Todo acto social exige unas reglas y normas en las que se basa el comportamiento y comunicación con los demás; nuestra forma de interactuar en función de unas convenciones que expresan externamente nuestra pertenencia al grupo, la aceptación de los miembros del mismo como iguales y nuestro interés en ser aceptados por él.

Esto, que se denomina protocolo, supone que el no seguir las reglas que rigen en el grupo nos marcará como inadecuados, dificultando nuestra aceptación, integración, participación y reconocimiento en el mismo.

Aunque existen numerosas normas de protocolo, la primera cosa que debes tener en cuenta, cuando te invitan a una fiesta es que tu aspecto exterior sea el adecuado para cada ocasión, ya que este será el que transmita tu imagen y proyecte las primeras sensaciones sobre ti al grupo que te rodea.

Este aspecto va a depender tanto del tipo de evento o fiesta al que estés invitada como, de una forma esencial, del momento del día en que se realice; no siendo lo mismo el que el evento tenga lugar de mañana, de tarde o de noche y requiriendo, de esta forma, una presencia diferente para cada ocasión.

Hoy, queremos hablarte del protocolo en las fiestas de día

Lo primero que has de tener en cuenta es que aquello que elijas se ajuste a tu estilo. Una cuestión fundamental es que te sientas cómoda y guapa, ya que tu expresión y forma de desenvolverte han de transmitir confianza y seguridad en ti misma, naturalidad y felicidad.

Una fiesta de día pide, necesariamente, un traje corto que podrá ser de falda o pantalón. El traje podrá ser escotado, pero con la espalda cubierta.

Si optamos por la falda hasta la rodilla, se puede sustituir la chaqueta por un mantón o chal, siempre y cuando el conjunto sea escotado, eso sí, siempre con un escote discreto.

Estos conjuntos admitirán combinaciones de colores entre las partes y también les van muy bien los estampados y bordados en color.

Es importante fijarse en si existe un protocolo concreto para invitados o si el evento así lo pide por los usos y costumbres.

Calzado y complementos

El calzado ha de ser cómodo, preferiblemente de piel, admitiéndose desde un tacón mediano hasta el zapato plano.

Los bolsos pueden ser pequeños o medianos, pero sencillos y sin grandes adornos.

Los tocados, canotiers o pamelas son, así mismo, muy adecuados en estas fiestas de mañana, suponiendo un elemento elegante e ideal para el conjunto.

Una cosa importante es elegir joyas o bisutería de calidad, pero sin excesos ni sobrecargas excesivas. Algo natural, discreto y elegante.

Con estos consejos estamos convencidos de que serás una invitada modelo; solo te falta un sencillo maquillaje y ¡a volar!