojeras.

– Su alto contenido en aminoácidos y proteínas y la vitamina E ayudan a mejorar la elasticidad de la piel, suavizarla y aumentar la producción de colágeno. Esto ayuda a prevenir la aparición de arrugas, estrías y otros signos de envejecimiento.

– Sus propiedades de absorción nos permiten una correcta oxigenación de la piel, lo que evita la aparición de acné.

– Es uno de los mejores remedios naturales para unificar el tono de la piel. Esto adquiere más importancia en verano, ya que, muchas veces, no practicamos una correcta exposición solar.

El aceite de almendras no solo es un excelente cosmético natural para la piel, sino también para tratar los cabellos dañados y las uñas estropeadas.

¿Cómo aplicar el aceite de almendras?

El momento más indicado para aplicar aceite de almendras es inmediatamente después de la ducha, ya que los poros están abiertos y permiten una penetración más profunda del producto. Si lo haces por la noche, mucho mejor. En este momento del día el cuerpo está menos expuesto a agresiones, contaminantes y suciedad y puede aprovechar mucho mejor los efectos del aceite de almendras.

A la hora de aplicarlo, puedes hacerlo directamente sobre la piel con ligeros masajes o mediante unas gotas en tus cosméticos. Otra opción es comprar aquellos que la contengan en su composición.

 

About Author